MORMONISMO Y SALUD 2



Hace poco leí este artículo del diario Washington Post, que aunque tiene algunos años, es muy significativo e ilustra lo que los estudios y estadísticas confirman acerca de la salud de los Santos de los Últimos Días,

Si bien somos conocidos por vivir la Palabra de Sabiduría o Ley de Salud, dada por revelación de Dios al profeta José, tal como ya ilustré en otro artículo, 

http://mormondefender4biblia.blogspot.com.es/2015/05/mormones-y-salud-la-palabra-de-sabiduria.html 

Las bendiciones no solo vienen por ese estilo de vida saludable, sino por la practica correcta y sencilla de la ley del ayuno, que si bien, la realizamos para acercarnos mas a Dios y bendecir a los necesitados con nuestras ofrendas, ademas acarrean grandes bendiciones de salud física.

Todo ello, indica la sabiduría de Dios y las bendiciones que tenemos por ser guiados en la actualidad por profetas y por revelación moderna.


Publicada a las 10:32 AM ET, 06/20/2012


¿ Mormonismo bueno para el cuerpo, así como para el alma?


Olvídese de South Beach. ¿La próxima gran moda de nutrición será la dieta Provo?
Las creencias religiosas mormonas han conseguido un montón de escrutinio en esta elección, pero ¿qué pasa con el estilo de vida de los mormones?  Resulta que hay pruebas de que los Santos de los Últimos Días son más propensos que el resto de nosotros para vivir realmente con salud en sus últimos días de la vida.
En una presentación patrocinada por el Centro de Ética y Política Pública a principios de esta semana, Michael Otterson, director general de la iglesia de  asuntos públicos, presentó una serie de estadísticas que pudieran hacer que no pocos conversos al estilo de vida de la iglesia, mas que por sus doctrinas religiosas.
Describió las creencias SUD acerca de la salud como "uno de nuestras candidato presidencial republicano Mitt Romney toma un paseo con su esposa Ann en la playa en el Parque Estatal de Holanda en Michigan el martes.(Evan Vucci - AP)características más distintivas de la fe ".




Sus críticas contra el alcohol, el tabaco, el café y el té son bien conocidas. Pero desde 1833, Otterson dijo, la iglesia también ha animado a limitar el consumo de carne en favor de granos, frutas y verduras.
"Además", dijo, "la práctica de los Santos de los Últimos Días de abstenerse de comida y bebida durante aproximadamente 24 horas consecutivas una vez al mes como una forma de ayuno. Posteriormente, se donan a los pobres lo que no se gastan en las comidas ".
¿ Y el resultado? Un estudio de 25 años de práctica de California de los mormones por James Enstrom y Lester Breslow de UCLA encontró que los hombres mormones y las mujeres que estaban casadas, nunca habían fumado, asistido a la iglesia cada semana y tenían al menos 12 años de educación tenían algunas de las tasas de mortalidad más bajas jamás registrado por cualquier grupo siguió por mucho tiempo una vez.
Mujeres mormonas en el estudio tenían una esperanza de vida de más de 86 años- o cinco años más que las mujeres en general comparables; hombres vivían a un promedio de más de 84 años, lo que era casi una década más.
El ayuno, por su parte, puede ser mejor que una limpieza de jugo.
Otterson señaló que los investigadores de Intermountain Health Care encontraron que las personas que renuncian a la comida una vez al mes eran 40 por ciento menos propensos a ser diagnosticados con obstrucción de las arterias que los que no lo hacen.
El hallazgo, basado en un ensayo clínico de más de 200 personas, se presentó el año pasado en las sesiones científicas anuales de la American College of Cardiology.
Dr. Benjamin D. Horne explicó de esta manera: "El ayuno provoca el hambre o el estrés. En respuesta, el cuerpo libera más colesterol, lo que le permite utilizar la grasa como fuente de combustible, en lugar de glucosa. Esto disminuye el número de células de grasa en el cuerpo.Esto es importante porque las células de grasa menos un cuerpo tiene ", es menos probable que experimentará resistencia a la insulina, o diabetes.
Sólo tiene que esperar hasta que el alcalde,  conscientes de la salud de Nueva York, Michael Bloomberg, que quiere reducir el tamaño de los refrescos , se entere de esto.
Por   |  10:32 AM ET, 06/20/2012 

http://www.washingtonpost.com/

















MORMONES Y HERMANAS MISIONERAS


Esta entrada la escribo desde el corazon, aprovechando estas fechas tan familiares y hermosas, quiero rendir un tributo a todas las mujeres de la iglesia, especialmente aquellas que han servido, sirven o van a servir una mision de tiempo completo.

