Translate

jueves, 30 de enero de 2014

LA TRINIDAD ¿MITO O REALIDAD?



Estimados amigos,

   Este es un tema muy polémico, que ha levantado grandes controversias a través de toda la Historia, pero voy a tratar de expresar lo que pienso sobre los diferentes puntos de vista al respecto, comparándolo con las creencias que tenemos los Santos de los Últimos Días al respecto.
Es posible, que al definir las distintas posturas, cometa algún error, de antemano pido disculpas si así sucediera y ruego me corrijan para no exponer nada incorrecto.

   En primer lugar, veamos la definición que hace la wikipedia al respecto...

 La Trinidad es el dogma central sobre la naturaleza de Dios de la mayoría de las iglesias cristianas. Esta creencia afirma que Dios es un ser único que existe simultáneamente como tres personas distintas o hipóstasis:
Algunas confesiones minoritarias, como las iglesias unitarias, los testigos de Jehová y los pentecostales unicitarios, entre otros, rechazan esta creencia. Los mormones afirman creer en la Trinidad pero tienen una interpretación específica y radicalmente diferente del dogma mayoritariamente aceptado.1

   Como vemos hay aspectos comunes que no ofrecen ninguna disputa, como es que son tres personas diferentes, y que forman un solo Dios.  Pero, claro, al unir estos conceptos, se forman diferentes interpretaciones para hacer coincidir ambos conceptos.

   Un hecho muy significativo es que la palabra Trinidad no aparece ni una sola vez en la Biblia, tenemos que ir al siglo III para escuchar este concepto, ajeno, a mi entender, al cristianismo, pero que se popularizó y consagró entre los siglos III y IV, leamoslo en la wikipedia de nuevo...

En el año 215 d. C.Tertuliano fue el primero en usar el término Trinidad (trinitas). 
..//..
La fórmula fue adquiriendo forma con el paso de los años y no fue establecida definitivamente hasta el siglo IV:
La definición del Concilio de Nicea, sostenida desde entonces con mínimos cambios por las principales denominaciones cristianas, fue la de afirmar que el Hijo era consustancial (ὁμοούσιον, homousion, literalmente ‘de la misma sustancia’) al Padre. Esta fórmula fue cuestionada y la Iglesia pasó por una generación de debates y conflictos hasta que la «fe de Nicea» fue reafirmada en Constantinopla en 381.7

   Visto todo esto, nos centraremos en la sustancia y comprobaremos si hay un Dios, o tres Dioses, si son iguales en sustancia o en propósito.

    Antes de nada, voy a dar mi opinión, completamente subjetiva, del porqué se origina este dogma y de dónde arrastra los errores que creo contiene.
Lo primero es que los judíos siempre habían presumido de tener un único Dios, el Monoteísmo estaba altamente arraigado entre ellos y por ende, entre los cristianos. Al venir Cristo en la carne, siendo Dios, y prometer el Espíritu Santo, como sustituto a su presencia, se produce un trio de Dioses que confrontaban las tradiciones judías, máxime cuando Cristo afirmó en ocasiones que El era semejante al Padre.
Lo segundo sería que, al extenderse el cristianismo por todo el mundo, esta confusión se mezcló con las tradiciones de tríadas de Dioses, como la triada egipcia, la tríada babilónica, la tríada sumeria o la tríada griega (ver wikipedia), y asumieron este concepto que cuadraba con la nueva concepción de la divinidad cristiana.

   Sin entrar en mas detalles, veamos algunas Escrituras que demuestran claramente que Dios Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo, son seres diferentes y separados y en absoluto consustanciales.

Mateo 3

3:16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.
3:17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

   Es evidente que Cristo está en el río  Jordán, el Padre habla desde el cielo y el Espíritu se aparece en la señal de la paloma, indicando que cada uno ocupa un lugar diferente y que por lo tanto no pueden compartir sustancia alguna.

   Leamos ahora en Hechos 7

7:55 Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 
7:56 y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. 

  Aquí tenemos la visión de Esteban, antes de ser apedreado, vió al Padre y al Hijo, juntos, uno a la diestra del otro... si tu ves dos personajes, uno a la derecha de otro... ¿como puedes afirmar que forman una misma sustancia?

