Mormones y preexistencia

Resultado de imagen de galaxias del universo


Uno de los temas más hermosos del Evangelio es la naturaleza y destino eterno del género humano, y gracias a la Restauración podemos recuperar la verdadera esencia del Plan de Salvación.

Uno de éstos principios es la eternidad del hombre, es decir, somos seres eternos, por lo tanto, tenemos un origen preterrenal, o lo que se conoce también como existencia preterrenal o preexistencia.

En la Biblia se puede encontrar este principio, pero de forma indirecta, ya que solo se menciona explícitamente la preexistencia de Cristo, pero se puede entender que nosotros, como hermanos suyos, también hemos existido antes de nacer en este mundo, tal como demostré en uno de mis primeros artículos, usando únicamente la Biblia, dejando claro este principio.


https://mormondefender4biblia.blogspot.com.es/2013/12/la-preexistencia-del-ser-humano.html


Pero ahora quiero añadir el conocimiento revelado en estos últimos días sobre estos principios eternos y maravillosos, que se pueden encontrar en este preciosos artículo que les acompaño y que se basa en la revelación recogida en la sección 93 de Doctrina y Convenios, cuyo texto completo pueden leer en el enlace siguiente.

https://www.lds.org/scriptures/dc-testament/dc/93?lang=spa 

Espero que disfruten de este hermoso conocimiento, tan claramente explicado en el siguiente artículo, publicado como anexo a las clases de la Escuela Dominical.



“También el hombre fue en el principio con Dios”

D. y C. 93

Matthew McBride
La tienda de Newel K. Whitney en Kirtland, Ohio. Uno de los cuartos del piso superior de la tienda se utilizaba como el lugar de reunión de la Escuela de los Profetas.




Desde finales de enero hasta abril de 1833, José Smith y otros quince o veinte hombres asistieron a la Escuela de los Profetas en la tienda de Newel K. Whitney en Kirtland, Ohio. En sus reuniones cantaban, oraban, estudiaban diversas materias tanto pertenecientes al mundo como sagradas, y ejercían los dones espirituales. Durante una de aquellas sesiones, que tuvo lugar el 27 de febrero —el mismo día en que se reveló la Palabra de Sabiduría—, David W. Patten fue inspirado por el Espíritu Santo a cantar un himno en una lengua desconocida. Uno de los presentes, tal vez Sidney Rigdon, interpretó para los demás del himno de Patten: hablaba sobre la visión de Enoc tal como se encuentra en la revisión de José Smith del libro de Génesis. (1).

Probablemente la mayoría de los hombres de la Escuela conocía la visión de Enoc. Redactada unos dos años antes y publicada en el “Evening and Morning Star” (uno de los primeros periódicos de la Iglesia) en agosto de 1832, la visión ofrecía una grandiosa perspectiva de la historia de la humanidad; en las palabras del himno de Patten que se había interpretado, se le mostró a Enoc “lo que había pasado y entonces era, el presente y lo que habría de venir” (2). La visión daba también a los miembros de la Iglesia uno de los primeros destellos de la idea de una existencia preterrenal, (3). “Yo hice el mundo y a los hombres antes que existiesen en la carne”, dijo el Señor al profeta de antaño (Moisés 6:51). La interpretación del himno que se dio en el aula se hacía eco del texto revelado: “Él vio los días en que Adán, su padre, fue creado, y vio que existía en la eternidad antes de que se pusiera una partícula de polvo en la balanza” (4).

Las revisiones que hizo José Smith de la Biblia, incluso la visión de Enoc, contenían profundas ideas sobre la vida preterrenal y la relación de la humanidad con lo divino; pero solo se hacía alusión a ellas, no se explicaban en detalle. En el himno que se interpretó podemos percibir la emoción que esos primeros miembros de la Iglesia sintieron al contemplar lo que aquellos indicios podían significar; pero solo podemos imaginar las preguntas que esos indicios pueden haber sembrado en la mente de José Smith y sus compañeros de la Escuela.