Yo conoci la iglesia a la edad de catorce y recibi las charlas de tres hermanas que fueron como angeles para mi, y ellas me ayudaron, con ternura y mucha paciencia, a obtener un testimonio de Cristo y de su Iglesia, pasando de una incredulidad completa, a una hermosa fe que me ha acompanado toda mi vida hasta el presente y que ha dado felicidad y paz a mi alma.

Se que Cristo vive y que nacio para darnos la vida eterna a traves de su Expiacion, y que ha llamado y sigue llamando, hombres como profetas para ayudarnos a seguir su camino, pero tengo, como todos los santos de los ultimos dias, una relacion personal con mi Salvador, pero es gracias a los misioneros y misioneras de la iglesia que las personas podemos conocer y amar a nuestro Salvador.

Ellos y ellas son embajadores del Salvador Jesucristo y tienen el poder y la autoridad para compartir sus doctrinas y ensenanzas. Quiero testificar de ello en estos dias tan especiales, y rendir homenaje a esas hermanas que fueron valientes y dejaron su vida por unos meses, para compartir el mensaje de Cristo, siempre las llevo en mi corazon.

Felices Fiestas.







Aqui les dejo un articulo sobre ellas muy hermoso



MISIONERAS: LA NUEVA CARA DEL MORMONISMO

La cadena de televisión ABC presentó a seis hermanas misioneras en su noticiero de la noche del martes 27, además ofrecieron a los televidentes una visión de la rutina diaria de los misioneros mormones. El informe sobre las hermanas misioneras fue llamado: “la nueva cara del mormonismo”.
La misión ha sido tradicionalmente un rito de iniciación para los jóvenes mormones hombres, quienes son reconocibles por sus camisetas blancas abotonadas de marca y trajes oscuros, andando por diversos barrios de todo el mundo en busca de conversos.

Sin embargo, ahora sus contrapartes femeninas están acudiendo en masa a las misiones, llegando incluso en cifras récord después de una sutil, pero importante cambio en la política de la iglesia que consideró bajar la edad mínima para ser misionera, es decir de 21 a 19 años las mujeres podían ahora salir a servir en el campo misional.

“Cada una de mis hermanas se casaron en el momento en que cumplian 19 o 20″, dijo la hermana Rachel Thompson, de 24 años, de Hamilton, Nueva Zelanda . “Ellas no tenían la oportunidad de ser misioneras sino hasta cumplir 21.”

Actualmente, la Iglesia anunció otro cambio en su política el martes 27de enero, indicando en conferencia de prensa que ahora apoyarán las leyes nacionales y locales contra la discriminación de la comunidad LGBT, si esas leyes también apoyan la doctrina de la iglesia.

En una comunidad donde las mujeres tienden a casarse y formar una familia antes de lo que es normal en la sociedad actual, ese cambio de dos años para salir como misioneros femeninos – junto con el mensaje que se envía – parece haber hecho una gran diferencia. El liderazgo de la Iglesia indica que las mujeres no tienen el mismo mandato que los hombres de salir como misioneros, pero que ellas son bienvenidas.

“Yo tenía 18 años cuando anunciaron los cambios sobre la edad”, dijo la hermana Harley Buxton, 20, de LaVerkin, Utah. “Pero en poco tiempo cumplí 19 y luego, 17 días más tarde, fui al centro de capacitación misional.”

En la actualidad hay más de 22 mil mujeres que prestan servicio en misiones, número que representa más de una cuarta parte del total de los misioneros de acuerdo con la información proporcionada por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Otro dato interesante es que el número de hermanas misioneras casi se ha triplicado desde el anuncio de la reducción de la edad mínima en octubre de 2012.