  Por otro lado y desmitificando el monoteísmo, veamos algunos textos que desde el principio de la Biblia ya nos avisan que no era tan inamovible este principio como todos creemos, de hecho el nombre de Jehová o Yavhé no aparece hasta Génesis 2: 4, reconociendo diversos autores que en la Creación relatada en el capitulo 1 de Génesis la palabra Dios estaba originalmente en plural, leamos para corroborarlo...

Génesis 1

1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza;....

y Génesis 3

3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, .....

  De hecho, algo que me sorprende es que, a pesar de la mística de la doctrina de la Trinidad y sus afirmaciones ininteligibles, dejando todo como misterio incomprensible, la iconografía cristiana retrata de forma mucho mas realista a la Trinidad....



  Por lo que observamos, se ve a Cristo junto al Padre, como seres diferentes y separados, unidos por el Espíritu Santo, que al ser invisible, se representa en la señal de una paloma, curiosamente toda la iconografía cristiana desmiente el mito de la trinidad.

   Vayamos pues, ahora, a la parte mas importante, cómo explicamos la Trinidad con la Biblia, y que significa la expresión de que hay un solo Dios. La Biblia contiene expresiones literales y expresiones simbólicas, hay que leer el contexto y saber identificar cual de ellas es la correcta.  Pongamos un ejemplo que creo identifica muy bien el concepto trinitario... el Matrimonio.   Leamos en Génesis 2

2:24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. 

   De la misma manera que es simbólico que un matrimonio sea una sola carne física y substancialmente hablando, el concepto de trinidad tiene el mismo sentido y lo vamos a ver con las Escrituras.

   Primero veamos algunas diferencias, para que podamos identificar que,  siendo iguales en divinidad, atributos y propósito, son diferentes en persona y sustancia

Juan 14

14:28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo. 

   Aquí vemos que Cristo reconoce que el Padre es mayor que El mismo, lo que impediría que fueran iguales en sustancia.

Juan 14

14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 


   Aquí vemos de nuevo, que hay una separación entre el Padre y el Espíritu Santo, el cual será enviado en lugar del Hijo, nuevamente separación total de personalidad, lugar y sustancia.  Sigamos leyendo las Escrituras.

Juan 17

17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. 

   Resulta evidente que estar al lado de alguien, no es ser ese alguien, y tener algo contigo, es estar en tu presencia, pero no en su esencia ni en su sustancia.

   Vayamos ahora a analizar los versículos que son mas claros al respecto de lo que significa verdaderamente la Trinidad, y que,  sencillamente,  es la unión de tres seres divinos, separados y diferentes en sustancia, pero unidos en propósito y obra, pudiendo así, como con el ejemplo del matrimonio, afirmar que son un solo Dios, sin que ésto se refiera a su sustancia, sino a su propósito.  O por decirlo de otra manera, es un lenguaje simbólico y no literal.

   Esta primera cita, quizá sea la mas controvertida y la mas usada para afirmar la trinidad tradicional, pero si la examinamos detenidamente, veremos que es completamente erróneo, leamos en Juan

14:8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 
14:9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 
14:10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 
14:11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. 
14:12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. 
14:13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 
14:14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

  Dos cosas importantes podemos identificar en estos versículos, primero que nada, que Cristo no dice que es el mismo que el Padre, sino que está en el Padre, como el marido esta en la mujer y la mujer en el marido, pero siguen siendo dos personas diferentes, el Padre y el Hijo son iguales en poder, santidad, divinidad y bondad, pero están en perfecta unión espiritual, no física.
Lo segundo es que,  el decirle a Felipe que El era como el Padre y que llevaba mucho tiempo con ellos, no es una afirmación literal, sino una útil herramienta de enseñanza simbólica, que Cristo muy habilmente utilizaba con regularidad para enseñar alguna doctrina, como por ejemplo leemos en Marcos

3:31 Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle. 
3:32 Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan. 
3:33 El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? 
3:34 Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. 
3:35 Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.

