José Smith y William Miller

Resultado de imagen de william miller y el gran chasco

Cuando estaba preparando al artículo anterior sobre el Arco Iris, descubrí unas palabras del Profeta José Smith sobre William Miller que me resultaron muy interesantes.

Básicamente, tanto José Smith como William Miller son figuras importantes en el mundo religioso de Estados Unidos, y por extensión de todo el mundo, en el siglo XIX, y durante mucho tiempo estuve pensando si habría algún comentario del Profeta José al respecto, ya que fueron contemporáneos y tuvieron que conocerse, por lo menos en sus ideas y enseñanzas.

José Smith es el Profeta de la Restauración y primer Presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, nuestro querido y reconocido primer profeta de esta época, mientras que William Miller fue un predicador Bautista que en los años 1830 a 1844 estudió la Biblia y creyó descubrir una profecías escondidas en ella, que, bien interpretadas, facilitarían la fecha de la Segunda Venida de Cristo.

Como podrán ver extensamente en su biografía que he copiado al final de la Wikipedia, creó un gran revuelo espiritual en su época y sobre todo, por el fracaso de sus predicciones, aunque él siempre reconoció que debía haber algún fallo en los cálculos, pero que los datos eran seguros y fiables.

Aunque murió sin poder comprobarlo, sus enseñanzas perduraron, con alguna modificación y justificación al respecto, en dos grandes grupos religiosos que hoy conocemos y son, como nosotros, de pequeño numero pero de buena influencia en la cristiandad, hablamos de los Adventistas del Séptimo Día y de los Testigos de Jehová, ambos herederos de las tesis de Miller.

Miller puso una fecha para la Segunda Venida de Cristo, que luego se modificó unos meses cuando no se cumplió, aunque ésta última también fue un fracaso.

Veamos lo que dijo el profeta José, unos días antes de la primera fecha y veamos los resultados de ambas predicciones.




He preguntado al Señor acerca de su venida, y mientras preguntaba, el Señor me dió una señal, y dijo: "En los días de Noé puse un arco en los cielos como señal de que en cualquier año que se viera el arco, el Señor no vendría, sino que habría siembra y siega durante ese año; mas cuando viereis retirar el arco, será por señal de que habrá hambre, pestilencia y grande aflicción entre las naciones, y que la venida del Mesías no está muy lejos."

Pero voy a tomar sobre mí la responsabilidad de profetizar en el nombre del Señor, que Cristo no vendrá este año, como el hermano Miller ha profetizado, porque hemos visto el arco.

Y también profetizo, en el nombre del Señor, que Cristo no vendrá en cuarenta años; y si Dios alguna vez ha hablado por mi boca, digo que Cristo no vendrá para ese tiempo.

Hermanos, cuando lleguéis a casa, escribid esto para que no se olvide. Jesucristo jamás reveló a ningún hombre el tiempo preciso en que El iba a venir. Id y leed las Escrituras, y veréis que no hay nada que especifique la hora exacta en que ha de venir; y todos los que dicen lo contrario son maestros falsos. Hay algunas cosas importantes concernientes al oficio del Mesías en la organización del mundo, sobre las cuales hablaré más adelante. El Dios Omnipotente os bendiga y derrame su Espíritu sobre vosotros, es la oración de vuestro indigno siervo. Amén. —D.H.C. 6:249-254. (Mar. 10 de 1844.)



Interesante descubrir algunas cosas en estas breves palabras, primero el respeto con que trata a Miller llamándolo hermano, aunque no sea de su credo, lo trata con respeto y consideración, cosa que no suelen hacer muchos otros cristianos con nosotros o con otros grupos cristianos.

Segundo, que frente a tanto erudito y teólogo de la Biblia que cree que puede 'descubrir' secretos en ella que nadie más sabe y que, penosamente, el tiempo deja en evidencia, el Profeta José, supongo que inquieto por el revuelo que se había montado en su época, no buscó confrontación, ni realizó estudio alguno, sino que preguntó al Señor sobre el tema, eso hermanos y hermanas, es la clave de todo, preguntar a Dios y buscar sabiduría de la fuente original, de Nuestro Padre.