D. y C. 93 en josephsmithpapers.org
D. y C. 93 en JosephSmithPapers.org



El 6 de mayo, solo unas semanas después del aplazamiento de la Escuela con motivo de la temporada estival, José Smith recibió una revelación en la que ofrecía más detalles acerca de la existencia preterrenal. La revelación, que actualmente se encuentra en Doctrina y Convenios 93, se alejaba de las tradicionales ideas cristianas sobre la naturaleza del género humano, abriendo una nueva perspectiva asombrosa sobre nuestro pasado preterrenal, nuestro potencial futuro y nuestra relación con Dios.


Desde el siglo quinto, la ortodoxia cristiana había abierto una brecha prácticamente infranqueable entre el Creador y Sus creaciones (5). Los cristianos llegaron a creer que el género humano había sido creado de la nada. Dios no era el artesano que remodeló la materia existente, sino que era completamente ajeno y se hallaba lejos de Su creación, misterioso e inescrutable. La descripción paternofilial que hace la Biblia de la relación que Dios tiene con nosotros se entendía en gran medida como una metáfora, en lugar de un parentesco literal. A juicio de los pensadores cristianos, sugerir otra cosa degradaba a Dios de manera blasfema o elevaba peligrosamente al género humano.

La revelación del 6 de mayo era nueva y denodada, pero también antigua y familiar. Como tantas de las revelaciones de José Smith, esta recuperaba verdades perdidas que los personajes bíblicos, en este caso el apóstol Juan, parecían conocer. Declaraba que, al igual que Cristo “fue en el principio con el Padre”, también “el hombre fue en el principio con Dios”, y desestimaba la arraigada creencia en una creación a partir de la nada: “La inteligencia, o sea, la luz de verdad, no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser” (6).

La revelación proporcionaba verdad adicional acerca de Dios y la naturaleza humana, y se hacía eco tanto del texto del Libro de Mormón como del himno de David Patten, al definir la verdad como “el conocimiento de las cosas como son, como eran y como han de ser”. Este entendimiento en cuanto al pasado, el presente y el futuro se dio “para que comprendáis y sepáis cómo adorar, y sepáis qué adoráis”7. La revelación trataba particularmente del pasado de Dios y del futuro potencialmente glorioso de la humanidad. Se le dijo a José que Jesucristo había progresado hasta llegar a ser como Su Padre y “no recibió de la plenitud al principio”, sino que “continuó de gracia en gracia” hasta que recibió la plenitud de Su Padre. Del mismo modo, el género humano tiene potencial divino. El hombre y la mujer que guardan los mandamientos de Dios “[reciben] gracia sobre gracia” hasta que también ellos [recibirán] de su plenitud y [serán] glorificados en mí como yo lo soy en el Padre” (8). Estos destellos de conocimiento de “las cosas como [realmente] son” recuperaban el antiguo entendimiento de la relación que existe entre Dios y Sus hijos, y reducía el enorme abismo entre Creador y creación que los mormones habían heredado de la tradición cristiana.

José Smith pasó el resto de su vida meditando en las implicaciones de estas enseñanzas asombrosamente reveladoras. Años después, en Nauvoo, dio a estas verdades su más completa expresión en el último sermón que pronunció en una conferencia. Haciéndose eco de las palabras de la revelación, enseñó que el hombre y la mujer son coeternos con Dios y pueden llegar a ser como Él al “avanzar… de una capacidad pequeña a una mayor”, hasta que finalmente moren “en fulgor eterno”. Hablando con la seguridad de la revelación, él enseñó: “El alma, la mente del hombre, ¿de dónde vino? Los instruidos dicen que Dios la creó en el principio; pero no es así. Lo sé. Dios me lo ha revelado” (9).