   Evidentemente Cristo tenia una madre y unos hermanos, pero aprovechó su visita para ilustrar el principio de que todos somos hermanos, exactamente igual que le explicó a Felipe su relación con el Padre.

   Sigamos y veamos como es esa relación con el Padre y sobre todo, cómo nos relacionamos nosotros con Ellos, para ello, Cristo nos enseñó una hermosa parábola que se encuentra en 

Juan 15

15:1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 
15:2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 
15:3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 
15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 

   Vemos, pues, que el concepto trinitario se extendería a todos los creyentes, no sólo a los tres Dioses, Padre, Hijo y Espíritu Santo, debiendo predominar en nosotros, ésa misma unidad que ellos tienen en perfección y gloria.

   Para ir terminando, tres citas que inciden en la unidad, la unidad de los santos, la unidad de los creyentes, la unidad de los hijos de Dios, a semejanza de la unidad de la verdadera Trinidad, Dios Padre, Jesucristo su Hijo y el Espíritu Santo

Juan

17:11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. 

   Cualquiera que lo lea comprende esta hermosa oración de Cristo a favor de sus discípulos y la hermosa enseñanza de estar unidos, como ellos están unidos.

   También leemos 

Juan 

14:20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. 

Cuan hermosas esas palabras, destruyendo las falsas enseñanzas de cristianos errados del siglo IV, dominados por emperadores que imponían su autoridad para la conveniencia de su Imperio y no para la Gloria de Dios.

Y para finalizar.

Juan 

17:20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 
17:21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 
17:22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 
17:23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. 

   No sé si se puede decir mas alto, pero creo que no mas claro, no me queda nada que añadir, la trinidad tradicional es un mito que no aguanta la lectura sincera de la Biblia, ahora cada uno debe decidir si seguir la tradición de los hombres o la verdad de la Palabra de Dios.




viernes, 24 de enero de 2014

LA RESTAURACION DE LA IGLESIA PRIMITIVA DE CRISTO, 3ª Parte


Continuando los artículos anteriores, aquí va el último de todos, sobre la Iglesia de Jesucristo en éstos últimos días.


4.- LA IGLESIA RESTAURADA DE CRISTO EN ESTOS ÚLTIMOS DÍAS.

   Evidentemente, si Dios no cambia y Cristo dejó un modelo de Iglesia, deberíamos buscar la Iglesia de Cristo en la actualidad con el mismo patrón y modelo, vamos a retomar algunos de ellos y algunas Escrituras que hablan específicamente de éstos, los últimos días.

                4 a) Falsos Profetas.

Se cita muchas veces a Mateo 24

24:24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 

   Estoy completamente de acuerdo con esta escritura, hay falsos profetas y hacen señales, pero toda realidad tiene un contrario… ¿Cómo va a haber un falso profeta si no hay un verdadero profeta? ¿Cómo van a hacer señales falsas si no hay señales verdaderas?.  Tal como le ocurrió a Moisés con los magos de Egipto que imitaron sus señales, pero para que las señales de los magos fueran falsas, eran necesarias las señales verdaderas de Moisés.

                4 b) Señales

   Cristo les prometió a sus seguidores que podrían hacer señales si tenían fe y que eso (junto al amor cristiano), sería prueba de que son seguidores suyos, veamos en Juan 14

14:12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. 

   De modo que los verdaderos cristianos deberían tener el poder y la fe de hacer milagros y señales semejantes a los del Salvador, yo puedo testificar de ello, en la Iglesia de Jesucristo he visto milagros y sanidades increíbles, solo que no se hacen en público ni para presumir, se hacen de forma callada y no se publicitan, como los fariseos o algunos cristianos de la actualidad que hacen un circo y un esperpento, cuando no una comedia y un montaje. También leemos en Marcos 16

16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
16:16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 
16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 
16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

   Vemos pues las señales que un buen cristiano puede hacer, si tiene la autoridad de Dios y la fe suficiente. O como con toda naturalidad Santiago en su capítulo 5


5:13 ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. 
5:14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. 
5:15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. 


   Era algo habitual que los ancianos (sacerdotes llamados y ordenados) tuvieran el poder de sanar a los enfermos, como hoy en día en la Iglesia de Cristo. Veamos algunos otros ejemplos del nuevo testamento que deberían estar hoy en la iglesia verdadera.