Tercero, que recibiendo revelación del Señor, pudo afirmar categóricamente que Cristo no vendría en la fecha indicada por el hermano Miller y ni siquiera lo haría en los siguientes cuarenta años, cosa que todos hemos podido comprobar.

De todo ello, podemos deducir, una vez más sin ningún género de dudas, que José Smith fue un profeta verdadero de Dios y que ésta, junto con otras muchas profecías que hizo en su vida, se cumplieron, demostrando con pruebas, su misión divina.

Les dejo con la biografía y datos completos.






William Miller.jpg




William Miller (predicador)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
William Miller
Información personal
Nacimiento15 de febrero de 1782 Ver y modificar los datos en Wikidata
Pittsfield, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento20 de diciembre de 1849 Ver y modificar los datos en Wikidata (67 años)
Hampton, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEstadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónTeólogo Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]
William Miller (1782-1849) fue un predicador laico bautista, militar, campesino y jefe cívico local en Low Hampton, en el este de Nueva York. Estudiante de la historia y la profecía bíblica, a partir de sus estudios comenzó a predicar en 1831 el inminente segundo advenimiento de Cristo.
Es considerado como el fundador del Movimiento Adventista (también conocido como Movimiento Millerista), de los años 1830 y 1840 en Norteamérica. Entre sus descendientes espirituales directos existen varias denominaciones, incluyendo la Iglesia Adventista del Séptimo Día, la Iglesia de Dios (Séptimo día) y movimientos posteriores que se fundaron con la inspiración directa del énfasis de Miller en la profecía bíblica, incluyendo el Movimiento de Estudiantes de la Biblia (Testigos de Jehová).

**//**

Visión religiosa


Casa de Miller en N.Y.


