Translate

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Mormones y milagros



Todo el mundo sabe que Jesucristo hacía milagros, en la Biblia tenemos una amplia relación de muchos de ellos, desde sanar un enfermo, a calmar una tempestad, desde echar fuera demonios a levantar a una persona de la muerte.

Y aunque esa demostración de poder no quedaba limitada al Hijo de Dios, sino que ya en la antigüedad, profetas habían realizado milagros y posteriormente, muchos discípulos de Jesús también los realizaron, hoy en día hay dos corrientes doctrinales al respecto.

La primera es que hoy en día no existen milagros, ya que éstos acabaron con la desaparición de los Apóstoles de Jesucristo.

La segunda es que hoy día si se hacen milagros y se organiza todo un espectáculo para llamar la atención sobre ellos, intentando demostrar que el hecho de realizarlos, es manifestación de que se tiene el poder de Dios, por desgracia la inmensa mayoría solo parece un circo o un teatro.

Sin embargo hay una tercera opción y ésta es la de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que manifiesta tener el poder de Dios por medio del Sacerdocio y el poder de realizar milagros, igual que lo hizo Jesús y sus Apóstoles, pero se hace de forma sagrada y confidencial, es decir, los milagros se realizan hoy en día pero no se les da publicidad ni se presume de ellos, se hacen por la fe de las personas, por el poder del Sacerdocio y para la gloria de Dios, no del mundo.

Es por ello que cuesta mucho encontrar algún relato de un milagro en la Iglesia, porque suele guardarse como sagrado y pocas veces trasciende mas allá de las personas involucradas, pero para la gloria de Dios y como testimonio de su Iglesia, voy a intentar poner en sucesivos artículos aquellos que vaya encontrando, comenzando por uno realizado en Nauvoo en 1839 y que forma parte de la historia de la Iglesia.

Veamos algunas características de los milagros en la Biblia y comprobemos cual es su naturaleza exacta, para distinguir la realidad frente al espectáculo y su existencia frente a la negación.

Al final de los Evangelios vemos la comisión de Jesucristo a sus discípulos y su promesa.

Marcos 16


15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
 16 El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado.
 17 Y estas señales seguirán a los que creyeren: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas;
 18 tomarán serpientes en las manos y, si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos impondrán sus manos, y sanarán.


Vemos como Cristo mandó hacer milagros a sus discípulos, veamos algunos de los que El mismo hizo y si analizamos muchos de ellos podemos ver algunas características, 

Jesús buscaba al necesitado y se compadecía de sus dolores, buscaba y aceptaba la fe de los mismos, aunque fuese poca, procuraba hacerlo confidencialmente y sin presumir por ello, aunque a veces lo realizaba ante quienes negaban su poder y misión, para dar testimonio de su divinidad, pero a pesar de todo ello, muchas veces su fama le precedía y las multitudes buscaban su poder sanador.

Veamos uno de los muchos ejemplos, con la hija de Jairo, que tras morir, la devuelve a la vida y para ello, pide la fe de sus padres y solo deja estar presente a tres Apóstoles y a sus padres y termina diciendo que no cuenten nada.


Lucas 8


 50 Y oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y ella será sanada.
 51 Y entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, y a Jacobo, y a Juan, y al padre y a la madre de la niña.
 52 Y lloraban todos y se lamentaban. Y él dijo: No lloréis; no está muerta, sino que duerme.
 53 Y hacían burla de él, sabiendo que estaba muerta.
 54 Pero él, tomándola de la mano, clamó, diciendo: ¡Muchacha, levántate!
 55 Entonces su espíritu volvió, y se levantó inmediatamente; y él mandó que le diesen de comer.
 56 Y sus padres estaban atónitos; pero Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que había sucedido.


Ahora veamos que un componente básico, además de la fe, es el poder del Sacerdocio, es decir, la autoridad de Dios para efectuar estos milagros


Lucas 9


 Y reuniendo a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y para sanar enfermedades.
 Y los envió a predicar el reino de Dios y a sanar a los enfermos.
Incluso a otros Setenta dio el mismo poder.
Lucas 10
17 Y volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, ¡aun los demonios se nos sujetan en tu nombre!



Después de todo lo dicho anteriormente, vemos que hay un modelo o patrón de actuación de Dios para con la realización de milagros.

Principalmente hay dos factores imprescindibles, la fe de las personas y el poder del Sacerdocio, sin éstos, dificilmente pueden verse los milagros. No obstante, dada la misericordia de Dios, cuando no se tiene el Sacerdocio pero se tiene fe, se pueden realizar milagros porque Dios es todo amor y no limita su bondad y poder, por lo que en épocas y lugares sin el Sacerdocio, pero con fe genuina se pueden ver milagros, pero en la forma expuesta, porque si no es así, puede ser un fraude o puede ser una manifestación de poder diferente, tal como sucedió con los magos de Egipto (Ver Éxodo 7 y 8)

Aún quiero añadir un factor más..... la voluntad de Dios, a veces no basta con tener fe y tener el poder, uno debe saber, según la magnitud del milagro solicitado, si está de acuerdo con la voluntad de Dios, y para ello solo mencionaré un ejemplo de los muchos que hay en las Escrituras.

Juan 11

41 Entonces quitaron la piedra de donde el muerto había sido puesto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padregracias te doy porque me has oído.



Aquí está Cristo, frente a la tumba de Lázaro, quizás con el mayor milagro de su vida, sabiendo que lleva cuatro días muerto y sabiendo que ese milagro determinará su propia muerte, y antes de levantarlo de la tumba, pronuncia estas palabras, sabiendo que lo que iba a hacer, se lo había pedido al Padre y éste le había dado permiso para realizarlo.




Finalmente, solo quiero dar mi propio testimonio, testimonio que pueden comprobar con cualquier santo de los últimos días que tendrá muchas experiencias similares en haber sanado o haber sido sanado por el poder de Dios que tenemos hoy día en la Iglesia.

Yo he dado muchas bendiciones de salud, y he podido sentir el poder del Sacerdocio de Dios y he podido ver como las personas eran sanadas, de muchas formas y maneras, pero todas ellas milagrosas, incluso las que no requerían la fe del que la recibía, como la restauración inmediata de la salud de un bebé que ni siquiera era consciente de que estaba enfermo, pero que sanó de inmediato al ser bendecido por el poder del Sacerdocio y la fe de sus padres.

Les dejo pues, con la maravillosa historia del milagro de Nauvoo y les prometo buscar mas en el futuro.