2 Corintios 12

12:12 Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros. 

O en Hebreos 2

2:3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 
2:4 testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.


   Vemos que la salvación está unida a las manifestaciones de señales y revelación del Espíritu Santo.
Veamos más sucesos milagrosos y prodigiosos

Hechos

2:43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 

3:6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. 
3:7 Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; 
3:8 y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. 


6:8 Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo. 

7:55 Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 
7:56 y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. 


14:9 Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, 
14:10 dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. 


15:12 Entonces toda la multitud calló, y oyeron a Bernabé y a Pablo, que contaban cuán grandes señales y maravillas había hecho Dios por medio de ellos entre los gentiles. 

19:1 Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Éfeso, y hallando a ciertos discípulos, 
19:2 les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. 
19:3 Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. 
19:4 Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.
19:5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. 
19:6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. 


   Esta última me encanta porque une los grandes principios de la verdadera Iglesia de Cristo, AUTORIDAD, SEÑALES, IMPOSICION DE MANOS, ESPÍRITU SANTO, todo necesario para la salvación del género humano por la Expiación de Cristo, el Señor.

Seguimos con Hechos

19:11 Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, 

20:9 y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. 
20:10 Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo. 
20:11 Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió. 
20:12 Y llevaron al joven vivo, y fueron grandemente consolados.


21:9 Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban. 

28:3 Entonces, habiendo recogido Pablo algunas ramas secas, las echó al fuego; y una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la mano. 
28:4 Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir. 
28:5 Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño padeció. 
28:6 Ellos estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; más habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios. 
28:8 Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó. 
28:9 Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y eran sanados;



   Además de las citadas referencias, recordar el capítulo 12 de 1 Corintios acerca de los dones del Espíritu, sobre todo

12:27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 
12:28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 
12:29 ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 
12:30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? 
12:31 Procurad, pues, los dones mejores.


   También recordar algunos sucesos que todavía están aconteciendo específicamente es estos últimos días…

Joel

2:28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 
2:29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. 
2:30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. 
2:31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. 


   O profetas con una misión específica todavía por realizar…

Apocalipsis

11:3 Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. 
11:6 Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. 
11:7 Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. 
11:8 Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. 
11:9 Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. 
11:10 Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. 
11:11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. 
11:12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. 
11:13 En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. 


¿De dónde saldrán estos profetas si no creemos que hoy día sean necesarios? Porque tienen una obra muy clara y precisa que realizar y tienen el poder y la comisión de hacer algo especifico en los últimos días de la Tierra.


CONCLUSION.-

   Dios no cambia, El llamó a profetas y dio Mandamientos y los guió por Revelación. Cristo hizo lo mismo, llamó a sus Apóstoles, les dio Autoridad, y les mandó enseñar el Evangelio con poder y por Revelación. Por lo tanto hoy día, necesitamos Profetas y Apóstoles llamados por Dios, necesitamos la Autoridad para predicar y realizar milagros y sanidades, necesitamos el Espíritu Santo para entender las Escrituras y para ser guiados hacia Cristo y su Reino.
   Solo quiero añadir mi testimonio personal, que sé por revelación personal, que Dios vive, es un Padre amoroso que nos ha dado a su Hijo como Redentor, y que ha Restaurado hoy día su Iglesia por medio de Apóstoles y Profetas y que cada uno de nosotros podemos conocer la verdad por medio de la Revelación personal a través del Espíritu Santo, yo lo sé tan claro como el día, y cada uno puede saber por sí mismo.

Santiago Lázaro.



miércoles, 22 de enero de 2014

LA RESTAURACION DE LA IGLESIA PRIMITIVA DE CRISTO, 2ª parte

Continuando con el tema anterior, hemos visto el método de Dios para comunicarse con sus hijos en la antigüedad, ahora veremos como lo hacía en la época de Cristo, usando el mismo método. Algunos dicen que cuando Cristo vino, todo cambió y que ya no son necesarios profetas, pero como hemos visto y veremos, Dios no cambia, y su método tampoco. Cristo cumplió la ley y amplió los mandamientos al darnos el Evangelio del amor, pero no cambió el método de comunicarnos con Dios.