Después de la guerra, y siguiendo a su liberación del ejército el 18 de junio de 1815, Miller regresó a Poultney. Sin embargo, poco después de su retorno, se mudó con su familia de regreso a Low Hampton, en donde compraron una granja[9]​ (ahora un sitio histórico poseído y administrado por El Ministerio de la Herencia del Adventista). A través de este período, Miller estuvo profundamente preocupado por la pregunta de la muerte y la vida después de la muerte. Esta reflexión sobre su propia mortalidad siguió a las recientes muertes de su padre y su hermana; y su experiencia como soldado en la guerra. Miller aparentemente sentía que solo había dos opciones posibles después de la muerte: la aniquilación o la rendición de cuentas; con ninguna de las dos se sentía cómodo.
Pronto después de su retorno a Low Hampton, Miller tomó medidas tentativas hacia la recuperación de su fe Bautista. Al principio procuró combinar ambas, exponer públicamente su Deísmo mientras que simultáneamente asistía a la iglesia Bautista local. Su asistencia se tornó en participación cuando le pidieron leer el sermón del día durante una de las frecuentes ausencias del ministro local. Su participación se convirtió en comisión un domingo, cuando estaba leyendo un sermón sobre los deberes de los padres y fue elogiado con emoción.[10]​ Miller registró la experiencia: "Repentinamente el carácter de un salvador fue vívidamente grabado en mi mente. Parecía que podía haber un Ser tan bueno y compasivo como para sacrificarse a sí mismo por nuestras faltas, y de tal modo salvarnos de sufrir la pena del pecado. Inmediatamente sentí cuan amoroso semejante "Ser" debería ser; e imaginé que yo podría arrojarme a los brazos de Él, y confiar en la misericordia de Él, un Ser tan Único".[11]
Después de su conversión, Miller fue pronto confrontado por sus amigos deistas para justificar su renovada fe. Él lo hizo examinando la biblia detalladamente, declarando a uno de sus amigos: "Si me diera tiempo, yo armonizaría todas las contradicciones aparentes para mi satisfacción, o seré aún un deista."[12]​ Miller comenzó con Génesis 1:1, estudiando cada verso y sin avanzar hasta que sentía que el significado estaba claro. De esta forma se convenció primeramente, que el Postmilenarismo no era bíblico; y en segunda, que la Segunda Venida de Cristo estaba revelada en la Profecía de la biblia.
Basando su creencia principalmente en Daniel 8:14: "Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado", y usando un principio interpretativo conocido como el "Principio de día-año"; Miller concluyó que la purificación del santuario (Templo de Jerusalén) representaba la purificación de la tierra por fuego en la Segunda Venida de Cristo. Para Miller y otros usuarios de este principio, un día en la profecía debería ser leída como un periodo de un año (365 días). Además, Miller estaba convencido que el período de 2.300 días había comenzado en 457 a.c. con el Decreto para reconstruir Jerusalén de Artajerjes I de Persia. Cálculos simples revelaron que este período terminaba en el año 1843 y por lo tanto, en esa fecha, ocurriría el regreso de Cristo. Miller escribió: "Llegué entonces a la solemne conclusión, que en cerca de veinticinco años a partir de esa fecha (1818), todos los asuntos de nuestro estado actual, se colapsarían".[13]
Aunque Miller estaba convencido de sus cálculos en 1818, continuó con sus estudios en privado hasta 1823 para asegurarse de la autenticidad de sus interpretaciones. En septiembre de 1822, Miller plasmó formalmente sus conclusiones en un documento de 20 puntos, incluido el artículo 15: "Yo creo que la segunda venida de Jesucristo está cerca, casi en puerta, aún dentro de veinte años, o antes de 1843".[14]​ Sin embargo, Miller continuó sin leerlo públicamente hasta el primer domingo de agosto de 1831 en el pueblo de Dresden.[15]
En 1832 entregó una serie de dieciséis artículos al Telégrafo de Vermont (Vermont Telegraph, una publicación Bautista). El primero de estos fue publicado el 15 de mayo, a lo que Miller comenta sobre la respuesta del público: "Comencé a ser inundado con cartas preguntándome sobre mis opiniones, y visitantes se reunieron conmigo para conversar del tema".[12]​ En 1834, incapaz de cumplir con muchas de las peticiones urgentes y con invitaciones para viajar y predicar que había recibido, Miller publica una sinopsis de sus enseñanzas en un escrito de 64 páginas con el título de: Evidencia de las Escrituras y la Historia sobre la Segunda Venida de Crísto, cerca del año 1843: Exhibido en un Curso de Conferencias (Evidence from Scripture and History of the Second Coming of Christ, about the Year 1843: Exhibited in a Course of Lectures).

**//**

Millerismo


Cartel profético Millerista sobre las profecías de Daniel y Revelaciones del año 1843.


Desde 1840 en adelante, el Millerismo se transformó de un "movimiento regional oscuro, a una campaña nacional". La figura clave en esta transformación fue Joshua Vaughan Himes, pastor de la capilla de la calle Chardon en Boston y un experimentado editor. A pesar de que Himes no aceptó completamente las ideas de Miller hasta 1842, estableció el periódico quincenal Señales de los tiempos el 28 de febrero de 1840, para publicarlas.[11]
A pesar de la urgencia de sus partidarios, Miller nunca fijó una fecha exacta para la Segunda Venida. Sin embargo, en respuesta a sus peticiones, redujo el período a algún día dentro del calendario Hebreo comenzando en el año gregoriano de 1843, registrando: "Mis principios en breve, son, que Jesucristo vendrá otra vez a esta tierra, limpiará, purificará, y tomará posesión del mismo, con todos los santos, en algún momento entre el 21 de marzo de 1843 y el 21 de marzo de 1844.[16]
El 21 de marzo de 1844 pasó sin incidentes, algunas discusiones y estudios posteriores resultaron en la pronta adopción de una nueva fecha: 18 de abril de 1844, basado en la interpretación caraísta del Calendario hebreo (opuesta al calendario rabínico).[17]​ Como en la fecha pasada, el 18 de abril pasó sin el retorno de Cristo. Miller respondió públicamente, escribiendo: "Confieso mi error y reconozco mi decepción; pero aún creo que el día del Señor está cerca, casi a la puerta".[18]
En agosto de 1844 en un campamento de reunión en Exeter, Nuevo Hampshire, Samuel S. Snow presentó un mensaje que llegó a ser conocido como el mensaje de los siete meses o el verdadero grito de medianoche. En una discusión basada en tipología escritural, Snow presentó su conclusión (aún basada en la profecía de los 2300 días de Daniel 8:14), que Cristo regresaría el décimo día del séptimo mes del presente año 1844.[19]​ Otra vez usando el calendario de los judíos caraístas, el día fue determinado como el 22 de octubre de 1844.