Después de un corto período de refugio en Quincy, Illinois, en los primeros meses de 1839, los santos empezaron a trasladarse a Commerce, a unos 80 kilómetros hacia el norte, en el mismo estado. Luego de haber escapado de su encarcelamiento en Misuri, el Profeta había comenzado a comprar terrenos en Commerce y sus alrededores como lugares de recogimiento para los miles de santos que habían huido de Misuri y que ahora necesitaban un lugar donde rehacer su vida. En julio de 1839 ya había allí cientos de santos acampando en tiendas y carromatos sobre la orilla este del río Misisipí, mientras que otros habían encontrado refugio en barracas militares abandonadas, que estaban al otro lado del río, en Montrose, estado de Iowa. En su nuevo lugar, trabajaron para limpiar y drenar los terrenos pantanosos cercanos al río. Muchos recibieron picaduras de mosquitos y cayeron gravemente enfermos de malaria y otras dolencias. Algunos murieron y hubo muchos que estuvieron al borde de la muerte. José y Emma Smith acogieron a tantas personas en su cabaña de troncos que el Profeta renunció a su cama para dormir en una tienda de campaña.
El 22 de julio, en medio de la enfermedad que afligía a tantas personas, los santos fueron testigos de lo que el presidente Wilford Woodruff llamó después “un día del poder de Dios” 1 . Esa mañana, después de levantarse, el Profeta invocó al Señor en oración y, lleno del Espíritu del Señor, bendijo a los enfermos que estaban en su casa, en el patio alrededor de ésta y a lo largo del río. Cruzó el río y visitó a Brigham Young en su casa de Montrose para darle una bendición de salud. A continuación, en compañía de Sidney Rigdon, Brigham Young y otros integrantes de los Doce, continuó su misión misericordiosa entre otros santos de Iowa. El entonces élder Woodruff escribió sus recuerdos de las bendiciones de salud más memorables de aquel día:
“Cruzamos la plaza pública y entramos en casa del hermano [Elijah] Fordham. Hacía una hora que el hermano Fordham estaba agonizante y esperábamos que en cualquier momento exhalara su último suspiro. Sentí que el Profeta estaba lleno del poder de Dios. Cuando entramos en la casa, el hermano José se acercó al moribundo y lo tomó de la mano derecha… Vio que los ojos del hermano Fordham estaban vidriosos; no hablaba y estaba inconsciente.
“Después de tomarle la mano, [el Profeta] lo miró fijamente y le dijo: ‘Hermano Fordham, me reconoce, ¿no es así?’ Al principio, no hubo respuesta, pero todos pudimos ver el efecto del Espíritu de Dios sobre él.
“[José] volvió a decirle: ‘Elijah, ¿me reconoce?’. Con un murmullo casi imperceptible, el hermano Fordham contestó: ‘¡Sí!’. Entonces el Profeta le dijo: ‘¿Tiene fe en que puede ser sanado?’.
“La respuesta, más clara que la anterior, fue: ‘Me temo que sea demasiado tarde. Si hubiera venido antes, creo que habría podido ser’. Tenía el aspecto de un hombre que despierta de un sueño; era el sueño de la muerte. José le dijo entonces: ‘¿Cree usted que Jesús es el Cristo?’. ‘Sí, creo, hermano José’, contestó él.
“Entonces, el Profeta de Dios habló con voz potente, como con la majestad de la Trinidad: ‘Elijah, ¡en el nombre de Jesús de Nazaret te mando que te levantes y sanes!’.
“Las palabras del Profeta no fueron como las de un hombre, sino como la voz de Dios; me pareció que la casa se sacudía desde sus cimientos. Elijah Fordham se levantó de la cama de un brinco como un hombre se levanta de los muertos. Su rostro cobró un color saludable y toda su persona emanaba vida. Tenía los pies cubiertos de cataplasmas… cuyo contenido se desparramó al sacudírselas de encima; después pidió que le llevaran la ropa y se vistió; pidió un tazón de pan y leche, y comió; luego se puso el sombrero y salió con nosotros a la calle, a visitar a otros enfermos” 2 .

2. Wilford Woodruff, “Leaves from Journal”, Millennial Star, 17 de octubre de 1881, pág. 670; uso de mayúsculas actualizado; alteración en la división de párrafos.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

MORMONES. ¿Revelación o ilusión?


La Iglesia fue literalmente fundada sobre el principio de que cualquiera
puede preguntar a Dios y recibir una respuesta a sus oraciones.

La frase anterior explica muy bien las creencias de los Santos de los Últimos Días, ya que basamos nuestra conversión en la revelación personal y no en el estudio, en la tradición o en la convicción, aunque no rechazamos ninguna de ellas, la base de nuestra fe es el testimonio del Espíritu Santo.

Ante una convicción personal y un testimonio espiritual poco se puede decir, no hay argumentos ni razonamientos posibles, es una cuestión de fe.

La mayoría de las personas lo entienden y lo respetan, pero muchos quieren quitarle valor a la revelación personal, alegando que Dios hoy día no habla con nadie o que confundimos la revelación con la ilusión o la emoción.

Para ello se citan, incorrectamente como intentaré demostrar, los siguientes versículos, que, aparentemente tildan al corazón de engañoso y por ello, dejarían sin valor el testimonio espiritual.



Jeremias 17

 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y sin remedio; ¿quién lo conocerá?

Curiosamente, omiten los versículos anteriores que dan contexto y aclaran el significado verdadero del versículo 9, que como podrán comprobar, no se refiere a la revelación personal, sino a la confianza en Dios, entendiendo que uno no debe confiar en su propio juicio, sino en el consejo de Dios.

Bendito el hombre que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.
 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echa sus raíces

El otro texto que se cita es el siguiente, y la interpretación aparente la misma, pero en este capítulo, cada versículo es una sentencia en si mismo, sin relación con los anteriores.

Proverbios 26

26 El que confía en su corazón es necio,pero el que camina con sabiduría será salvo.

Pero veamos a cual interpretación se parece mas, según los siguientes versículos del mismo libro, y vean como no se refiere a un corazón engañoso, sino a confiar en Dios y sus consejos.