3.-LA IGLESIA QUE JESUCRISTO ORGANIZÓ, SEGÚN LEEMOS EN EL NUEVO TESTAMENTO.

      3a) FUNDAMENTO DE APOSTOLES Y PROFETAS.-

Continuando con el mismo criterio, si Dios no cambia y siempre nos habla por revelación, inspiración o profecía (cuyos términos son sinónimos), veamos cómo este mismo patrón lo siguió Jesucristo en el Nuevo Testamento, así como sus apóstoles…
Así lo expresa el apóstol Pablo en su epístola a los Efesios, 2

18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.
 19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos con los santos, y miembros de la familia de Dios;
 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
 21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;
 22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

   Por lo que resulta claro que la Iglesia que Cristo organizó, está basada en apóstoles y profetas, siendo Él la piedra angular, pero una piedra angular nada es sin apoyos donde descansar, así es que vemos como es imperioso tener en la Iglesia, apóstoles y profetas, teniendo en cuenta además, que no hace referencia a viejos profetas de la antigüedad, como muchos cristianos errados o interesados indican, negando así la necesidad actual de ellos, sino que directamente menciona profetas y APOSTOLES, éste término de apóstol NO APARECE NINGUNA VEZ EN EL ANTIGUO TESTAMENTO, por lo que no puede referirse esta escritura, ni las que voy a citar más adelante, al Viejo convenio ni  a los viejos profetas… sino al fundamento de la Iglesia de Cristo.

Veamos que sigue enseñando Pablo a los Efesios, capitulo 4

solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.
 Un cuerpo, y un Espíritu; como fuisteis también llamados a una misma esperanza de vuestra vocación;
 un Señor, una fe, un bautismo,
 un Dios y Padre de todos, quien está sobre todos, y por todos y en todos vosotros.

   Vemos que enseña acerca de la Iglesia, UNA SOLA, bajo su dirección, con sus ordenanzas, y con su Guía. Un poco más adelante, nos dice CÓMO Y PARA QUÉ,

11 Y él mismo constituyó a unos apóstoles; y a otros, profetas; y a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros;
 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que, para engañar, emplean con astucia las artimañas del error,
 15 sino que, hablando la verdad en amor, crezcamos en todas las cosas en aquel que es la cabeza, a saber, Cristo;

   Queda clarísimo que El organizó su iglesia con apóstoles y profetas, para perfeccionarnos, estar unidos y no ser engañados…, sin apóstoles y profetas, hay desunión y múltiples engaños… como vemos en la actualidad.
Añadamos ahora, que además de no aparecer el término apóstol en el antiguo testamento, en el nuevo testamento leemos de profetas de ésa época, no solo cita de antiguos profetas, por ejemplo en los Hechos capitulo 13

 Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía profetas y maestros: Bernabé; y Simón, el que se llamaba Niger y Lucio cireneo; y Manaén, que se había criado con Herodes, el tetrarca, y Saulo.
Y en Hechos 11
27 Y en aquellos días descendieron unos profetas de Jerusalén a Antioquía.

Y Hechos 15

32 Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, exhortaron y fortalecieron a los hermanos con abundancia de palabras.

Y Hechos 21

 10 Y permaneciendo nosotros allí durante muchos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo,

   Finalmente, como colofón, la explicación de Pablo sobre la ORGANIZACIÓN DE LA IGLESIA DE CRISTO, en 1 Corintios, 12

28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego milagros; después los dones de sanidades; ayudas, administraciones y diversidades de lenguas.

       3b) GUIADOS POR EL ESPIRITU SANTO.

   Si hay algo característico y significativo de los primeros miembros de la Iglesia de Cristo, es que eran guiados por el Espíritu Santo, en pocos sitios se cuenta que estudiaran las Escrituras para convertirse, sin quitar importancia ni desmerecer al estudio de las Santas Escrituras, pero éstas son más bien para instruir, que para convertir, lo contrario que ha quedado para la cristiandad actual, que faltos de inspiración divina, han exagerado el uso de las Escrituras como único canal de comunicación con Dios, mientras que en el nuevo testamento aparecen reiteradamente la conversión y guía del Espíritu Santo.