El Gran Chasco

El 22 de octubre y el amanecer del 23 de octubre, se convirtieron en la gran decepción de los Milleristas. Hiram Edson registró que "Nuestras más profundas esperanzas y expectativas fueron destrozadas, y un espíritu de angustia vino sobre nosotros como nunca antes había experimentado... lloramos y lloramos hasta el atardecer."[20]​ Después del Gran Chasco muchos Milleristas simplemente renunciaron a sus creencias. Algunos no lo hicieron y proliferaron puntos de vista y explicaciones. Miller inicialmente parecía creer que la Segunda Venida de Cristo aún iba a tener lugar, que "el año de expectativa estaba de acuerdo a la profecía; pero... que debía de haber algún error en la cronología de la Biblia, que provenía de algún error humano, que podría haber desechado alguna fecha y que esto de alguna forma contará para la discrepancia."[21]​ Miller nunca renunció a su creencia en la Segunda Venida de Cristo. Murió el 20 de diciembre de 1849, aún convencido que la Segunda Venida era inminente. Miller fue enterrado cerca de su casa en Low Hampton, Nueva York. Su casa está registrada como Lugar Histórico Nacional de los Estados Unidos y es preservada como museo: Casa de William Miller.
Después de octubre de 1844, donde ocurrió el llamado "gran chasco", el movimiento se dividió en varios grupos. Algunos volvieron a sus iglesias anteriores. Otros continuaron buscando fechas para el cumplimento de la profecía. Otros buscaron una explicación acerca del porqué Cristo no había venido, pues estaban seguros de que los cálculos de Miller eran correctos, y que la Biblia no se equivocaba. Como resultado de sus estudios, llegaron a la conclusión de que el error de Miller no había estado en la fecha, sino en el evento que ocurriría al finalizar la profecía. Miller y sus seguidores habían interpretado el texto de Daniel 8:14 "... y luego el santuario será purificado", y como una referencia a la purificación de la tierra en el momento de la Segunda Venida de Cristo, pero al estudiar más profundamente la epístola a los Hebreos pudieron comprender que la obra del Santuario que Dios mandó realizar por el Sumo Sacerdote en el desierto era llevada a cabo por Cristo en el cielo, y por lo tanto la profecía debía referirse a la obra de Cristo en el Santuario celestial y no a la purificación de la tierra. En el santuario del desierto, una vez al año el sacerdote entraba en el Lugar Santísimo para purificar el santuario terrenal con la sangre del cordero sacrificado. Asimismo Cristo debía entrar en el Lugar Santísimo del cielo. Al estudiar la obra y la construcción del santuario terrenal se pudo encontrar que este había sido mostrado a Moisés en visión en el monte (Éx 25:40; 26:30 y 27:8); por tanto, si tenía el mismo modelo que el Santuario celestial, Cristo estaba pasando al Lugar Santísimo del cielo, y estaba llevando a cabo el Juicio que realizaba el sumo sacerdote. Lo que había ocurrido en 1844 era el comienzo del juicio, y no la Segunda Venida, ya que nadie sabe el día y la hora del regreso de Jesús (Mateo 24:36). De este grupo surgió lo que hoy es la Iglesia Adventista del Séptimo Día.