Resultado de imagen de ARCHES WITH STARS



Notas al pie de página


[1] Una octavilla publicada después de la muerte de Patten identifica a este como el cantante y a Rigdon como el intérprete. “Mysteries of God, as revealed to Enoch, on the Mount Mehujah”, después de 1838, Biblioteca de Historia de la Iglesia, Salt Lake City. El himno también se le ha atribuido a Frederick G. Williams (véase Frederick G. Williams, “Singing the Word of God: Five Hymns by President Frederick G. Williams”, BYU Studies, tomo XLVIII, nro. 1, 2009, pág. 6488).

[2] Robin Scott Jensen, Robert J. Woodford y Steven C. Harper, editores, Revelations and Translations, Volume 1: Manuscript Revelation Books. Tomo I de la serie Revelations and Translations de The Joseph Smith Papers, editado por Dean C. Jessee, Ronald K. Esplin y Richard Lyman Bushman (Salt Lake City: Editorial del Historiador de la Iglesia, 2011), págs. 525–527; josephsmithpapers.org.

[3] Alma 13:3–4, en el Libro de Mormón, se ha interpretado como una referencia a la vida preterrenal. No obstante, no hay evidencias de que José Smith o sus coetáneos consideraran Alma 13 de este modo (véase Terryl L. Givens, When Souls Had Wings: Premortal Existence in Western Thought, New York: Oxford University Press, 2010, pág. 360, nota 21).

[4]Revelation Book 2”, pág. 48, josephsmithpapers.org. El himno que se interpretó fue enviado por correo a Independence, Misuri, donde W. W. Phelps lo publicó en el periódico de la Iglesia. En algún momento antes de que fuera impreso, se adaptó el texto en una canción con metro y rima. Se imprimió el siguiente pasaje: “Con Dios, [Enoch] vio nacer su raza, / y de Él emanó el hombre, / y con Él moró en gloria / antes de que tierra o infierno existieran” (“Songs of Zion”, Evening and Morning Star, tomo I, nro. 12, mayo de 1833, pág. 192).

[5] El Concilio de Calcedonia, en el año 451 d. de C., condenaba la doctrina de la existencia preterrenal y definía la naturaleza de Cristo como de Dios y hombre, siendo ambas naturalezas indivisibles e inalterables (véase la introducción histórica de “Revelation, 6 May 1833 [D&C 93]”, josephsmithpapers.org).

[6]Revelation, 6 May 1833 [D&C 93]”, pág. 3, josephsmithpapers.org; véase también Doctrina y Convenios 93:21, 29.

[7]Revelation, 6 May 1833 [D&C 93]”, pág. 3, josephsmithpapers.org; véase también Doctrina y Convenios 93:19, 24.

[8]Revelation, 6 May 1833 [D&C 93]”, págs. 2–3, josephsmithpapers.org; véase también Doctrina y Convenios 93:12–13, 20.

[9]Discourse, 7 April 1844, as Reported by Wilford Woodruff”, págs. 135, 137, josephsmithpapers.org; puntuación actualizada.


Resultado de imagen de ARCHES WITH STARS

MORMONES Y SECTAS. 1




Después de casi cuatro años y mas de doscientos artículos publicados, observo que el tema más demandado es el asunto relativo a las sectas.

Por ello, me propongo realizar una serie de artículos al respecto, volviendo a demostrar de manera incontestable, que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no es una secta en absoluto, ni tiene ninguna de las características de las sectas denominadas peligrosas.

Ya hace tres años toqué el tema y analicé el significado de la palabra secta, llegando a la conclusión de que solamente nos podía calificar como secta, usándola en forma peyorativa, es decir, usándola como un insulto para tratar de desacreditar la obra de la Iglesia y de sus miembros, lo que supone una declaración subjetiva e interesada.  Finalmente añadía en ese artículo una declaración de Pilar Salarrullana, la mayor experta de la historia española en sectas, que jamás nos consideró como tal.

http://mormondefender4biblia.blogspot.com.es/2014/11/son-los-mormones-una-secta.html