   Siguiendo este razonamiento, leamos las palabras del Maestro al respecto, en Juan 16

13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por sí mismo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir.

   Por lo tanto vemos, como la promesa del Salvador de enviarnos su Espíritu es para guiarnos a la verdad y darnos a conocer todas las cosas, es el Camino para llegar a conocer la verdad, veamos ejemplos en el nuevo testamento, Hechos 5

Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo y te quedases con parte del precio de la heredad?
 Reteniéndola, ¿no te quedaba a ti? Y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

Hechos 10

19 Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan.

Hechos 11

12 Y el Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar. Y fueron también conmigo estos seis hermanos, y entramos en casa de un varón.

Hechos 13 

Ministrando, pues, éstos al Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.

Hechos 16

 Y atravesando a Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia.
 Y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia; pero el Espíritu no se lo permitió.

Hechos 20

 22 Y ahora, he aquí, ligado yo por el Espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer,
 23 salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

Hechos 21

 Y habiendo hallado a los discípulos, nos quedamos allí siete días; y ellos decían a Pablo, por el Espíritu, que no subiese a Jerusalén.
11 quien, viniendo a nosotros, tomó el cinto de Pablo y, atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles.

   Asimismo hay otras cantidades de versículos que cuentan como los primeros cristianos eran guiados por ángeles o por visiones, que son otras formas de revelación, como en las siguientes citas.

Hechos    7: 55, 56.
                   8: 26.
                 10: 1-5
                 10: 10-16.
                 16: 9, 10.
                18: 9, 10.
                27: 22-24.

Incluso revelación del mismo Jesucristo

                Hechos  9: 3-6
                Hechos 23: 11.
                                                                   
          3b) CONVERSION POR EL ESPIRITU SANTO EN UN PLAZO CORTO.

    Teniendo en cuenta lo antedicho, la conversión a la verdad, recibida por la iluminación y guía del Espíritu Santo no requiere de un estudio largo y prolongado de las doctrinas, sino de una potente sensación de la realidad de Cristo por revelación a nuestro corazón a través del Espíritu Santo.
Vuelvo a reiterar que las Escrituras son maravillosas y pueden convertir a algunos, pero son mayormente para instruirnos y educarnos, puesto que la verdadera conversión viene por revelación directa de Dios a nosotros, tal como lo expresó Pablo a los Corintios, capitulo 2

 Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el  testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.
 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.
 Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;
 y ni mi palabra ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,
 para que vuestra fe no estuviese fundada en la sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios.

   Aquí claramente nos dice como predicaba el Evangelio un apóstol que tenía un gran conocimiento teológico y secular, sin embargo, usaba el Espíritu y el poder de Dios, para que la fe de los oyentes no estuviese basada en sabiduría humana, sino en poder de Dios, que significa que Él dé revelación personal a cada oyente, para que el Espíritu Santo convierta a las personas, y cómo?

10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
 11 Porque, ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha dado;
 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por humana sabiduría, sino con las enseñadas por el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

   Por revelación del Espíritu, que distingue la verdad de las filosofías humanas, todo esto viene a resaltar todos los puntos anteriores que he mencionado sobre la revelación personal para conocer a Cristo y poder seguir su evangelio, tal como citaba, y vuelvo a citar en Mateo 16

 17 Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

La clave de la conversión es la REVELACION.

Por eso encontramos muchos ejemplos de conversiones rápidas, porque no se necesita estudiar y convencer, sino enseñar el evangelio y sentir el poder revelador del Espíritu Santo, veamos algunos ejemplos en Hechos 2, lo que ocurrió tras un discurso del apóstol Pedro,

 37 Entonces al oír esto, se compungieron de corazón y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?
 38 Y Pedro les dijo: Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.
 41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y fueron añadidas a ellos aquel día como tres mil personas.

