Mormones y politica.




Un tema que resulta fascinante para muchos, cuando no controvertido, es el de la participación en política de cualquier cristiano, y no es asunto de menor importancia, porque, por desgracia, se ha mezclado muchas veces y ha causado, y aun causa, grandes injusticias mezclar la política con la religión, en especial aquellos países que fueron o son hoy día, regímenes religiosos, por lo que se priva a todo ser humano de disfrutar de uno de los Derechos Fundamentales, el de vivir y profesar una religión, conforme a los dictados de su conciencia.

Ello no es óbice para negarnos rotundamente a participar en política y defender gobiernos laicos, libre de toda opresión o influencia religiosa, pero que a la vez, defiendan y permitan la libertad de creencia de todos sus ciudadanos.

La Biblia así lo enseña, leamos

Romanos 13


Sométase toda alma a las autoridades superiores, porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios son ordenadas.
 Así que, el que se opone a la autoridad, a lo ordenado por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí.
 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella;
 porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; pues no en vano lleva la espada, porque es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.
 Por lo cual es necesario que le estéis sujetos, no solamente por razón de la ira, sino también por causa de la conciencia.
 Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que se dedican a esto mismo.
 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que temor, temor; al que honra, honra.

Dios es un Dios de orden y el orden es necesario para el respeto de las libertades y derechos de todos los seres humanos, por lo que honrar y sostener aquellas leyes que defienden a todos los ciudadanos, es una responsabilidad de todo buen cristiano.


Pedro también lo enseñó en sus Epístolas, 



1 Pedro 2


13 Por causa del Señor, estad, pues, sujetos a toda autoridad humana, ya sea al rey como superior,
 14 ya a los gobernadores como enviados por él para castigo de los malhechores y para loor de los que hacen el bien.
 15 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo el bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos;
 16 actuad como libres, y no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.
 17 Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.
A veces, algunos grupos religiosos presumen de su absoluta neutralidad en temas políticos, cuando realmente están incumpliendo las Escrituras, y normalmente, se escudan en su extrema bondad y justicia, presumiendo de superioridad moral y alejándose de todo lo mundano, como cosa odiosa y contaminadora, cuando en realidad lo que, en ocasiones, hacen ejercer un control mental, al alejar a sus miembros de la vida cotidiana, que, si bien un cristiano no debe participar en las maldades del mundo, tampoco puede aislarse del mismo, porque debemos estar en el mundo, sin ser del mundo.

Esta falsa neutralidad es en realidad, un completo error, un extremo del comportamiento 'cristiano', pero que tiene su comprensión en el otro extremos, que fueron, o son, los gobiernos confesionales, que controlan la fe y creencias, y favorecen a unos en detrimento de otros, o incluso prohiben todo lo que no sea de su agrado, como tenemos muchos ejemplos en la Historia, baste citar a Constantino el Grande que destruyó todo lo que quedaba del Evangelio sencillo de Cristo en el siglo IV de nuestra era.


Tito 3

Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y a las autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos para toda buena obra.

Por si hubiese alguna duda, veamos como se comportó Cristo a la hora de respetar las leyes en su tiempo, incluso bajo la opresión de un gobierno extranjero, con los tributos al imperio romano y con las contribuciones a su propio pueblo.


Mateo 17


24 Y cuando llegaron a Capernaúm, fueron a Pedro los que cobraban las dos dracmas y dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?
 25 Él dijo: Sí. Y entrando él en la casa, Jesús le habló antes, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijos o de los extraños?
 26 Pedro le dijo: De los extraños. Jesús le dijo: Luego los hijos están exentos.
 27 Mas para no ofenderlos, ve al mar y echa el anzuelo, y al primer pez que salga, ábrele la boca y hallarás un estatero; tómalo y dáselo por mí y por ti.


Mateo 22


17 Dinos, pues, ¿qué te parece? ¿Es lícito dar tributo a César, o no?
 18 Pero Jesús percibió la malicia de ellos y les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas?
 19 Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario.
 20 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen y la inscripción?
 21 Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.

Nosotros como Santos de los últimos días, creemos en esto mismo y así lo declaró en profeta en uno de los artículos de fe, que resumen nuestras creencias.

Artículo de Fe, 12

12 Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley.

Por supuesto, estoy muy de acuerdo con la frase del filósofo......



Les acompaño un artículo muy interesante al respecto, que espero  les guste.


El papel de los mormones en la política.



