COMPARTIR EL TESTIMONIO DE CRISTO

    Espero que todos hayáis pasado unas fiestas felices y que disfrutéis de  las que aun quedan por llegar. Abundando en el tema de compartir lo mejor de nosotros, os invito a que lo hagais y quiero expresar la importancia de ello.
A veces no creemos que una simple declaración de fe o el relato de una experiencia espiritual pueda tener valor, pero os garantizo que cada testimonio que damos, puede llegar al corazón de las personas y fortalecer su fe en Cristo. Tal como lo expresó el profeta Alma,

El poder de un testimonio, 


19  E hizo esto para poder salir él mismo entre los de su pueblo, o sea, entre el pueblo de Nefi, a fin de predicarles la palabra de Dios para despertar en ellos el recuerdo de sus deberes, y para abatir, por medio de la palabra de Dios, todo el orgullo y las artimañas, y todas las contenciones que había entre su pueblo, porque no vio otra manera de rescatarlos sino con la fuerza de un testimonio puro en contra de ellos.

   Yo creo, como Alma, que un TESTIMONIO PURO, es muy poderoso, que puede rescatarnos de todo dolor, toda impureza, todo desanimo, toda ligadura... por qué?, porque el testimonio que tenemos es lo mas próximo a la divinidad, y si compartimos la divinidad, esto nos acerca más a Cristo y al Padre, por lo tanto tiene poder.

   Podemos pensar algunas cosas al respecto....

¿Qué es un testimonio?

  D. y C. 6

22  De cierto, de cierto te digo: Si deseas más testimonio, piensa en la noche en que me imploraste en tu corazón, a fin de saber tocante a la verdad de estas cosas.
 23  ¿No hablé paz a tu mente en cuanto al asunto? ¿Qué mayor testimonio puedes tener que de Dios?
 24  Y ahora bien, he aquí, ahora has recibido un testimonio; porque si te he declarado cosas que ningún hombre conoce, ¿no has recibido un testimonio?
y en Apocalipsis

19:10 Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

Un testimonio es un conocimiento personal y puro, revelado por Dios, de su existencia y amor por nosotros y un conocimiento de su voluntad, por lo tanto es sagrado y hay que evitar 'vanas palabrerías' sino expresar con sencillez lo que vimos, oímos o sentimos directamente de Dios.

¿Por qué compartir el testimonio?


Apocalipsis 1

 .....su siervo Juan, 
1:2 que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. 


Juan

1:6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.
1:7 Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. 
1:8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. 


y  

19:35 Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis. 

Lucas


21:13 Y esto os será ocasión para dar testimonio. 


Porque es un deber y privilegio sagrado, testificar aquello de lo que sabemos con certeza, para fortalecer la fe de los que nos oyen, aprovechando la ocasión que Dios nos ofrecerá para edificar a otros, el testimonio lo recibimos para compartirlo, y entonces nos podemos preguntar,

¿Para qué compartirlo?

2 Timoteo

1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 
1:8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, 


y

Juan 4

4:28 Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: 
4:29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? 
4:30 Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él. 


4:39 Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. 
4:40 Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días. 
4:41 Y creyeron muchos más por la palabra de él,
4:42 y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.



   Me encanta esta historia, la mujer samaritana cree en Cristo y corre para compartirlo con sus paisanos, éstos creen en ella y luego creen en Cristo, lo que nos enseña que un testimonio ayuda a otro testimonio, la luz atrae a la luz, la fe atrae a la fe.... Hermanos y hermanas, compartamos este hermoso conocimiento que tenemos de Dios.... OS INVITO, a que lo hagáis en los comentarios, que expreséis vuestro amor por Cristo y por su obra y que seáis valientes en expresar todo lo que sentís. Si no tenéis suficiente espacio en los comentarios, podéis enviarme un correo y lo publicaré en una entrada aparte, con o sin nombre, como cada uno quiera, para que así inundemos la Tierra con el Testimonio de Cristo

Que Dios os bendiga a todos.


mormondefender4biblia@gmail.com






MI TESTIMONIO COMO CRISTIANO MORMON

Felices Fiestas a todos/as,

    Como estamos en estas fechas tan especiales, he querido poner en practica un principio que aprendí en una clase de seminario cuando era adolescente... ¡sí, aún me acuerdo¡, que decía algo así como, 'el único presente, es una parte de ti mismo', así es que quisiera compartir con vosotros, lo mas importante de mi vida, y es mi testimonio de Jesucristo y de su Iglesia restaurada, y para ello contaré algo de mi historia.