11 comentarios:

  1. Ahhh...ya, wikipedia...la enciclopedia libre...que se pone lo uno quiera...ahhh ya,....vale.

    ResponderEliminar
  2. hOmbre la wiki es sencilla pero fiable, si quieres corregir o indicar algo, eres libre de comentarlo
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acusaciones de plagio:Cuándo José smit,tan pronto como publico el libro de mormón en 1830,empezaron a surgir cuestionamiento de su autenticidad, numeroso lectores notaron que varias parte del libro era citas textuales de partes de la biblia, de hecho se ha detectado 27.000 palabras y frases tomadas de la biblia king James versión 1601(rey san jacobo, versión),la versión de la biblia mas difundida en habla inglesa. Wikipedia véase libro de mormón. Cierto o falso??? Pregunto.

      Eliminar
    2. Otra critica conocida y sin sostén, puesto que cada cita que coincide con la Biblia se cita explícitamente, como en cualquier traducción, y el hecho de que coincida con la versión King James es lógico, porque es una practica habitual de cualquier traductor, al citar una parte ya traducida, se pone la versión original y no la traducción propia, esto tiene un nombre, aunque yo no lo conozco, pero es lo habitual....

      Eliminar
    3. Si el libro del mormon es la palabra De Dios...¿porque contiene los mismos errores de la traducción de King James versión?. Si era un profeta verdadero De Dios...¿Como se equivocó al traducir mal si estaba guiado por Dios?. No lo entiendo amigo.

      Eliminar
  3. Por cierto, y el resto del Libro de Mormón que no es cita de la Biblia, ¿no le parece maravilloso?, porque lo es.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Esto es lo que dice la wikipedia, como acaba de decir usted, que es conocida y sin sostén la afirmación que se hace sobre el libro mormon. Demuestra entonces que uno NO puede coger lo que quiera de la wiki, porque es una inciclopedia LIBRE. Para afirmar algo, hay que utilizar fuentes más fidedignas y de reputada confianza, hay que asegurarse de lo que uno dice, con hechos históricos fehacientes y demostrados. Saludos, para usted y todos los mormones de este blog.

    ResponderEliminar
  5. Yo no escojo, solo expongo lo que dice, si hay algo erróneo puede libremente corregirlo y comentarlo, no tengo ningún interés en ocultar o tergiversar nada.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal hermano Saludos de México. Es un asu to delicado que probablemente nunca lleguemos a un acuerdo. Tengo familia mormona política y e recibido estudios y Cómo dice la escritura escudriñar las. Y antes de todo la oración para que dios nos de entendimiento y por más que leí la cita donde ustedes sustentan el libro del mormon no habla sobre el Li ro del mormon si no de las tribus de Israel, en aquellos tiempos nunca habla de otro lugar xq los nom fa directamente, te invito a estudiar o preguntar a tus ancianos la cita o las citas en los que se sustenta en la biblia el lo ro del mormon. En cuanto al arcoiris sino has estudiado la escritura ahí esta la señal en el cielo de que aun viene y no a llegado y como seria su venida en apocalipsis. Pero claro te pido que habrás tu corazón a Jesús y que derrame entendimiento por medio del espíritu santo. Y si no puedes, no hos preocupes elen g. W. Dice que aún dentro de las demás iglesia llamese católicas o otros saldrán hombres que agraden a dios y los reclamara suyos xq Jesús dijo. Bienaventurado el que nunca
      supo xq el entrará en el reino de los cielos. Saludos

      Eliminar
    2. Gracias hermano, respeto su opinion y espero que Dios nos inspire a reconocer la verdad y distinguirla de las opiniones de los hombres.
      Saludos

      Eliminar

Cualquier comentario es bien recibido si se hace con respeto y educacion. Los comentarios que no cumplan estas sencillas normas seran borrados.