“La religión y el gobierno recorren vías diferentes pero paralelas; tienen más éxito y son más eficaces cuando se protegen y se apoyan mutuamente.” -Élder Wilford W. Andersen (De los Setenta)
Aunque la Iglesia, como institución, ha afirmado repetidamente su neutralidad política, se insta a los Santos de los Últimos Días a participar en el proceso político y a hacer oír su voz en el debate público.
El ser buenos ciudadanos dondequiera que vivamos es parte de nuestra religión. Nuestro papel en la política como miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, reside en la creencia de ejercer nuestro derecho como ciudadanos, de elegir y participar activamente en los procesos democráticos, que sucedan en nuestro propio país. Se trata de elegir, en lugar de evadir nuestras responsabilidades, de tomar el rumbo del país hacia un destino más democrático, más participativo, más eficiente, más consciente de su papel en la política.
Hoy en día, requerimos más ciudadanos y miembros de la Iglesia, que sean ejemplares ciudadanos, miembros fieles y activos en la Iglesia, por supuesto, cabe mencionar, que es de acuerdo con las leyes de sus respectivos gobiernos. Hoy más que nunca, los miembros de la Iglesia, deberán de estudiar y minuciosamente con espíritu de oración, fe, y diligencia con respecto a los asuntos políticos y a los candidatos a un puesto público, o como servidores públicos. Sin duda alguna, la política y la religión, deberán poseer autonomía, pero sobre todo, paralelismo, conformando un equilibrio, de tal manera que se apoyen y se respeten uno a otro.
No podemos hoy en día, permanecer inertes a los acontecimientos y hechos históricos que acontecen a nuestro alrededor, es parte de nuestra responsabilidad, como ciudadanos que vivimos en nuestro país, ser un factor de cambio social, seamos participes activos, propongamos, busquemos alternativas, y demos opciones, busquemos lo mejor para el bienestar de nosotros, y nuestras familias. Apoyemos y busquemos nuevas ideas, seamos aquellas personas de la sociedad, que cuando perciben que algo puede mejorarse, puedan contagiar ideas que promuevan el liderazgo verdadero, ese liderazgo, que ocasione mayor participación, y mayor difusión de información.
En Doctrina y convenios 98:10 menciona: “Por tanto, debe buscarse diligentemente a hombres honrados y sabios, y a hombres buenos y sabios debéis esforzaros por apoyar; de lo contrario, lo que sea menos que esto del mal procede”. Por medio de la oración, la diligencia, el meditar y escudriñar en las escrituras, encontraremos las respuestas a estos asuntos de vital importancia, que en muchas ocasiones, repercuten nuestros estilos de vida. Alguna vez escuche a mi propia abuelita mencionar: “Debemos orar por nuestros gobernantes, y los políticos actuales, para que el Señor les brinde guía y sabiduría, porque dependemos en gran manera, de la toma de decisiones que ellos hagan”. Y pienso realmente lo mismo.
La política y la religión, pueden llegar a ser temas controvertidos, pero, se nos ha dado la manera en la cual podemos, llegar a ser, que sean independientes por si solas, pero en una dirección paralela, que nuestro actuar siempre sea de acuerdo a la visión y el potencial divino que poseemos, y tomemos todas nuestras decisiones, de acuerdo con la guía del Señor, generando ese equilibrio paralelo.



10 comentarios:

  1. ...buen artículo, lástima que la política actualmente en muchos países como aquí en España deja poco de desear con la corrupción que hay, no existe ningún político honesto, justo y honrado! ...sin generalizar, claro está!
    Pedro

    ResponderEliminar
  2. Pues si, y precisamente por ello, es cuando mas tenemos que participar, para ayudar a terminar con la corrupcion y la deshonestidad.... Gracias por tu opinion.

    ResponderEliminar
  3. Pues si..esta bien claro..obedecer y respetar las leyes de un pais....y apoyarlas.....en algunos Paises hay ..democrasia y resulta mas facil..apoyar las leyes.o respetarlas....pero debemos recordar..que ..todas ..los reinados de esta tierra..iran quedando obsoletos y caeran los gobiernos y los reinados....pero mientras tanto...estamos obligados a respetar las leyes de nuestro pais o donde vivamos..en ocaciones..sera muy dificil..y una prueba..de fe...pero al señor no se le escapa..nada!!..y tarde o temprano..pondra orden..en su. Bella.tierra..porque lo que olvidan los gobernantes..que la tierra ya tiene juez y Rey......es dificil ..pero estos tiempos lo serian. Mucho mas...graciassss me hace..pensar.en el milenio..jaja abrazos!!!
    Marina

    ResponderEliminar
  4. Pues si, pero hasta que llegue el que tiene derecho a Reinar, es nuestra responsabilidad hacer todo lo posible por la justicia y la moral.
    Gracias por opinar.

    ResponderEliminar
  5. El artículo está muy bueno ,si queremos que nos gobiernen personas responsables por nuestro bienestar, involucrémosnos en la política y conozcamos algo de las leyes .recuerdo que un grupo de hermanas de la S.S. fueron invitadas a una reunión con diferentes organizaciones para dar sus opiniones con respecto a sus creencias , el profeta les preguntó si querían ir ,ellas contestaron que no aprenderían nada de esa reunión.el profeta les dijo :vayan y aporten sus testimonios ,y ofrezcan su ayuda en que pueden servir ,salieron de esa reunión muy felices
    Olinda

    ResponderEliminar
  6. No preguntes que puede hacer tu pais por ti ,pregúntate que puedes hacer tu por tu pais

    ResponderEliminar
  7. Y la gran pregunta, es a quién votar? Que si PP o PSOE como partidos que han demostrado venderse y robar al pueblo a manos llenas y que han hecho de la política una forma de enriquecerse o a PODEMOS que no se sabe como serán y dicen que son la extrema Izquierda y son del Diablo, a Ciudadanos que de alguna forma se va a alinear a los partidos mayores y puede llegar a venderse o no... ni uno bueno, y las leyes tienen que gobernar para todo el pueblo y no solo para los Cristianos. La mayoría no práctican religión, luego el catolicísmo, y finalmente el cristianismo con muchas iglesias y cultos diferentes entre ellos los mormones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, ese es el gran dilema de la sociedad española....

      Eliminar
  8. Es lo mismo respectar la leyes, pagar impuestos, ser pacífico y buenos ciudadanos, que meterse en política??? Aprueba la biblia en meterse en política??? Que hizo o actúo Jesús????, gracias a la espera estoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ese es el tema que traté en este artículo, si me dice algunas citas biblicas que lo prohiban..... porque segun leemos estamos en el mundo, pero no somos del mundo y ello autoriza a participar en politica para defender los valores cristianos.

      Saludos

      Eliminar

Cualquier comentario es bien recibido si se hace con respeto y educacion. Los comentarios que no cumplan estas sencillas normas seran borrados.