   Nací en Valencia a principios de los sesenta, y siendo criado en una familia muy buena, pero nada religiosa, por lo tanto  nunca conocí nada de religión, mas que las tradiciones que seguíamos todos en aquella época.
En el verano de 1976 unas chicas llegaron a casa de mi hermana, que por aquel entonces estaba casada y tenía dos hijos,  y que según me relató, ellas eran muy especiales, le hablaban de una nueva religión y dijo que eran diferentes, que tenían algo muy especial, pero que aun no sabía qué era, literalmente me dijo ' o son ángeles o son demonios'. Yo que por aquel entonces no tenia ningún interés en la religión y que con mis escasos estudios de graduado escolar recién conseguido, ya creía en que Dios no existía y que la ciencia podía explicar perfectamente todo, le dije a mi hermana, ' tranquila, que el próximo día que vayan a tu casa, yo voy y te digo lo que son', jajaja. qué atrevida es la ignorancia ¡

   Conocí a tres misioneras de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y empecé a escuchar su mensaje, era original y diferente a todo lo que había escuchado antes, aunque repito, mi educación religiosa era escasa, por no decir nula, pero sí pude percibir lo que decía mi hermana, que tenían un espíritu especial, que hablaban 'cómo quien tiene autoridad' y que nunca me empujaron a creer lo que me enseñaban, sino a orar a Dios y preguntarle si las cosas que me enseñaban eran verdaderas o no.

Mateo
7:28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina;
7:29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.

   Comencé a asistir a la Iglesia en Valencia, que era un sencillo piso, en la calle Convento de San Francisco, junto al Ayuntamiento,  donde apenas cabían unas cincuenta o sesenta personas... ya que apenas hacia tres años que los primeros misioneros llegaron a la ciudad.  Desde el primer momento me sentí como en casa, comprendía y aceptaba la doctrina, de alguna forma sabía que era cierto todo. Es como cuando te explican algo que ya sabes, aunque parece que lo hubieses olvidado; podía creer, y quería creer, pero siempre he sido de naturaleza rebelde e inquisitiva, y aunque me gustaba y comprendía todo, no sabía si era verdad o no, así es que casi comencé a vivir los principios y mandamientos de Dios sin haberme unido a la Iglesia. Las misioneras me pusieron la meta de bautizarme cuando supiera por mi mismo, pero pasaban las semanas y todo seguía igual. Era como ir a un sitio que te gusta, estar cómodo, pero no decidir comprometerme, porque a pesar de mi juventud, tenia claro que no me bautizaría sino sabía por mi mismo que era verdadero.

   Así pasando el tiempo y cómo uno mas de los retrasos de mi compromiso, les dije a las misioneras que para mi cumpleaños a primeros de diciembre me gustaría bautizarme, si tenia un testimonio, porque como nunca había creído en nada, no tenía ningún tipo de fe.
   Entonces decidí que si me había comprometido en saber para mi cumpleaños, debía de tener un testimonio para entonces, y me propuse en serio, leer y orar al respecto, y lo hice. Empecé a leer y orar con toda la fe de un jovencito de catorce años,  y una noche, mientras estaba leyendo en el Libro de Mormón, supe, por mí mismo, y sin ningún género de dudas, que Dios es mi Padre, que Jesucristo es mi Salvador y que ésta era su Iglesia restaurada por El mismo en estos últimos días. Es difícil expresar lo que sentí, sentí luz, gozo y paz, un conocimiento puro invadió mi mente y una alegría indescriptible y una paz inconmensurable invadió mi pecho, y supe, sin ninguna duda, que era el Espíritu Santo que me testificaba; quizás la mejor explicación está en el Evangelio de San Juan