Proverbios 3

Confía en Jehová con todo tu corazón,y no te apoyes en tu propia prudencia.
 Reconócelo en todos tus caminos,y él enderezará tus veredas.
 No seas sabio en tu propia opinión;teme a Jehová y apártate del mal,
Habiendo visto pues, que los textos citados en contra de la revelación personal están descontextualizados y no recriminan ni condenan la respuestas que Dios puede dar a sus hijos en esta Tierra, veamos como podemos llegar a conocer a Dios y obtener respuestas, si por el estudio, el intelecto, la cultura, la tradición o la racionalidad, o, sin descuidar lo anterior, la verdadera raíz de conocer a Dios, está en la revelación personal.





Para ello, voy a empezar por uno de mis textos favoritos de la Escrituras, palabras de Pablo, un erudito y sabio, pero que, precisamente, no confiaba en su sabiduría, sino en el poder de Dios para revelarle su voluntad y conocerlo por medio de la revelación del Espíritu Santo y todos los frutos que ello nos trae.

1 Corintios 2

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.
 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado.
 Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;
 y ni mi palabra ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,
 para que vuestra fe no estuviese fundada en la sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios.
Ese poder de Dios, esa demostración de Espíritu, solo se pueden conseguir directamente de Dios, y por lo tanto, la única vía es la revelación personal.

Sabiendo esto, ya no cabe duda que los versículos usados para tildar de engañoso al corazón y por lo tanto desacreditar la revelación personal no tienen ningún fundamento, pero aún podemos añadir a la lista una serie de circunstancias que traen confusión a la vida de las personas y les impide ejercer la fe para obtener una respuesta a sus oraciones, y por lo tanto, recibir un testimonio espiritual.

Antes de nada, quiero manifestar que la revelación personal no es un privilegio de los mormones ni nada parecido, es un privilegio de cualquier hijo de Dios, orar a su Padre Celestial y recibir una respuesta, lo que hacemos los mormones para que una persona pueda saber la verdad completa del Evangelio y hacerlo sin ninguna duda, es que invitamos a leer el Libro de Mormón, y orar para que Dios le diga si es un libro verdadero, asi como para orar y preguntar si la Iglesia de Jesucristo es la iglesia verdadera de Dios, con profetas vivientes, con revelación, con la Autoridad restaurada del Sacerdocio de Dios y todas las demás cualidades que hacen posible que, a pesar de nuestras imperfecciones, la Iglesia sea verdadera y viviente.

Por lo que cualquier católico, protestante, musulmán o de cualquier religión, puede decir con veracidad que sabe que Dios vive y que lo ama, aunque quizás lo que nunca se haya planteado es preguntar a Dios cual es la Iglesia que El ha creado, no los hombres, y cual se acerca más a su voluntad, a eso es a lo que invitamos como mormones a todo el mundo.




Veamos además, que tipo de confusiones podemos encontrar para que no confiemos en la revelación personal, y quiero aclarar, que no solo se da entre los no mormones, sino en muchos ocasiones, entre los propios mormones, que creen tener un testimonio espiritual y a veces, no lo tienen.

Empezaría por el famoso corazón engañoso, es decir, nuestras propias emociones, al preguntar a Dios, podemos escucharnos a nosotros mismos y creer que es Dios quien nos habla, sería como una auto respuesta, con lo que solo nos escuchamos a nosotros mismos.

Otra circunstancia es la ilusión, queremos algo con tanta fuerza que sentimos euforía o alegría y confundimos esto con una respuesta del Señor. Incluso algunos se la inducen con sustancias que producen alucinaciones y de nuevo se confunde.

Otra podría ser el sentimentalismo, sentimos algo y lo atribuimos a Dios, cuando nace de nuestro propio corazón y de nuevo nos confundimos. Esto pasa, de forma similar con películas y música, que nos pueden hacer llorar o poner la 'piel de gallina', pero la confundimos con una respuesta de Dios.

Pueden haber otras causas que ahora no logro recordar, pero creo que estas son las mas importantes, dejando para el final, la más grave y peligrosa de ellas, el engaño de Satanás.

Si repasamos los capítulos 7 y 8 del libro de Éxodo, vemos como Moisés se presenta ante Faraón para que deje marchar al pueblo de Israel y para ello, le demuestra que Dios está con él por medio de las famosas Plagas de Egipto, en lo que quizás no ha reparado  el lector es que las dos primeras plagas, la del agua convertida en sangre y la de las ranas, después de que Moisés las hiciese, los Magos del Faraón las imitaron exactamente, por lo que éste no vio ningún poder extraordinario en Moisés que no tuvieran su Magos y Hechiceros, bueno, luego todo fue cambiando, pero en principio Satanás tiene poder para imitar a Dios, lo que causa mucha confusión entre nosotros y puede llevarnos a engaño, tal como lo expresó el Apóstol Pablo.


2 Corintios 11

14 Y no es de extrañar, porque el mismo Satanás se hace pasar por ángel de luz.

Para finalizar esta parte, mi experiencia, aunque difícil de expresar, es que la revelación es un sentimiento de paz y felicidad, recibido desde fuera de uno mismo, no desde dentro, que sería una emoción, y que ilumina la mente, hacer arder el corazón y aclara todas las dudas, completa y totalmente, es como notar la presencia de un ser celestial a tu lado, que te comprende y que te ama y que se preocupa por ti.






Para finalizar y afianzar lo anteriormente expuesto, veamos los principios Bíblicos que demuestran que Dios responde las oraciones de sus hijos y que por lo tanto, conocemos la verdad por medio de la revelación personal.


Mateo 7

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
 Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
Invitación, clara y sencilla, sigamos.
Marcos 11

24 Por tanto, os digo que todo lo que pidáis en oracióncreed que lo recibiréis, y os vendrá.

Promesa, clara y sencilla, pero añadiendo la clave.... creer, sigamos.

Santiago 1

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduríapídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Nueva promesa, en este caso de sabiduría y conocimiento de Dios, que todos necesitamos.

Y a continuación un ejemplo perfecto del tipo de relación con Dios que debemos tener, mediante la comunicación personal con Dios por medio de la oración y del Espíritu Santo, el ejemplo de Simeón con Jesús recién nacido.


Lucas 2

25 Y he aquí, había un hombre en Jerusalén llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.
 26 Y había recibido revelación del Espíritu Santo que no vería la muerte antes que viese al Cristo del Señor.
 27 Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres llevaron al niño Jesús al templo, para hacer por él conforme a la costumbre de la ley,
 28 entonces él lo tomó en sus brazos, y bendijo a Dios ..........


Y para finalizar una de las muchas declaraciones de Pablo al respecto.