“Las mujeres siempre han sido el motor de la iglesia”, dijo la hermana Thomson.
“Nightline” le dio una mirada poco conocida a la vida interna de seis hermanas misioneras, provenientes de tres continentes diferentes, todas al servicio de la misión en La Florida . Todas las entrevistadas indicaron que son las primeras mujeres en sus familias que salen a una misión.
“Antes de presentar mis pápeles, solía decir que me gustaría servir en los Estados Unidos”, dijo la hermana Anne Sofie Kreiberg, 21 años, de Dinamarca . “Cuando abrí mi llamado, me invadió una sensación de calma.”

Los misioneros trabajan en parejas. Su compañera, la hermana Thomson, vino de Nueva Zelanda, donde dijo que sus abuelos una vez fueron convertidos por los misioneros.

Mientras caminaban por un barrio en las afueras de Orlando, las hermanas misioneras toparon con un hombre al que habían conocido previamente y que habían recibido una copia de el Libro de Mormón , uno de los textos sagrados de su fe. Cuando le preguntaron si lo había leído, respondió:

“No lo he abierto todavía.”

“Al parecer, las estadísticas dicen que por cada 1.000 puertas golpeadas, es posible que tenga un converso”, dijo la hermana Thomson. “Creo que se basa mucho carácter. El rechazo no es manejado fácilmente por cualquier persona”.

Parte de su trabajo misionero implica servicio a la comunidad, que dicen que se trata de emular la vida de Jesús y no específicamente sobre buscar conversos. Asumen incluso puestos de trabajo de baja categoría con sorprendente entusiasmo.

“Yo limpié bañera de alguien una vez”, dijo la hermana Janni Collins, de 21 años, de Oroville, California . “En realidad, fue una experiencia genial.”

Los misioneros también tienen cargos de enseñanza en el que hablan con gente que está interesada en explorar su fe. Durante la visita de Nightline con los misioneros, las Hermanas Kreiberg y Thomson cenaban junto a un hombre, Richard Santana , en la casa de una familia mormona local. Hermana Kreiberg lo había conocido originalmente por un buzón. Santana dijo que el hecho de que se le acercó una mujer misionera estaba lejos de ser un punto negativo.

“Siempre voy a responder a una mujer”, dijo Santana. “Soy un hombre.”

Puedes ver el video en el siguiente enlace aquí
Fuente: ABCNews

Mormones y clero laico 3



Hay un tema que me gusta mucho y que nos diferencia del resto de denominaciones religiosas y que ya he tratado anteriormente, pero que ahora quiero reflexionar sobre dos puntos importantes, por lo menos para mí, que hacen que lo considere de gran importancia.. el servicio en la Iglesia.

Para ello, les acompaño un artículo escrito por una hermana que expresa con gran claridad el sentido y propósito del mismo, pero antes, me gustaría indicar esos dos puntos de los que he hablado.

El primero es la remuneración económica de los clérigos, algo que, para mi, no tiene base bíblica, aunque hay algunos pasajes de la misma que parecieran indicarlo, pero veamos algunos y entendamos su contexto para saber si realmente, el sacerdocio y el servicio en la iglesia, debe ser una carrera profesional remunerada, o eso va mas allá de lo que el Señor quiere de su Iglesia.

En primer lugar, cuando Jesucristo escogió y ordenó a sus Doce Apóstoles, les envió a predicar el Evangelio y ministrar al pueblo y les aconsejó explícitamente, que gratis habían recibido y gratis debían compartir.

Mateo 10

Entoncesllamando a sus doce discípulos, les dio
autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera y sanasen toda enfermedad y toda dolencia.
...
 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.
 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
La única excepción que parece haber en la Biblia, es para los apóstoles y los misioneros durante su tiempo de servicio, y aún así, tal como enseñó el Apóstol Pablo, no ejercía ese derecho para su beneficio.   Entiendo que en algunos casos y para ayudar, se pueda mantener a algunos durante algún tiempo, pero va mucha diferencia entre ayudar y convertir el servicio en profesión remunerada y solo hay que ver un poco de Historia para darnos cuenta de lo que ello significa.