14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 
14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. 

y Gálatas

5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 
5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 

   En ese momento deseé ser bautizado y lo hice en una fría y lluviosa tarde de otoño de principios de diciembre, en una agua fría, en una pileta de plástico, en un pequeño piso de Valencia;  entré en las aguas bautismales y recibí a Jesucristo como mi Salvador, por medio de un poseedor del verdadero Sacerdocio de Dios, y después fui confirmado por Imposición de Manos y recibí el don del Espíritu Santo y desde entonces ya nunca mas he estado solo, jamás me he sentido alejado de mi Padre y de mi Hermano, y el Espíritu me ha acompañado, guiado y consolado en todas mis problemas y adversidades, en todos mis gozos y alegrías, en todo momento de mi vida.

   Desde ese momento empecé a comprender y entender todo lo que antes no comprendía, todo lo que antes parecía oscuro e inexplicable, de pronto se volvía claro y sencillo, como lo hizo Cristo con sus discípulos, así pasó conmigo, según se relata en Lucas

24:45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; 

   Empecé a leer y estudiar, a comprender y aplicar, en menos de un año leí los cuatro libros canónicos, la Biblia la devoré en ocho meses desde Génesis hasta Apocalipsis,  recibí el Sacerdocio y empecé a oficiar en las ordenanzas del mismo y comencé el inicio de una vida de completo servicio a Dios y a mi prójimo y seguí recibiendo testimonio tras testimonio, hasta hoy, treinta y siete años después, podría contar cientos y cientos de experiencias que me han seguido testificando que Cristo es mi Salvador y tengo un Padre en los cielos, que me ama, a pesar de mis imperfecciones. He pasado pruebas y dificultades, he pasado dolor y angustia, he pasado gozo y felicidad, pero nunca he dudado de mi Padre y siempre la compañía del Espíritu Santo me ha ayudado a seguir los pasos de mi Salvador Jesucristo, aquel que sufrió y murió por mi.

   Y como continuación de mi artículo anterior y culminación de este testimonio del Salvador una hermosa canción, que siempre me emociona.



   En otra ocasión relataré mas experiencias, pero ahora, basta esta, mi primera experiencia espiritual, que sirvió de base para toda mi vida y que fue el comienzo de todo.  Invito a todos aquellos que quieran compartir la suya, que lo hagan libremente y que puedan relatar alguna experiencia o testimonio que edifique nuestra fe, sobre todo en estas Fiestas tan hermosas.

   Feliz Navidad a todos y que el niñito de Belén nos guíe a su redil, que Dios les bendiga a todos.







LA PREEXISTENCIA DEL SER HUMANO



Estimados amigos/as,

Hay un tema que ha fascinado a la humanidad desde el principio de los tiempos... ¿de dónde venimos?, desgraciadamente pocas respuestas tenemos por parte de las iglesias tradicionales, porque apenas aparecen textos en la Biblia para corroborar o desmentir si hemos existido antes de venir a este mundo mortal.

Gracias a la restauración del Evangelio en estos últimos días, tenemos respuesta a esta pregunta, afortunadamente en el Libro de Mormón y en la Perla de Gran Precio hay algunos textos claros y detallados de nuestra vida preterrenal, de éstos obtenemos nuestra doctrina al respecto, y ninguno de ellos contradice a la Biblia, de hecho, si 'escudriñamos' un poco la Biblia, podremos encontrar textos que avalan nuestra existencia preterrenal.