Hace dos años, publiqué otro artículo en que demostraba, por la aceptación institucional y religiosa de otros grupos mayoritarios, que la Iglesia es tratada como tal, y no como grupo sectario, y que es respetada por Gobiernos y Religiones, como otra cualquiera, sin la calificación peyorativa de secta, llegando a cerrar el Simposio sobre la Familia en el Vaticano, con el último discurso por el Apóstol Eyring, miembro de la Primera Presidencia.

https://mormondefender4biblia.blogspot.com.es/2015/04/mormones-y-sectas-peligrosas.html

Con relación a todo ello, reitero mi deseo de comparar las enseñanzas de la Iglesia con las características de la sectas destructivas, para poder  comprobar OBJETIVAMENTE, no subjetivamente, si podemos reunir alguna de las condiciones sectarias.

Como hay muchas y amplias publicaciones al respecto, voy a tomar, en principio, las características citadas en la Wikipedia, y analizar una por una las cinco que allí se mencionan. Si surgiera algún tema adicional o algún lector quisiera comentar alguna otra condición, gustoso ampliaré el número de artículos.

Veamos como la Wikipedia define las características de ellas.



Características[editar]
La principal característica de las sectas destructivas es su habilidad para implantar, utilizando el control mental, una personalidad gregaria en sus adeptos, provocando en la persona el llamado Síndrome disociativo atípico.[37]​ Además suelen poseer también:
  • Organización autoritaria y piramidal: no existe la democracia en ninguno de los escalones ni se permite la crítica y se inculca el destierro del pensamiento crítico.
  • Existencia de un líder, o grupo de líderes, cuya decisión es la única que cuenta. El líder controla todos los movimientos de los miembros, así como su dinero y no se somete a las mismas reglas que los seguidores. Pero el líder y los adeptos se creen el mensaje o terminan creyéndolo; mencionar que los dirigentes de segundo nivel no suelen compartir la creencia y sí el afán de lucro y poder.
  • Aislamiento de los adeptos del mundo en general y de las relaciones familiares en particular.
  • Se controla toda la información que les llega.
  • Se instala un discurso demonizador del "mundo", a la vez que se insta a los adeptos a depositar una confianza ilimitada en la secta; especialmente en los dirigentes del segundo nivel.
https://es.wikipedia.org/wiki/Secta






Resultado de imagen de greg olsen painter



Tomando pues, la primera declaración, hablaremos en esta entrada sobre el autoritarismo y la libertad de pensamiento.

Y voy a plantearlo de forma breve, porque hay muchísimos textos que podría citar, pero voy a hacer un resumen, como ilustración básica de que en la Iglesia se enseña todo lo contrario de esta característica de control mental ejercido por la sectas peligrosas.

Por supuesto que algún crítico estará pensando en este momento que pongo solo aquello que me interesa, lo cual entiendo, pero quiero desde aquí invitar a que cualquiera pueda poner otro texto, cita o escritura que vaya a favor del control mental, yo no lo conozco y creo tener algo de experiencia en el tema después de cuarenta y un años como miembro, pero reitero mi invitación a comentarios al respecto.

Sólo quiero advertir que no es lo mismo autoridad que autoritarismo, toda Iglesia, Sociedad o grupo, puede y debe ejercer una autoridad sobre sus miembros, la Biblia está llena de ejemplos y las leyes de todos los países democráticos, así es que espero no se deriven por ahí los comentarios, sino por el autoritarismo, si pueden hallarlo, claro.
Invito a discrepar.


Quiero basar mis pruebas en tres campos... Normas, Doctrina y Enseñanzas.

Las normas son la forma de hacer las cosas, que pueden variar y adaptarse a los tiempos y necesidades, pero, lógicamente, sin caer en autoritarismo.

La doctrina son los prinpicios de enseñanza en las Escrituras, y en este caso, no usaré la Biblia que es común a todos los cristianos, sino el resto de libros, considerados sagrados para nosotros.