1 Corintios 9

¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor?
...
¿Acaso no tenemos derecho a comer y a beber?
 ¿No tenemos derecho a traer con nosotros una esposa creyente, así como los otros apóstoles, y como los hermanos del Señor y como Cefas?
...
11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segamos de vosotros lo material?
 12 Si otros tienen sobre vosotros este derecho, ¿cuánto más nosotros? Sin embargo, no hemos usado de este derecho, antes bien, lo soportamos todo para no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo.
 13 ¿No sabéis que los que trabajan en lo sagrado, comen lo del templo; y que los que sirven al altar, del altar participan?
 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.
 15 Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo, porque prefiero morir antes que alguien me prive de ésta mi gloria.
Vemos que, solo algunos, los que consagran su tiempo completo a la dirección y predicación, podrían recibir una ayuda económica, pero eso es muy diferente a convertir el Sacerdocio en una profesión.

Finalmente, el propio Apóstol Pablo recuerda que para evitar codicia y amor al dinero, uno debe ser auto suficiente y trabajar para su sostenimiento.


Hechos 20


33 Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado.
 34 Antes bien, vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido.



El otro punto que considero muy importante, es el desarrollo personal.

Como he dicho muchas veces, soy de talante curioso y veo programas y escucho emisoras de otras iglesias y, he podido observar, como el hecho de tener clérigos profesionales, crea una dependencia espiritual completa que convierte, en el mejor de los casos, a sus seguidores en inválidos espirituales.

NO me mal interpreten, no digo que no sean cultural e intelectualmente capaces, sino que el hecho de que los clérigos solo se dediquen a su ministerio les convierte en referentes de su congregación y el no participar apenas en ese ministerio, hace que unos sepan mucho y otros no sepan tanto, por lo que siempre están requiriendo de sus servicios espirituales, incluso para orar, en ocasiones, oigo en la radio, oraciones ofrecidas por clérigos en nombre de sus creyentes, por lo que me atrevo a afirmar que se crean inválidos espirituales.

Les dejo ahora con el artículo mencionado, que explica muy bien todo esto, refuerza mis razones y argumentos y añade otros muy interesantes.








¿Por qué el mormonismo tiene un liderazgo Laico?


El mormonismo es único porque es una religión amplia en la que todos sus roles de liderazgo son ocupados por personas no remuneradas. Su tiempo es donado a la Iglesia, ya sea enseñando a los niños pequeños o sirviendo como el presidente de toda la Iglesia. Esto se llama un ministerio laico, y el concepto tiene una gran cantidad de beneficios que no se pueden encontrar en una Iglesia que paga a sus ministros, pianistas, y otros trabajadores de la Iglesia.
diezmo mormón
En un artículo anterior, escribí acerca de los peligros de la superchería. El Libro de Mormón, que los mormones (un apodo para las personas que pertenecen a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) leen junto con la Biblia, dice: “Él manda que no haya supercherías; porque he aquí, son supercherías sacerdotales el que los hombres prediquen y se constituyan a sí mismos como una luz al mundo, con el fin de obtener lucro y alabanza del mundo; pero no buscan el bien de Sión”(2 Nefi 26:29).
En otras palabras, significa predicar el evangelio o servir en la Iglesia para beneficio personal, no con el fin de servir a Dios.

Una forma en que los mormones evitan la superchería es que sus miembros ofrezcan su tiempo, en lugar de utilizar el servicio religioso como una carrera pagada. Sólo los más altos niveles de liderazgo trabajan a tiempo completo de forma vitalicia, y si ellos tienen la capacidad de hacerlo, ellos se sostienen a sí mismos. Muchos lo hacen a través de sus pensiones, ahorros, o ayuda de la familia. Si no son capaces de hacerlo, se les da un estipendio modesto que no se paga del diezmo. Los mormones dirigen un pequeño número de empresas con fines de lucro de las que pagan impuestos, y este dinero se usa para apoyar a los líderes que lo necesitan. Sin embargo, no reciben una parte de los beneficios o se hacen ricos con los fondos. Se limita a sostenerlos en un nivel modesto, probablemente reciben mucho menos que muchos ministros de carrera.
Además de la capacidad de evitar la superchería, un ministerio laico tiene otros beneficios. A continuación se presentan algunas de las formas en la que los mormones sienten que son bendecidos por tener un ministerio laico.