Los mormones creemos que tenemos un espíritu eterno, que fue creado antes de la Creación de esta Tierra, que somos, literalmente, hijos de Dios en espíritu y que se nos presentó un Plan de Salvación y progreso, que incluía la creación de la Tierra y nuestro maravilloso viaje a la misma, recibiendo un cuerpo físico donde nuestro espíritu pudiera morar y adquirir progreso y experiencias, a fin de poder volver a Nuestro Padre, a través de su Hijo Jesucristo, resucitar con un cuerpo perfecto e inmortal y poder heredar la Vida Eterna.

Para ello, y para no alargarme, voy a citar cinco puntos precisos que necesitamos conocer para comprender este estado premortal, dadme el privilegio de la duda y no tengan cuidado de que examinaremos punto por punto en futuros artículos, cada uno de ellos.

1.- Tenemos un espíritu eterno en nuestro interior, que es eterno y sobrevive al cuerpo mortal (Santiago 2: 26; 1 Corintios 6: 20; Lucas 16: 19-31; Lucas 24: 36-39 ) 


2.- Somos hijos espirituales de Dios, nuestro Padre Eterno ( Hebreos 12: 9; Romanos 8: 16 )

3.- Jesucristo es nuestro hermano mayor, Primogénito en los cielos y Unigénito en la Tierra. ( Colosenses 1: 13-18 ). 

4.- Cristo existió antes de la Creación del mundo. ( Juan 1: 1-14; Juan 8: 58; Juan 17: 5, 24 ). 

5.- Todo ser humano, como hijo de Dios Padre y hermano de Jesucristo, hemos tenido una existencia preterrenal en espíritu.

Este ultimo punto es que el voy a desarrollar y el resto, como he dicho, los desarrollaré en futuros artículos, pero quería ilustrarlos para que podamos entender toda la secuencia de nuestra vida.

Abramos la Biblia y leamos en Jeremías,

1:4 Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo:
1:5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. 



Este es el llamamiento de Jeremías como profeta y en él, claramente Dios le dice que lo conoció antes de nacer y que fue llamado como profeta (por favor, no confundir con predestinación) antes de venir a la Tierra, lo que indica que todos nosotros, como Jeremías, estábamos en la presencia de Dios, en espíritu, por supuesto.

Ahora leamos en Job, 

Yo te preguntaré, y tú me contestarás.
38:4 ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
Házmelo saber, si tienes inteligencia.
38:5 ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes?
¿O quién extendió sobre ella cordel?
38:6 ¿Sobre qué están fundadas sus bases?
¿O quién puso su piedra angular,
38:7 Cuando alababan todas las estrellas del alba,
Y se regocijaban todos los hijos de Dios?

Aquí es claro Dios al hablar con Job y preguntarle por la Creación de la Tierra, diciendo que dónde estaba él, cuando TODOS los hijos de Dios se regocijaban al ver su formación. Como he expuesto brevemente arriba y a lo cual dedicaré todo un articulo en el futuro, TODOS NOSOTROS somos hijos de Dios, en  espíritu, y TODOS (algunos interpretan esto como los ángeles), repito, dice TODOS los hijos de Dios vieron la Creación de este mundo.

Ahora vayamos a una historia apasionante sobre la curación del joven ciego, que se encuentra en el Evangelio según San Juan

9:1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.
9:2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?
9:3 Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. 


Como podemos ver, los judíos atribuían su desgracia a haber pecado él o sus padres, si este joven nació ciego... ¿cuando pudo pecar?, solamente pudo haberlo hecho si tuviera una existencia preterrenal anterior a su vida mortal... ¿no? Algunos refutan esta idea diciendo que solo era una idea errada judía, pero si nos fijamos en la respuesta de Jesús, veremos que no es así, porque  NO LOS CORRIJE;  solo reitera que ni su padres pecaron, NI ÉL PECÓ.
 Si hubiera sido una doctrina errónea, los hubiera corregido diciendo, ' no pudo pecar, porque no existía antes ',  pero no, solo dijo, no, éste no pecó. Como todos sabemos, Cristo usaba imágenes y parábolas de temas reales para explicar las doctrinas y corregía los errores de los judíos, pero aquí, no lo corrige, sino que lo corrobora.