Galatas 1

12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.











martes, 13 de diciembre de 2016

Mormones y Críticos 7. LA PRIMERA VISION



En esta ocasión quiero hablar de las falsas afirmaciones de que José Smith no recibió la visita del Padre y el Hijo y que se inventó toda la historia para fines no honestos.

Lógicamente, éste es uno de los pilares de la veracidad de la Restauración del Evangelio, puesto que si José vió a Dios, fue un profeta verdadero y si no, solo sería un charlatán mas de los que andan por el mundo engañando o buscando notoriedad.

De ahí que este tema sea sumamente importante, aunque por otra parte lógico, porque muchas y diversas críticas se han escrito sobre cada episodio de la vida del profeta, tratando de dañar su imagen y desacreditando su vida, como un mentiroso, falso y corrupto, y la lógica está en la propia Biblia, donde el Señor Jesucristo ya nos advirtió que esto iba a pasar, tal como leemos en Mateo 5

11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
 12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; pues así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Siempre se ha perseguido a los profetas, y en estos últimos días, cuando la maldad está cobrando cotas inusitadas, sería ilógico que no se diera este caso, por lo que es mi deseo aclarar el tema e la primera Visión y hacerlo de forma rigurosa y documentada, puesto que la mayoría de críticos nunca documenta sus descalificaciones, yo, por mi parte, trato de documentar rigurosamente cada artículo que creo o que comparto. Por otro lado, muchos apologistas mormones caen en ese mismo error y tratan de defender la Iglesia sin documentar sus argumentos, y de esta manera, en vez de ayudar, en mi humilde opinión, perjudican más, tal como lo expresó Henry Eyring, famoso científico s.u.d. y padre del actual Apóstol del mismo nombre,  el cual dijo....

“Finalmente, quizás el peor servicio que un creyente pueda hacer a la religión es apoyar la verdad con malos argumentos…” (Pag. 100)

Entrando ya en materia, los críticos afirman que José dio varias versiones de la primera visión y que éstas fueron contradictorias, lo que demostraría que fue falso y se inventó la historia.

En el artículo que acompaño, se da una breve y clara relación de las cuatro principales versiones que tenemos de ese hecho y se explica como se originaron y se explica claramente que no se contradicen entre sí, sino que, mas bien, cada una se dio en un entorno y época diferentes y cada una matiza, sin contradecir en nada, diferentes aspectos de este gran acontecimiento.

Precisamente, viendo un artículo en un blog crítico, varios de sus componentes que se definen como ex mormones y ateos actualmente, hablaban de las diferentes versiones y terminaban el video reconociendo que no había ninguna contradicción en los relatos.

Estos señores suelen ser muy burlones y se ríen mucho de la iglesia a costa de su historia y características, pero hay que reconocerles que son serios y rigurosos y no usan la mentira para exponer sus opiniones, por lo que reconocían que esta crítica no tenia ninguna base seria, más aún, uno de ellos afirmaba lo que denominó memoria flexible, que definía como un proceso mediante el cual, con el paso de los años, tendemos a cambiar muchos detalles de nuestros recuerdos, lo que podría suponer cambios o matices en nuestra vida con el paso del tiempo, cosa que aquí ocurre, ya que los diferentes relatos de la primera Visión abarcan un periodo de más de veinte años.

Aquí les dejo con el citado artículo, bien documentado y con las referencias necesarias para que cualquiera pueda comprobar o ampliar la información.

Espero lo disfruten.



¿DIFERENTES VERSIONES DE LA PRIMERA VISIÓN DE JOSÉ SMITH?
La crítica al mormonismo y de los que dicen que la historia no es contada adecuadamente y quieren saber o aprender una historia real de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se acogen a que José Smith relató varias versiones distintas a la Primera Visión, he aquí la respuesta:
Durante un periodo de diez años (1832–1842), José Smith escribió o dictó al menos cuatro relatos de la Primera Visión. Estos relatos son muy similares, pero resaltan y detallan ciertos aspectos de manera diferente. Las diferencias entre estos relatos son complementarias. Combinados, nos aportan una visión más completa de lo que sucedió. El relato de 1838 que se encuentra en La Perla de Gran Precio es la principal fuente de referencia para la Iglesia.
Información adicional

En la primavera de 1820, a la edad de catorce años y tras haber leído y meditado profundamente las Escrituras, José Smith siguió el consejo que se encuentra en Santiago 1:5 de “[preguntar] a Dios”. Se adentró en una arboleda cercana a su hogar y oró para saber cuál iglesia era la verdadera. Como respuesta, Dios el Padre y Su Hijo, Jesucristo, se aparecieron a Él en lo que se conoce como la Primera Visión. Esta sagrada experiencia dio comienzo a la restauración del evangelio de Jesucristo y es una de las claves de la fe de los Santos de los Últimos Días.
José Smith no preparó una única descripción de todo lo que experimentó y aprendió en su visión inicial, sino que aportó diferentes relatos en varias ocasiones. En el relato de 1838―que elaboró como versión oficial para la Iglesia―escribió lo siguiente: “Muchas otras cosas me dijo [el Señor] que no puedo escribir en esta ocasión” (José Smith—Historia 1:20).
A semejanza de la visión del apóstol Pablo del Nuevo Testamento, la visión de José Smith fue una experiencia profunda. El Nuevo Testamento aporta tres relatos diferentes de la visión de Pablo en el camino a Damasco, y cada uno recalca diferentes aspectos y aporta detalles distintos. Del mismo modo, José Smith se centró en diferentes aspectos de su visión de acuerdo con la audiencia a la que se dirigía y su comprensión del acontecimiento.
Los diversos relatos de la Primera Visión fueron preparados por diferentes escribientes; por lo general, distanciados por varios años. Cada relato refleja una visión particular destinada a diferentes públicos y propósitos.

Por ejemplo, el relato de 1838 se escribió para que figurara en la historia oficial de la Iglesia, mientras que otro de los relatos se incluyó en una carta como respuesta a varias preguntas del editor de un periódico.