Hechos 4

Pero muchos de los que habían oído la palabra creyeron, y el número de los varones era como cinco mil.
Hechos 8
35 Entonces Felipe, abriendo su boca y comenzando desde esta Escritura, le anunció el evangelio de Jesús.
 36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua; y dijo el eunuco: He aquí agua; ¿qué impide que yo sea bautizado?
 37 Y Felipe dijo: a crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.
 38 Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.

Hechos 16

13 Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde se solía orar; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.
 14 Entonces una mujer llamada Lidia, que vendía púrpura, de la ciudad de Tiatira, y que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor le abrió el corazón para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.
 15 Y cuando fue bautizada, junto con su familia, nos rogó, diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa y quedaos; y nos persuadió.

y

 26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudieron; y al instante todas las puertas se abrieron, y las cadenas de todos se soltaron.
 27 Y al despertar el carcelero y ver abiertas las puertas de la cárcel, sacó su espada y se quería matar, pensando que los presos habían huido.
 28 Pero Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, porque todos estamos aquí.
 29 Él entonces, pidiendo luz, entró precipitadamente, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas;
 30 y los sacó fuera y les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?
 31 Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa.
 32 Y le hablaron la palabra del Señor, a él y a todos los que estaban en su casa.
 33 Él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas de los azotes; y se bautizó en seguida, él y todos los suyos.
 34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó de que con toda su casa había creído en Dios.

   Incluso cuando se menciona a Pablo usando las escrituras para convencer y convertir, éste lo hace en un breve periodo, concretamente de tres días en Hechos 17

Y Pablo, como acostumbraba, entró a reunirse con ellos, y durante tres días de reposo discutió con ellos, empleando las Escrituras,
 declarando y exponiendo que era necesario que el Cristo padeciese y resucitase de entre los muertos; y decía: Jesús, a quien yo os anuncio, es el Cristo.
 Y algunos de ellos creyeron y se juntaron con Pablo y con Silas; y una gran multitud de los griegos devotos, y de las mujeres principales no pocas.

       3d) SUCESION APOSTOLICA

   Es curioso encontrar en el nuevo testamento algo que la cristiandad actual niega por completo, y es que sean necesarios hoy día apóstoles y profetas, y justo LO PRIMERO, que hicieron los apóstoles después de la Ascensión de Cristo es buscar un Apóstol que sustituyera al difunto Judas, a fin de mantener el numero de 12, ¿debía de ser importante, o no?, leamos en Hechos 1

 21 Es menester, pues, que de estos hombres que han estado junto con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros,
 22 comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros de su resurrección.
 23 Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías.
 24 Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra a cuál de estos dos has escogido,
 25 para que tome el oficio de este ministerio y apostolado, del cual cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.
 26 Y echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles.

    O como sucedió más adelante, tras la muerte de Santiago y algún otro apóstol, siguieron orando y ordenando apóstoles para mantener el grupo de los Doce, como leemos en Hechos 13

Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía profetas y maestros: Bernabé; y Simón, el que se llamaba Niger y Lucio cireneo; y Manaén, que se había criado con Herodes, el tetrarca, y Saulo.
 Ministrando, pues, éstos al Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.
 Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

   Como sabemos, fueron ordenados al Apostolado (Hechos 14:14), así es que es muy significativo que siempre que había un hueco en el apostolado, se buscaba y ordenaba a un varón justo que lo ocupara para mantener la organización de Cristo (Efesios 2: 19-22), y que esta ordenación viniese por oración, REVELACION E IMPOSICION DE MANOS.

   Así vemos los dos grandes requisitos para hacer la voluntad de Cristo y conocerle:  tener la AUTORIDAD y seguir la REVELACION, así, por la autoridad y por la IMPOSICION DE MANOS, se ordenaba al sacerdocio y apostolado y se confería el Espíritu Santo.

       3e) CÓMO ENTENDER E INTERPRETAR LAS ESCRITURAS.