Vayamos a la Epístola de Pablo a los Efesios,

1:4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
1:5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 


Aquí claramente se dice que Cristo nos escogió antes de la fundación del mundo, ¿cómo pudo hacerlo si no hubiesemos existido con anterioridad?, y nos predestinó (cuidado con la interpretación literal de esta palabra) para conocer su Evangelio en esta vida.

Y para finalizar, Eclesiastés,

12:7 y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

Este es muy significativo, habla de la vida mortal, que el polvo, osea el cuerpo, vuelve a la Tierra, es decir, muere y es sepultado, como Adán fue formado del polvo de la misma, y el espíritu, VUELVA a Dios, es decir, nuestro espíritu que es eterno, que vivió con Dios en la preexistencia, VUELVE A DIOS, donde estaba antes de nacer y unirse al cuerpo mortal en el nacimiento.

Espero que haya quedado claro, repito, los mormones tenemos muy clara esta doctrina y creo que si consideramos todos estos pasajes bíblicos, también queda claro que tenemos un espíritu y que éste estuvo antes con Dios. Comprender esto es muy importante, para saber el propósito de la vida y la explicación de muchas cosas que nos ocurren en ella, pero eso, amigos, será otro artículo.

Espero vuestras opiniones, comentarios y aportaciones, seguro que podéis aportar algún otro pasaje de la Biblia que nos ayude a entender mejor estos principios, os dejo con un hermoso poema de un poeta romántico inglés, que en su primera parte, expresa estos principios de forma hermosa y curiosamente inspirada.


Un sueño y un olvido solo es el nacimiento:
El alma nuestra, la estrella de la vida,
En otra esfera ha sido constituida,
Y proviene de un lejano firmamento.
No vino el alma en completo olvido,
Ni de todas las cosas despojada,
Pues al salir de Dios, que fue nuestra morada,
De destellos celestiales se ha vestido.

¡El cielo está sobre nosotros en la infancia!

Las sombras de la cárcel empiezan a ceñirse
Sobre el niño en crecimiento,
Pero él aún ve la luz de donde fluye,
Y la siente en su alegría;
El joven que viene del Oriente
Debe seguir adelante, es el sacerdote de la naturaleza,
Y esa visión espléndida lo espera en su camino:
Por fin el hombre percibe su crepúsculo
Y lo ve sumergirse en la luz del pleno día".
(William Wordsworth, The Complete Poetical Works, London: Macmillan and Co., 1888)


YO ERA MORMON.....

Como continuación a mi anterior artículo, voy a intentar razonar mis sentimientos al respecto del amor cristiano, justificando el porqué de no comentar nada de mi anterior religión, nada en sentido peyorativo, porque comentar se puede cualquier cosa, con respeto y educación.

Quizás el mejor ejemplo que se me viene a la mente, sea el del matrimonio y el divorcio, uno cuando se casa, lo hace enamorado, ilusionado y confiando en que va a durar para siempre. Luego pueden surgir problemas, dificultades que, lamentablemente, pueden acabar en la ruptura y el divorcio. Ahora bien, este puede realizarse de varias formas. Yo creo que el amor va unido a la educación y que uno puede enamorarse o desenamorarse y guardar las formas y las confidencias. Dentro de un matrimonio se comparten cosas que considero sagradas y, aun cuando se rompan los vínculos maritales, uno no debe ir por ahí contando las intimidades, flaquezas y defectos del otro, eso ofende al otro y es de muy mal gusto, y un cristiano debe pensar en ello. De ahí mi entrada anterior, en la que cuestiono la cristiandad de hablar mal de tu anterior religión, como hablarías mal de tu anterior esposo o esposa. Considero lógico hablar y comentar tu pasado, pero respetando el tiempo y las experiencias vividas junto a un ser querido, aunque lo fuera  en otro tiempo.