Los líderes mormones tienen experiencias similares a las de aquellos a quienes dirigen

familia-mormona1
Las congregaciones mormonas, llamadas barrios, son dirigidas por obispos, que por lo general son llamados a servir durante unos cinco años. Un obispo es un pastor laico y no es el equivalente de un obispo en algunas otras religiones. Está casado y a menudo tiene hijos. Él también tiene una carrera secular, si no es retirado. Esto significa que su vida es muy parecida a la vida de las personas en su congregación. Dado que los miembros son asignados basados ​​en congregaciones donde viven, ellos también viven en la misma área general que los miembros de sus rebaños.
Un obispo es capaz de asesorar mejor a sus miembros sobre las cuestiones del matrimonio porque está casado. Él entiende los desafíos del empleo y la necesidad de mantener altos estándares en un mundo secular. Él vive una vida similar a la suya, por lo que tiene experiencia personal con sus desafíos.

Más mormones llegan servir a Dios

Si usted no es un ministro, ¿cuándo fue la última vez que tuvo que dar el sermón o dirigir a la congregación en la oración? Los mormones tienen ese tipo de oportunidades todo el tiempo.
En la mayoría de las religiones, sólo el ministro, y tal vez un pastor asistente, logran ofrecer los sermones y dirigir las oraciones. En una congregación mormona, todos, desde los doce años y más llegan a tener esa oportunidad, y los niños, empezando de tres años, tienen la oportunidad de hacerlo en su propio programa. ¡No hay nada más lindo que escuchar un sermón dado por un niño en edad preescolar!
Debido a que el obispo tiene una vida externa ocupada y una enorme cantidad de trabajo que hacer en la Iglesia, todos lo ayudamos. Él no da el sermón cada semana. En su lugar, nos turnamos para hacerlo. Dado que la mayoría de nosotros no somos oradores profesionales, lo simplificamos al mantener los sermones, lo llamamos ‘discursos’ cortos.

En un servicio normal, habrá tres o cuatro oradores. A menudo, dos de ellos son adolescentes y dos adultos. Los jóvenes hablarán por cinco minutos y los adultos de diez a veinte, dependiendo del número de oradores.

¿Cuántos adolescentes conoce usted que puedan ser capaces de ponerse enfrente de toda una congregación y predicar un sermón corto? Ya que los mormones empiezan a hacerlo a los tres años en el programa infantil, para el momento en que tienen doce, habrán tenido muchas experiencias. Una vez al año, los niños incluso se hacen cargo del servicio y dan pequeños sermones o dicen una línea o dos, y de esta manera han tenido la práctica de hablar frente a un grupo grande.

Los mormones tienen programas bastante intensos para enseñar a sus jóvenes sobre su fe. Ellos empiezan a asistir a clases en la edad de 18 meses, aunque los niños sólo reciben una lección de diez minutos y otra de canto. Una vez que tengan tres, asisten a una clase de 40 minutos y luego a las clases de grupo llamado Tiempo para Compartir y Tiempo para canciones.

Los adolescentes tienen un programa muy detallado dividido en dos segmentos. Uno es la Escuela Dominical y la otra es una clase dividida por género en la aplicación del evangelio.
Lo que es único sobre el programa de la juventud es que en un reciente desarrollo, se decidió que los maestros se conviertan en mentores y facilitadores, más que instructores. Ellos presentan una pregunta y los adolescentes investigan la respuesta en pequeños grupos. Luego enseñan unos a otros lo que han aprendido y discuten cualquier pregunta que tengan en el proceso. Ellos deciden por sí mismos si necesitan una semana extra de estudio y también trabajan para tener una experiencia personal con el tema.
Esto les ayuda a aprender el evangelio mucho mejor porque aprenden cómo encontrar las respuestas por sí mismos y pensar acerca de su fe, tanto de forma intelectual y espiritual. Ellos aprenden a enseñar, lo que los prepara para el servicio de adultos.