José Smith también contó su experiencia a los primeros conversos y a otras personas, y al menos cuatro de ellos escribieron lo que aprendieron de él. Estas descripciones se complementan entre sí.
El relato más antiguo, escrito en 1832, formaba parte de una autobiografía. En él se pone de relieve la búsqueda de la verdad religiosa por parte de José, así como su deseo de recibir el perdón de sus pecados. En éste, José declaró que el Señor le dijo: “José, hijo mío, tus pecados te son perdonados”. Algunas personas aducen que este relato contradice los demás porque no menciona explícitamente la aparición de dos personajes. No obstante, en la descripción de 1832 no se afirma que viera solamente a un personaje, ni se niega en modo alguno la aparición de dos.
Otro relato procede de una conversación que tuvo José Smith en noviembre de 1835 con una persona que visitaba Kirtland, Ohio. Un breve resumen de esta conversación, en la que se describe la Primera Visión, aparece en el diario de José Smith elaborado por Warren Cowdery, uno de los escribientes de José. Un detalle exclusivo del relato de 1835 es que José Smith declaró que, además de dos personajes, vio a muchos ángeles. Cuando explicaban el relato de la Primera Visión, algunos de los primeros líderes de la Iglesia decían en ocasiones que un ángel le dijo a José Smith, que no se uniera a ninguna de las iglesias. No obstante, estos líderes utilizaban indistintamente las palabras Señor, Cristo, personaje, mensajero y ángel en sus sermones. Lo mismo puede decirse de los profetas del Antiguo Testamento (véase Génesis 32:24–30; 48:16).
La versión de 1838 se encuentra en La Perla de Gran Precio, un libro canónico de la Iglesia. El Profeta preparó esta descripción como relato principal para la Iglesia, y detalla ampliamente este acontecimiento histórico. Hace hincapié en aspectos diferentes de los del relato de 1832. En 1832 recalcaba más su búsqueda del perdón, mientras que en 1838 hacía hincapié en la declaración de Dios respecto a la Iglesia verdadera.
La cuarta descripción del Profeta apareció en una carta que escribió en 1842 a John Wentworth, editor del Chicago Democrat. En este relato, José Smith añadió una afirmación que estaba implícita en los relatos anteriores, pero que no se había expresado de manera específica―que en el futuro se le daría a conocer la plenitud del Evangelio.
RECURSOS:
Véase, por ejemplo, James B. Allen, "Ocho relatos de la época de la Primera Visión-¿Qué aprendemos de ellos?" Improvement Era, 73, (1970): 4-13; Richard L. Anderson, " el testimonio de José Smith de la Primera Visión ", Liahona, abril 1996, 10-21; Milton V. Backman, la Primera Visión de José Smith: La Primera Visión en su contexto histórico (Salt Lake City:. Bookcraft, 1971; 2 ª ed, 1980); Steven C. Harper, la Primera Visión de José Smith: A Guía de los relatos históricas (Salt Lake City: Deseret Book, 2012).
Todas estos relatos se reprodujeron en Dean C. Jessee, "Los relatos documentados más tempranos de Joseph Smith Primera Visión", en John W. Welch, ed, con Erick B. Carlson,. Apertura de los Cielos: Relatos de la Divina Manifestaciones de 1820 - 1844 (Provo y Salt Lake City: Brigham Young University Press y Deseret Book, 2005), 1-33.
Hechos 9:3-9 ; 22:6-21 ; 26:12-18 ; Mateo 17:1-13 ; Marcos 9:2-13 ; Lucas 9:28-36 .
La carta completa se puede encontrar en José Smith, "Historia de la Iglesia," Times and Seasons 3 (01 de marzo 1842): 706-10.
Joseph Smith, "Santos de los Últimos Días", en I. Daniel Rupp, Él Pasa Ekklesia: Una historia original de las Confesiones Religiosas actualmente existentes en los Estados Unidos (Filadelfia: JY Humphreys, 1844), 404-10.
Whitney R. Cross, The Burned-Over Distrito: La historia social e intelectual de la religión entusiasta en el oeste de Nueva York, 1800-1850 (Ithaca, NY: Cornell University Press, 1950); Paul E. Johnson, del Milenio de un tendero: Sociedad y Los avivamientos en Rochester, Nueva York, 1815-1837 (New York: Hill and Wang, 1983); Nathan O. Hatch, la democratización de la cristiandad americana (New Haven: Yale University Press, 1989).
Benajah Williams diario, 15 de julio de 1820, copia en Historia de la Iglesia Biblioteca, Salt Lake City, ortografía regularizada.
1838 relato ( José Smith-Historia 1:5, 8 ).
1832 relato(Historia de José Smith, ca Verano 1832, 3, en José Smith, "Carta libro A," Joseph Smith Colección, Historia de la Iglesia Biblioteca, Salt Lake City.); 1838 cuenta ( José Smith-Historia 1:17 ).
1838 relato (José Smith-Historia 1:17); 1835 relato (Joseph Smith, ". Sketch Book de la utilización de Joseph Smith, jr," Journal, 9 a 11 noviembre 1835, Joseph Smith Colección, Historia de la Iglesia Biblioteca, Salt Lake City.
1832 relato (Historia de José Smith, ca. Verano 1832, 3, en José Smith, "Carta libro A," Joseph Smith Colección, Historia de la Iglesia Biblioteca, Salt Lake City).
José Smith a William W. Phelps 27 de noviembre de 1832, Joseph Smith Colección, Historia de la Iglesia Biblioteca, Salt Lake City, disponible en www.josephsmithpapers.org .
1838 relato  ( José Smith-Historia 01:25 ).