Quiero aclarar que no juzgo ni critico la felicidad de ninguna persona, parece, por un comentario acertado de un anónimo en un articulo anterior, que yo hubiese dado a entender que nadie puede ser feliz después de dejar el mormonismo, nada más lejos de mi intención, pido disculpas si así lo he dado a entender. Yo deseo la felicidad a todos, dentro y fuera de la iglesia, cada uno debe buscar su felicidad, de hecho, la felicidad es muy subjetiva y particular, lo que quería expresar era que las comparaciones peyorativas no son, para mi, cristianas y hay que tener respeto y consideración. También es posible que hayamos tenido una experiencia negativa o hayamos sido maltratados de alguna manera, por supuesto, pero tengamos en cuenta el resto de mis exposición.

Yo, personalmente, he conocido a personas procedentes de otras religiones, que eran muy activas y prominentes en las mismas, y nunca han comentado intimidades ni rencores de su anterior religión, de hecho, en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se nos enseña a no hablar de nadie en particular, guardando respeto a nuestros anteriores hermanos y credos, por eso no verán u oirán ningún detalle de las creencias anteriores de ningún hermano o hermana, cierto es que podrán decir, yo antes era ..... y ahora soy mormón, pero nada mas allá, creo y considero, que eso deberíamos hacer todos los cristianos.

El principio importante es que nadie somos perfectos y toda persona y grupo social, tiene montones de defectos, la Biblia enseña que no hay ni un justo, solo Cristo fue perfecto, por lo que si queremos buscar defectos, cualquiera es válido, ni la persona mas bondadosa de la Tierra esta libre de defectos y la convivencia nos los muestra con mas claridad.

1 Juan
1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 

 De hecho, se ha comparado a la Iglesia como a un hospital, donde vamos a ser curados y sanados, no un santuario donde vamos a 'lucir bondades'.  Cada domingo, al participar de la Cena del Señor, tomamos el nombre de Cristo y nos arrepentimos de nuestros errores y nos proponemos ser un poco mejor, ese es el sentido del cristiano. Pero claro, en el camino cometemos muchos errores y cuan fácil es ver los errores de una persona y no ver sus esfuerzos por hacer lo bueno. Puedes hacer muchos actos de bondad, pero una sola maldad empaña todo lo anterior,  ya que  todos estamos sometidos a la imperfección. Los Apóstoles, en sus Epístolas, amonestaron a los primeros santos a dejar la imperfección y mejorar cada día, podemos leer sobre graves pecados (1 Corintios 5: 1, 11; 6: 1-8), sobre las viejas costumbres mundanas (Efesios 4: 14, 22-32),  sobre despojarnos del viejo hombre carnal (Colosenses 3: 6-10), sobre la pereza (2 Tesalonicenses 3: 6-10), sobre la contención (2 Timoteo 2: 14-18), sobre la incredulidad y la dureza de corazón (Hebreos 3: 12-19), sobre la codicia, la envidia y el orgullo (Santiago 4: 1-4) y sobre el murmurar y juzgar (Santiago 4: 11), entre otros muchos defectos que ellos tenían y que nosotros también tenemos.

Por todo ello, siendo todos pecadores, deberíamos fijarnos menos en nuestros defectos y ser mas tolerantes y ser mas respetuosos hacia todo el mundo, aplicando las palabras de Nuestro Señor Jesucristo, Mateo 7

7:12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

Nuestro mensaje debe ser positivo y respetuoso hacia todos, no condenemos a nadie, ni por sus hechos ni por sus creencias, repito, cada uno debe creer lo que quiera, pero respete a todos, especialmente a aquellos con los cuales compartio fe y creencia.

Nuestra iglesia es una iglesia singular, no tratamos de convencer a nadie con credos ni doctrinas, sino que invitamos a todos a conocernos y preguntarle a Dios si estas cosas son verdaderas o no, ese es el gran desafío, que cada uno encuentre la verdad en la fuente original de toda verdad, Dios mismo. Creo que la mejor explicación de ello se encuentra en el capitulo 2 de la 1ª Epístola a los Corintios, pero ese será un tema especial que trataremos mas adelante.