Los mormones entienden bien su fe

Hay tanto trabajo que hacer en una típica congregación mormona, que todo el mundo tiene al menos una asignación. Algunos sirven como líderes, algunos como maestros, y algunos en otros puestos. Los puestos llamados “llamamientos”, rotan de manera regular.

Durante toda la vida, la mayoría de los mormones han servido en casi todas las organizaciones de la Iglesia. Esto significa que ellos ganan una comprensión clara de la estructura, los procedimientos y los objetivos de cada organización. Tienen una comprensión más amplia de cómo funciona la Iglesia.

Debido a que muchos de los llamamientos implican la enseñanza, los mormones están estudiando siempre las Escrituras con el fin de preparar sus lecciones. Como todos los que han enseñado saben, es el maestro el que aprende más. Cuando preparo una lección, estudio mucho más de lo que puedo poner en la lección, incluso si enseño a preescolares. Cuando termino, siempre tengo un mejor conocimiento y un testimonio más fuerte del tema que voy a enseñar. Esto motiva a los mormones a ir más allá que escuchar pasivamente los domingos y realmente profundizar en su fe.

Los mormones tienen la oportunidad de mejorar las habilidades

Los llamamientos se asignan generalmente a través de la inspiración, no son elegidos por el miembro. Esto significa que a menudo somos llevados fuera de nuestra zona de confort y se nos da la oportunidad de aprender cosas nuevas. Tuve mi primera asignación como maestra cuando tenía sólo diecisiete años y era una mormona desde hacía unos meses. Enseñé a los adultos jóvenes los principios del Evangelio que tenía que aprender por mí misma antes de poder enseñarles. Nunca había enseñado a los adultos, pero los demás me ayudaron a aprender las habilidades. Poco antes de cumplir dieciocho años, me pidieron que enseñara a diecisiete niños en edad preescolar, tres de los cuales tenían discapacidades. Dos de los niños eran sordos y yo sólo estaba en una clase básica de lenguaje por señas. Tenía problemas para tener éxito en mi clase de lenguaje por señas, pero la necesidad de enseñar y servir como intérprete cada semana me hizo mejorar rápidamente y comencé a conseguir mejores notas en mis clases de lenguaje de señas en la universidad.

En muchas religiones, es fácil llegar y pasivamente escuchar mientras que otros enseñan. Los líderes que enseñan reciben la mayor cantidad de bendiciones por sus esfuerzos. Para los mormones, ser miembros de la Iglesia no es pasivo. Todos somos una parte del programa, y ​​el éxito de la Iglesia depende de nuestra participación. Servimos a Dios activamente cada semana. Nos ayuda a recordar que el cristianismo debe ser un el estilo de vida de todos los días. Estoy muy agradecida por la oportunidad que Dios me ha dado de servir de muchas maneras diferentes. Ya no soy la seguidora tímida, era tímida cuando me uní a la Iglesia. Mis llamamientos me han dado nuevas habilidades, me enseñaron a dirigir, y fortalecieron mi testimonio de mis creencias.

Jesucristo-Apóstoles-mormón

Para mí, el hecho de que los mormones tengan un liderazgo laico es una prueba de que mi religión es verdadera. Dios, de hecho, planea un método para ayudar a Sus hijos a llegar a ser mucho más de lo que jamás imaginaron, y hacerlo mientras lo sirven. En realidad, cuando leemos la Biblia, observamos que Jesús no eligió a rabinos para que sirvan como sus apóstoles. Él escogió a personas con carreras seculares que vivían la vida de personas a quienes servirían y algunos de ellos tuvieron carreras muy humildes. Él era el Salvador de todos, desde el más poderoso hasta el más humilde y por eso escogió a Sus líderes entre la gente común del mundo, ayudándonos a entender que cualquier persona puede servir a Dios y a Jesucristo, incluso sin una educación formal en el ministerio.

MORMONES Y GAYS

1 Corintios 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los ...