    Prácticamente todas las religiones cristianas actuales, recurren a la Biblia como única fuente de conocimiento y autoridad, y sin embargo niegan el único camino para comprenderlas, Pedro lo explicó muy claramente en su 2 epístola capitulo 1

20 entendiendo primero esto: que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,
 21 porque la profecía nunca fue dada por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

   Recordemos que profecía, revelación e inspiración son sinónimos, por lo que toda las enseñanzas de la Biblia son inspiradas y reveladas, por lo que Pedro dice que no se pueden entender por el conocimiento humano (recordemos 1 corintios 2), sino que se entienden por el Espíritu Santo, no podemos entenderlas por nosotros mismos, solo por el espíritu de Dios, de modo que necesitamos un CONJUNTO.-   REVELACION, AUTORIDAD, APOSTOLADO, ESPIRITU SANTO…., no podemos separar una cosa de otra, así es que la verdadera interpretación de la Biblia se consigue solo por el mismo cauce que la recibimos, LA REVELACION.

Veamos qué pasa si no lo hacemos así…

1 Corintios 8

El conocimiento envanece, pero la caridad edifica.

2 Corintios 3

el que asimismo nos hizo siervos capaces de un nuevo convenio, no de la letra, sino del espíritu, porque la letra mata, pero el espíritu vivifica.

Por eso vemos ahora muchos “teólogos” que abundan en conocimiento como los fariseos de antiguo, pero tienen muy poco espíritu y amor.

       3f) LOS DONES DEL ESPIRITU

   No sólo los profetas profetizan o enseñan el Evangelio verdadero, sino que todos nosotros, los santos de la iglesia, los miembros comunes y corrientes, llamados a ser santos, tenemos el privilegio y la responsabilidad de utilizar todos los dones espirituales, que SON PARA TODOS.   Ya el apóstol Pablo así lo expresó en su 1 Corintios 12, acerca de todos los dones que los miembros de la iglesia poseemos, para edificarnos unos a otros, todos tenemos algún don, algunos varios, pero es para ayudarnos unos a otros y como prueba de que tenemos la verdad.   Veamos uno en concreto que tiene que ver mucho con la Restauración del Evangelio de Cristo en estos últimos días.

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.
 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.
 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.
 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.
 Porque a la verdad, a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de conocimiento según el mismo Espíritu;
 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu;
 10 a otro, el hacer milagros; y a otro, profecía; y a otro, discernimiento de espíritus; y a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.

   En el versículo 10 se nos invita a profetizar, así es que debe ser realmente importante, la profecía, la sanidad, el conocimiento, las lenguas, los milagros, todos vienen por revelación, ya que el Espíritu Santo es un revelador… y son necesarios para el Evangelio de Cristo, y vemos que sin ello, una  Iglesia no puede ser de Cristo, además añade…

27 Pues vosotros sois el cuerpo de Cristo, e individualmente sois miembros de él.
 28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego milagros; después los dones de sanidades; ayudas, administraciones y diversidades de lenguas.
 29 ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros?
 30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos en lenguas? ¿Interpretan todos?
 31 Procurad, pues, los mejores dones; mas yo os muestro un camino aún más excelente.

    Luego viene la exaltación del amor del capítulo 13, una maravillosa comparación que viene a enseñarnos que aunque poseamos todos los dones y conocimientos, el AMOR está por encima de todo y sin amor nada somos. Sin embargo hay un versículo que toda la cristiandad actual cita para decir que no necesitamos revelación actual…

13:8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 

   Nunca he visto una interpretación más infame de una escritura, voy a razonar el porqué


  •                 Es una comparación y ensalzamiento del amor, no una afirmación en sí mismo.
  •                 Si la profecía cesara, también lo haría la ciencia, aquí referida al conocimiento del Dios,         ¿eso  ha cesado?
  •                      No hay ningún otro versículo en todo el nuevo testamento que diga algo parecido, después de  todo lo arriba escrito, si no fuera actualmente necesaria la revelación ¿no crees que Dios lo   hubiera dicho más explícitamente?
  •              Aun en el supuesto que las revelaciones acabaran por la apostasía que se produjo por la falta              de Apóstoles y el cambio de las doctrinas ¿esto significaría que NUNCA más podría haber            revelación.
  •              Por si hay alguna duda, justo al terminar la exaltación del amor dice lo siguiente…  

     14:1 Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. 

   Uniendo los dos conceptos de una forma prodigiosa, no excluyendo nada, sino integrando todo y destacando la PROFECIA.


  • Continuará....