Invito a todos a que den su opinión y compartan alguna experiencia al respecto.


EX MORMON

Yo era mormón, relato de un ex mormón, yo fui mormón.... ¡cuantas veces he escuchado o leído estas palabras ¡ Docenas de personas relatando como cambiaron de mormones a otras iglesias y cuanto cambio su vida... y bueno, reconozco el derecho de cada uno de creer o profesar lo que uno quiera, el derecho a ejercer en conciencia tu fe, pero, ¿por qué dar detalles de lo que fuimos antes?

Por supuesto, que cada uno es libre de decir o hacer lo que quiera, pero desde el cristianismo, considero que el amor es lo primero, y el amor no es irrespetuoso o indiferente a los sentimientos de los demás... y me parece incorrecto el ejercicio de "mira que infeliz era siendo mormón y que feliz soy ahora", porque ofende a sus antiguos hermanos en la fe  y sus antiguas creencias, y creo que un cristiano, que se precie de ello, no debería utilizar esos argumentos, sino defender su fe y respetar a todo el mundo y sus creencias, que es lo mas sagrado del alma humana.

En la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se nos enseña a no hablar de otras religiones, y menos para menoscabarlas, por supuesto, cada uno cree que tiene la verdad y es lícito defenderla, pero sin denigrar a los demás ni menospreciar ninguna creencia.

De hecho, me recuerda un pasaje de las Escrituras, cuando Cristo va  a la tumba de Lázaro y ve a todos llorando, aún sabiendo quien era y a lo que iba, y sabiendo lo que iba a suceder, sintió el dolor ajeno y se compadeció y empatizó con todos ellos, cosa que me conmueve,  y afianza, este mi artículo; lo leemos en el Evangelio de Juan.

11:32 María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano. 
11:33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, 
11:34 y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve. 
11:35 Jesús lloró. 
11:36 Dijeron entonces los judíos: Mirad cómo le amaba. 


Para ello propongo un pequeño ejercicio matemático, sin ningún rigor científico y solo para llamar a atención al respecto, como ilustración de lo que podría encontrarse en la red si los mormones actuásemos de la misma manera hacia otros cristianos, como otros cristianos actúan hacia nosotros.

Este pequeño ejercicio se basa en el numero de cristianos y no creyentes en el mundo, que es la base de los conversos mormones y obtener un porcentaje virtual y aproximado, repito, sin rigor científico, de cuantas personas se bautizan en nuestra iglesia, que proceden de otras religiones, para ver cuantos de cada iglesia podrían testificar a la inversa de lo felices que son de ser mormones, habiendo sido anteriormente ......... lo que sea.
Tomamos como base que en el mundo hay unos 2600 millones de cristianos y no creyentes, indicando el porcentaje sobre el total del cristianismo,  y que, en los últimos años se han producido un promedio de 275.000 bautismos de conversos al mormonismo, quedaría tal que así...(en millones)


  •    Católicos...  1.200, lo que supone un 46%, que equivaldría a 126.500 conversos mormones.
  •    Ortodoxos...   250, lo que supone un 10%, que equivaldría a   25.000 conversos mormones.
  •    Protestantes... 350, lo que supone un 14%, que equivaldría a   38.500 conversos mormones.
  •    Otros ...          350, lo que supone un 14%, que equivaldría a   38.500 conversos mormones.
  •    No creyentes.. 450, lo que supone un 17%, que equivaldría a   46.500 conversos mormones.


Piensen por un momento que pasaría si la Iglesia pidiera a sus conversos que testificaran de su cambio de su anterior religión a la nuestra. Como se sentirían católicos, protestantes u ortodoxos con las redes sociales inundadas de 'trapos sucios' o 'malas experiencias' de sus antiguos feligreses  y de  lo felices que son ahora como mormones.