Resources (Recursos en ingles):
See, for example, James B. Allen, “Eight Contemporary Accounts of the First Vision—What Do We Learn from Them?” Improvement Era, 73, (1970): 4-13; Richard L. Anderson, “Joseph Smith’s Testimony of the First Vision,” Ensign, Apr. 1996, 10-21; Milton V. Backman, Joseph Smith’s First Vision: The First Vision in Its Historical Context (Salt Lake City: Bookcraft, 1971; 2d ed., 1980); Steven C. Harper, Joseph Smith’s First Vision: A Guide to the Historical Accounts (Salt Lake City: Deseret Book, 2012).
All of these accounts were reproduced in Dean C. Jessee, “The Earliest Documented Accounts of Joseph Smith’s First Vision,” in John W. Welch, ed., with Erick B. Carlson, Opening the Heavens: Accounts of Divine Manifestations, 1820–1844 (Provo and Salt Lake City: Brigham Young University Press and Deseret Book, 2005), 1–33.
Acts 9:3–9; 22:6–21; 26:12–18; Matthew 17:1–13; Mark 9:2–13; Luke 9:28–36.
The full letter can be found in Joseph Smith, “Church History,” Times and Seasons 3 (Mar. 1, 1842): 706–10.
Joseph Smith, “Latter Day Saints,” in I. Daniel Rupp, He Pasa Ekklesia: An Original History of the Religious Denominations at Present Existing in the United States (Philadelphia: J. Y. Humphreys, 1844), 404–10.
Whitney R. Cross, The Burned-Over District: The Social and Intellectual History of Enthusiastic Religion in Western New York, 1800-1850 (Ithaca, N.Y.: Cornell University Press, 1950); Paul E. Johnson, A Shopkeeper’s Millennium: Society and Revivals in Rochester, New York, 1815-1837 (New York: Hill and Wang, 1983); Nathan O. Hatch, The Democratization of American Christianity (New Haven: Yale University Press, 1989).
Benajah Williams diary, July 15, 1820, copy in Church History Library, Salt Lake City; spelling regularized.
1838 account (Joseph Smith—History 1:5, 8).
1832 account (Joseph Smith History, ca. Summer 1832, 3, in Joseph Smith, “Letter Book A,” Joseph Smith Collection, Church History Library, Salt Lake City); 1838 account (Joseph Smith—History 1:17).
1838 account (Joseph Smith—History 1:17); 1835 account (Joseph Smith, “Sketch Book of the use of Joseph Smith, jr.,” Journal, Nov. 9–11, 1835, Joseph Smith Collection, Church History Library, Salt Lake City.
1832 account (Joseph Smith History, ca. Summer 1832, 3, in Joseph Smith, “Letter Book A,” Joseph Smith Collection, Church History Library, Salt Lake City).
Joseph Smith to William W. Phelps, Nov. 27, 1832, Joseph Smith Collection, Church History Library, Salt Lake City; available at www.josephsmithpapers.org.
1838 account (Joseph Smith—History 1:25).


domingo, 4 de diciembre de 2016

¿Quienes son los mormones? Mi historia.



En éstos mismos momentos, hace justo cuarenta años, estaba vestido de blanco para mi bautismo en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, era una tarde lluviosa y desapacible en Valencia, y el agua estaba helada, literalmente, pero mi corazón rebosaba de alegría y felicidad... ¡Por fin sabía quien era y para qué estaba en esta Tierra ¡

La historia comenzó unos meses antes, en agosto de 1976, cuando unas misioneras tocaron la puerta de casa de mi hermana y ella me contó que notó algo muy especial en esas chicas, y yo sentí curiosidad por averiguar que era. Aunque no era creyente, ya que mis padres jamás me llevaron a la Iglesia, la curiosidad me hizo escucharlas.

Comencé a recibir la charlas y a asistir a la Iglesia y todo lo que aprendía me encantaba, era como si me contaran algo que ya sabía, pero que había olvidado y que sabía con certeza que era real y verdadero, esto le ha sucedido a muchas personas con las que he conversado. Aunque hemos olvidado nuestro pasado espiritual con Dios, nuestro Padre, aún queda en nuestro sentimiento su presencia y enseñanzas, y cuando los misioneros enseñan el Plan de Salvación.... suena tremendamente familiar.

A pesar de ello y de solo tener 14 años. comprendía que no podía tomar una decisión a la ligera y fui rechazando sus invitaciones para bautizarme. Como eran tan amables y para no ofenderlas, les dije que si todo iba bien, para mi cumpleaños me bautizaría, pensando, entonces, que estaba muy lejano el mes de diciembre, pero el tiempo pasó y se acercaba la fecha, y aunque seguía asistiendo y viviendo los principios que me iban enseñando, sabía que era una decisión muy importante como para tomarla sin una completa seguridad, por lo que me propuse en noviembre, leer y orar como ellas me decían para conseguir mi propio testimonio y bautizarme, o lamentablemente, rechazar la invitación.

Como suele suceder al ser humano, cuando me tomé el tema en serio, es cuando conseguí los resultados, recuerdo mi primer gran testimonio del Espíritu Santo, cuando recibí la respuesta del Señor y pude sentir, sin ningún género de duda, que el Evangelio era verdadero, que Dios era mi Padre y me amaba, que Cristo era mi Salvador y que había llamado a un joven profeta, de mi misma edad en aquel entonces, a restaurar su Evangelio en éstos últimos días.

Sabiendo ésto, sin ninguna duda, me bauticé sobre las 19.30 horas del sábado 4 de diciembre de 1976 en la capilla de Valencia, que entonces se hallaba en un segundo piso de un edificio a espaldas del Ayuntamiento.

En aquel entonces apenas hacía unos tres años que habían abierto la Rama en Valencia y solo habían unos cincuenta miembros bautizados, por lo que enseguida recibí responsabilidades. Mi primer llamamiento fue ser maestro en la clase del Sacerdocio Aarónico, luego fui secretario de la Escuela Dominical y en poco tiempo era Secretario de la Rama. Antes de cumplir los 18 y siendo aún Presbítero fui llamado como 2º Consejero de la Rama y desde entonces he trabajado en casi todos los llamamientos de la Iglesia, incluido dos veces como Presidente de Rama,  he visto crecer la Iglesia en mi tierra, vi formarse la Rama de Catarroja, dividirse nuestra Rama, formarse un Distrito y finalmente, aunque ya no vivía allí, formarse la actual estaca con miles de miembros, todo de una pequeña Ramita con unos pocos miembros en un pequeño piso de alquiler.

Puedo decir, para no extenderme más, que desde ese momento, he madurado, crecido y fortalecido mi testimonio con cientos de experiencias espirituales que han fortalecido mi fe, he visto milagros de sanidad, he visto cambiar vidas, he sentido el poder de Dios, he oído su voz, he sentido su presencia, he sido fortalecido por el Espíritu Santo, he tenido experiencias más allá del velo y he sabido, sin ninguna duda, que Cristo es mi Salvador personal y que mediante su gracia y la obediencia, podré estar algún día a su lado, siendo heredero de todas las promesas que el Padre ha dado a todos, todos sin excepción, todos su hijos, aquí en la Tierra.







Para completar mi historia, quiero compartir un artículo publicado en la prensa de Valencia hace pocas semanas sobre la Iglesia en mi ciudad natal....   me ha emocionado y lo guardé para este día tan especial para mi, el de mi cuadragésimo aniversario de miembro de la Iglesia de Cristo,

Así acompaño a mi testimonio, el testimonio de mis hermanos de Valencia, los cuales amo con todo mi corazón, aunque hace casi 20 años que ya no vivo allí. Sobre todo el testimonio del protagonista del artículo, el Presidente de la Estaca, un gran amigo y hermano, al cual conocí a principios de los años 80, cuando vino a la Iglesia y yo era entonces el maestro de la clase de investigadores y también el Líder misional de la Rama.

Somos ambos del mismo barrio de Ruzafa y compartimos muchas cosas cuando eramos jóvenes y solteros, aun recuerdo las partidas de ajedrez que jugábamos casi diariamente, durante mucho tiempo, que casi siempre ganaba él, pero que ambos disfrutábamos. Un recuerdo para su encantadora madre y para su dulce hermana. Como a todos los miembros de Valencia, los llevo en mi corazón, siempre serán mis hermanos y algún día estaremos juntos en la Eternidad.

Les dejo pues, con este hermoso reportaje y con todo mi cariño y testimonio, agradeciendo también su atención, ya que justamente ayer, alcancé las 500.000 visitas a este blog. medio millón de visitas en tres años es algo que nunca hubiera imaginado, gracias a todos y un abrazo en Cristo para todos los lectores, que Dios les bendiga.





NO SON POLÍGAMOS Y BAUTIZAN A SUS ANTEPASADOS MUERTOS

Mormones en España: “Aquí hay miembros de derechas, izquierdas y hasta de Podemos”

La Iglesia de los Santos de los Últimos Días cuenta con 53.000 fieles 
en toda España y tiene en proyecto construir diez grandes iglesias 
por todo el país. Así viven los seguidores de José Smith

José Vilar, presidente de la Estaca mormona de Valencia, y su hijo Juanmi, en el púlpito de la 'capilla'. (Marga Ferrer)
José Vilar nos cita a las ocho de la tarde en la ‘capilla’ de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días en Valencia. Acaba de salir de su trabajo como responsable de la sección de ingeniería de diseño en una empresa de envases de Paterna y llega acompañado del mediano de sus tres hijos, Juanmi, de 20 años. Lo primero que llama la atención del local, con varias salas, despachos y un espacio con capacidad para unas 300 personas presidido por un púlpito, es la cantidad de cuadros con escenas de Jesucristo colgados en las paredes. En ninguno de ellos aparece crucificado. Tampoco se ven crucifijos por ningún lado. “Para nosotros Jesús es una persona viva. Tenemos nuestro proceso de expiación interior, pero así es como entendemos la figura de Jesucristo”.  
Efectivamente, el profeta está vivo entre los mormones. Se llama Thomas M. Monson, tiene 89 años y accedió al puesto de presidente de la Iglesia por ser el creyente más antiguo (que no el más viejo). Su sucesor, si no muere antes que él, será Russel M. Nelson (92 años), presidente del Quórum de los Doce Apóstoles, el máximo órgano director de esta religión. Hay una lista con los futuros profetas ya elaborada para cuando vayan falleciendo los líderes mormones.

La iglesia de ocho millones de euros que los mormones están construyendo en Valencia. (Marga Ferrer)
Vilar es el presidente de la ‘estaca’ de Valencia, una de las 15 en las que está dividida esta confesión religiosa en España. Desde que en 1969 llegaron los primeros misioneros, apenas un puñado de norteamericanos de las bases militares de Torrejón de Ardoz, Rota, Morón o Zaragoza practicaban el credo fundado por José (Joseph) Smith en 1827 en Estados Unidos. Hoy ya son 53.000 repartidos por todo el país, según las cifras oficiales que difunde la Iglesia mormona. El 60% de ellos tienen la nacionalidad española, el resto se reparten principalmente entre estadounidenses y sudamericanos. 
En enero de este año, en un acto muy solemne, unos doscientos mormones se reunieron para poner la primera piedra de una nueva iglesia con capacidad para 600 personas en una de las zonas de expansión de Valencia. La congregación ha crecido bastante en la comunidad valenciana, con 4.500 miembros, unos 2.000 en la capital de la autonomía. La inversión en la nueva sede no es moco de pavo: ocho millones de euros autorizados por la central de Salt Lake City para un edificio con la estructura clásica de un centro mormón, con su torre puntiaguda, visible desde cierta distancia, y 5.200 metros cuadrados de superficie. Las obras van a todo tren. Está previsto que la inauguración de produzca a finales del año que viene. 

El diezmo

Vilar explica que hay en proyecto otros 10 edificios religiosos como este por toda España. ¿De dónde sale el dinero? Pues de los propios fieles. “Esta es una religión muy exigente, tienes que tenerlo muy claro porque exige compromiso”. Y el compromiso no es solo de participación e implicación, sino también económico. Donan el 10% de sus ingresos a la Iglesia. El “diezmo”. 

Elder Tyson y Elder Campbell, dos misioneros de Estados Unidos que 'sirven' en España. (Marga Ferrer)
Los fondos sirven para sufragar los gastos y necesidades y también para colaborar con el mantenimiento de una red de miles de misioneros repartidos por todo el mundo encargados de hacer proselitismo para hacer crecer la base de fieles. “Nuestro objetivo es encontrar familias completas. No siempre es fácil. Pensamos que el objetivo de la religión es unir, y sabemos que muchas veces la religión produce fricciones. Nos gusta la armonía”, explica Vilar muy preocupado por dejar claro que su religión no es una secta ni tiene comportamiento sectario. ¿Qué pasa si uno decide salir? ¿Se le aparta? “Para nada. Intentamos acercarnos para ver si necesita algo pero las relaciones sociales se mantiene con total normalidad”.

Mormones por el mundo

La semana pasada, Miriam, la hija pequeña de Vilar, viajó a México para “servir” durante dos años. Su familia financia la estancia. Pero si no pudiera hacerlo recibiría el respaldo de la Iglesia. Juanmi, el mediano de los hijos de Vilar explica que su plan es acabar este año el grado universitario de Edificación que está estudiando y salir fuera a hacer su misión. Todos los jóvenes de entre 18 y 25 años pueden hacerlo de forma voluntaria. Un comité designado en la sede central de Utah por el Quórum de los Doce Apóstoles distribuye los misioneros. Son esos jóvenes que llaman a la puerta a la hora de la siesta con camisa blanca, traje y una chapita en la solapa. 