Recuerden lo que enseñó Cristo, según leemos en el Evangelio de Juan

13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 
13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.


Hay una serie de reflexiones al respecto, pero que por no alargar mas este articulo, las enunciaré en el próximo, para que así todo cristiano reflexione sobre la importancia de amar y respetar al prójimo, pero lo dicho, eso queda la el próximo articulo... espero sus opiniones y si tienen alguna experiencia al respecto, animense a compartirla con todos.



DECLARACION DE INTENCIONES

Estimados lectores,

   Como continuación a mi presentación del blog, quisiera añadir algunos propósitos que pretendo cumplir con el mismo.

    En primer lugar quisiera decir, que, después de ver muchos y diversos blogs, he decidido hacer entradas pequeñas, porque un articulo muy extenso aburre y desanima, por lo que pretendo artículos que se lean con facilidad, aunque con contenido interesante. Ello me obliga a resumir muchas cosas, por lo que no quiero me juzguen de impreciso, sino de pragmático. Procuraré para ello citar las escrituras de la Biblia imprescindibles, pero quiero que siempre consideren todo el CONTEXTO de las mismas, puesto que la interpretación de las mismas se realizara teniendo en cuenta todo el contexto.

   En segundo lugar, quiero procurar que el blog sea interesante y capte la atención de un amplio expectro de simpatizantes, por lo que me comprometo a publicar un mínimo de una entrada semanal, que procuraré sea cada viernes, y así poder estudiar y comentar cada entrada durante una semana, intentando publicar a mitad de semana otra, si fuera posible, pero como mínimo una semanal, ya que he visto blogs que, o bien te agobian con varias entradas en poco tiempo, cosa que te impide 'disfrutar' de los comentarios interesantes que generan, o bien, otros solo publican una entrada en varias semanas y vas perdiendo el interés en ellas.

   En tercer lugar, y mas importante, este blog pretende hablar de Cristo y edificar la fe, por lo que espero poder investigar y preparar los temas adecuados para que cada entrada nos acerque un poco mas a Cristo, rogando encarecidamente a todos mis lectores, que comenten y participen en todos los artículos, para que a través de la opinión y experiencia de todos, podamos edificar nuestra fe en Cristo, nuestro Salvador y Redentor, El, que murió por nosotros, es el centro de nuestra vida y lo mas importante en este mundo.

   Espero sus comentarios.



26  Y hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados.

Bienvenida y propósito

Estimados amigos,

   Me he propuesto intentar, de forma sencilla, informar a todas las personas de las creencias cristianas del mormonismo. A lo largo de mi vida siempre he escuchado cosas extrañas acerca de nosotros y por medio de este blog, pretendo, si es posible, demostrar con sencillez y a la luz de la Biblia, que todas nuestras creencias son cristianas y se encuentran en la Biblia.
   Si bien nuestra Iglesia cree en la revelación moderna y todas su doctrinas y enseñanzas se basan en ello, en absoluto contradicen a la Biblia, pero es significativo que todas nuestras doctrinas no parten de una interpretación concreta de la Biblia, sino de la revelación moderna y de otras Escrituras, que componen nuestros Libros Canónicos, que a su vez, refuerzan y ratifican las doctrinas bíblicas que todos conocemos.
   Es por lo tanto mi deseo, demostrar con la Biblia la veracidad de nuestras creencias y ratificar que hay muchos prejuicios acerca de los mormones que impiden a muchos conocer la verdad, invitando a la vez, a todos aquellos miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de habla castellana, a que colaboren conmigo, participando y ayudándome en esta hermosa y enorme tarea. Acepto sugerencias sobre temas, escrituras, citas y cualquier dato histórico que puedan avalar nuestras creencias cristianas.
   También animo a todos aquellos cristianos o no creyentes, a que participen y den su opinión, con respeto y educación, para que todos podamos ser edificados por la buena palabra de Dios.

   Un abrazo en Cristo.

MORMONES Y GAYS

1 Corintios 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los ...