Vilar en la pila bautismal que hay en la iglesia. Los mormones se bautizan por inmersión. (Marga Ferrer)
Elder Tyson, de 19 años, es uno de ellos. “Mucha gente me dice que tengo el mismo apellido que el boxeador”, bromea sobre Mike. No fuma, no bebe, su religión se lo prohíbe. También tener relaciones sexuales antes del matrimonio. "Si no lo cumplen tampoco los apedreamos", bromea Vilar. Junto a él se presenta Elder Campbell, de Alaska. Los dos han terminado la educación secundaria (High School) y fueron enviados a España. Llevan más de un año de misión con estancias de entre tres y cuatro meses por diferentes puntos de la costa mediterránea y Baleares. España está dividida en tres grandes áreas para “servir”, la zona este, la central y el sur. Ahora mismo hay 600 misioneros repartidos por todo el país. 
Al rato llegan Elder Anderson y Elder Crijanovich, así lo pone en su chapa, y se suman a la conversación. ¿Pero es que todos os llamáis Elder ?; “Significa misionero”, aclara Crijanovich, hijo de serbio y hawaiana. Su padre “sirvió” en Rumanía. “Nos gusta mucho España, no tiene nada que ver con el sitio donde sirvió mi padre”. Para pagar su misión también han realizado trabajos antes. Uno en una cadena de comida rápida; otro como asistente de recursos humanos; en una empresa de reparaciones… 

Una misionera y uno de los sacerdotes. (Marga Ferrer)
Se distribuyen en pisos de alquiler. En Valencia hay una una docena de estos inmuebles para dar techo y cama a los 34 misioneros repartidos por la ciudad. Se levantan a las 7.30, hacen ejercicio, estudian hasta las 11 y salen a la calle a “hablar con las personas”. “Comemos a mediodía, salimos otra vez por la tarde y las 10 estamos en el piso y nos acostamos. El lunes es el día que dedicamos a escribir a nuestras familias, hacer compras o cortarnos el pelo”, explica Tyson con un castellano más que aceptable. Estas salidas internacionales de los jóvenes fieles los han convertido en una religión políglota. En las Olimpiadas de Salt Lake City de 2002, un ejército de voluntarios mormones facilitó mucho las cosas a los deportistas y delegaciones llegadas de todo el mundo.

Prohibido hablar de política

Preguntamos a los cuatro misioneros por las elecciones americanas, si preferían a Trump o a Clinton. Se escabullen. “Lo que es del César es del César y lo que es de Dios es de Dios. Cada uno tiene libertad para elegir. Estábamos aquí, no sabemos lo que ha pasado. Ni siquiera hemos votado”, dice Tyson. “La Iglesia no tiene una posición oficial”, añade Campbell.  “Tienen la instrucción que de política no hablan”, aclara Vilar. Existe riesgo de que se distorsione el mensaje religioso que intentan transmitir. “Si entramos en cosas políticas no estamos en lo que tenemos que estar”.
Vilar sostiene que la Iglesia de los Santos de los Últimos Días no discrimina por ideología política. “En Estados Unidos tengo amigos que son republicanos y que son demócratas. Conviven entre ellos y no hay rencillas. En España hay miembros que somos más conservadores y otros más de izquierdas, incluso de Podemos, y no hay ningún problema. Todos buscamos un beneficio común. En esta Iglesia hemos aprendido a dialogar y entendernos los unos a los otros, que es lo que falta en el mundo de la política”.

Poligamia, homosexualidad, matrimonio

José Smith llegó a tener 40 mujeres y el mito de la poligamia ha perseguido siempre a los mormones pese a que hace más de un siglo que el Quórum decidió prohibirla y desterrarla de sus ordenanzas, presionado por las autoridades de Estados Unidos. A excepción de una rama fundamentalista de Estados Unidos, hoy los mormones españoles se casan con una sola persona. Primero por lo civil. Tienen que ponerse a la cola para consagrar su matrimonio, algo que solamente puede hacerse en el único espacio considerado por ellos, por ahora, como “templo” en España, el que está en Madrid. Los sacerdotes pueden casarse y tanto hombres como mujeres pueden “servir”, aunque a los hombres se les reserva la figura del sacerdocio (impartir los sacramentos) y a las mujeres lo que denominan “liderazgo”. “La mujer en nuestra Iglesia tiene un papel tan importante como lo puede tener el hombre. Las mujeres leen discursos, dan clases en la escuela dominical y dirigen y presiden ‘organizaciones’ como la Sociedad de Socorro o la de Mujeres Jóvenes”, se esmera en detallar Vilar. 

Elder Crijanovich habla con Tyson, Campbell, Anderson y Vilar en la charla con El Confidencial. (Marga Ferrer)
Los mormones no aceptan el matrimonio homosexual ni las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. “Es un tema sensible y complejo. Nuestra Iglesia defiende la libertad de la persona a actuar como desee, pero también que el matrimonio es una institución creada por Dios para el hombre y la mujer. Hay una controversia entre los derechos de todos y los de la familia”. Según explica el presidente de la estaca valenciana, los mormones no discriminan por el hecho de sentir atracción por personas del mismo sexo. “Lo que condenamos son las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Tan abominable o tan pecaminosa es una relación homosexual como una heterosexual fuera del matrimonio”. 

Grandes genealogistas

El "bautismo de los muertos" o bautismo vicario es otro de los elementos controvertidos de los mormones. Pero en realidad, es un bautismo representativo. No se bautiza a los muertos físicamente, sino que los jóvenes fieles vuelven a bautizarse por inmersión en representación de los espíritus de sus antepasados. “Los espíritus no tienen la libertad de bautizarse porque no tienen cuerpo. Lo hacen los jóvenes en representación y luego ellos ya decidirán si aceptan o no el Evangelio en el mundo de los espíritus”, explica el sacerdote.

Vilar enseña los microfilms que están digitalizando en el Centro de Historia Familiar de Valencia. (Marga Ferrer)
La búsqueda de antepasados para realizar bautismos vicarios ha convertido a los mormones en algunos de los mayores genealogistas del mundo. Todas sus iglesias cuentan con un centro de historia familiar y han acumulado un inmenso árbol al que permiten acceder a cualquier persona, previa solicitud. En el caso de Valencia, por ejemplo, están en pleno proceso de digitalización de microfilms con miles de partidas de nacimiento. “Yo tengo siete líneas que conectan con las realezas”, explica Elder Crijanovich. Entroncar con alguna familia real es una suerte, porque hace mucho más fácil investigar el árbol genealógico. Anderson enseña el que ha estado elaborando el de su familia. Todos los fieles dedican una parte de su tiempo a esta investigación. “La familia es muy importante para nosotros, por eso queremos que cualquiera pueda conocer quién era su familia”, explica Tyson. Vilar añade que aquel que lo pida “es bienvenido aunque no quiera escuchar lo que predicamos”.