En cuanto a enseñanzas, mencionaré las citas de algunos profetas de la Iglesia



NORMAS.-

Cito como ejemplo, algunos comentarios que aparecen en los cursos de enseñanza de la Iglesia, aunque tenemos cursos homologados para toda la Iglesia, siempre se recomienda que cada maestro ore a Dios y busque la guía del Espíritu Santo para preparar y compartir su lección, de modo que la Iglesia confía en sus miles de maestros para dar las mismas clases de forma tan diferente, que cada alumno, esté en Rusia o en Méjico, en Alemania o Argentina, pueda recibir de sus maestros, las clases inspiradas que necesiten en cada momento.




Veamos la clase de adultos de Doctrina del Evangelio, lo que sugiere.....

Escuela dominical

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar el interés

Si lo considera apropiado, utilice la actividad que se encuentra a continuación u otra de su preferencia para comenzar la lección.


O el curso de jóvenes de la Escuela Dominical......

Curso jóvenes Escuela Dominical Ven sígueme

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las siguientes ideas, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:


Resultado de imagen de greg olsen painter



DOCTRINA, 

Son enseñanzas de los Libros Canónicos, y por lo tanto, Palabra de Dios y principios que aprendemos, tanto en estudio personal, como en las clases y discursos en la Iglesia y que procuramos poner en práctica en nuestra vida.

Veamos lo que enseña el Libro de Mormón sobre la libertad de elección, como principio eterno, y el elogio de actuar y ser proactivos, en contra de recibir y ser pasivos, muy, pero que muy clarito.




2 Nefi 2

26 Y el Mesías vendrá en la plenitud de los tiempos, a fin de redimir a los hijos de los hombres de la caída. Y porque son redimidos de la caída, han llegado a quedar libres para siempre, discerniendo el bien del mal, para actuar por sí mismos, y no para que se actúe sobre ellos, a menos que sea por el castigo de la ley en el grande y último día, según los mandamientos que Dios ha dado.



Y esta cita de las revelaciones que recibió el profeta José, es una de las más claras y contundentes sobre la libertad, el ejercicio del libre albedrío y la importancia de hacer las cosas por uno mismo, porque Dios, como Padre amoroso, desea que sus hijos aprendan y actúen por sí mismos, para progresar y mejorar cada día, desarrollando los dones celestiales que cada uno poseemos.


D. y C. 58

26 Porque he aquí, no conviene que yo mande en todas las cosas; porque el que es compelido en todo es un siervo perezoso y no sabio; por tanto, no recibe galardón alguno.
27 De cierto digo que los hombres deben estar anhelosamente consagrados a una causa buena, y hacer muchas cosas de su propia voluntad y efectuar mucha justicia;
28 porque el poder está en ellos, y en esto vienen a ser sus propios agentes. Y en tanto que los hombres hagan lo bueno, de ninguna manera perderán su recompensa.
29 Mas el que no hace nada hasta que se le mande, y recibe un mandamiento con corazón dudoso, y lo cumple desidiosamente, ya es condenado.



ENSEÑANZAS,

Palabras, discursos, clases o citas de profetas y maestros en la Iglesia, que sin ser Escrituras, van de acuerdo con ellas y nos edifican y fortalecen en el conocimiento del Plan de Dios para sus hijos.

Veamos algunas palabras del primer profeta de la Iglesia, José Smith,


Poderosas palabras sobre la libertad de pensamiento, no como un derecho solamente, sino como un  privilegio como hijos de Dios.



“Consideramos que el concepto de que todos los hombres son creados iguales y que todos tienen el privilegio de pensar por sí mismos cualquier asunto relativo a la conciencia es un principio justo, uno cuya potencia toda persona debe examinar debidamente. En consecuencia, no estamos dispuestos, ni lo estaríamos si tuviéramos el poder, a privar a nadie de ejercer esa independencia de la mente que el cielo tan gentilmente ha concedido a la familia humana como uno de sus dones más selectos” 12 .




Asimismo con el ejercicio del libre albedrío, como un don celestial.


“Toda persona tiene derecho a su albedrío, porque Dios así lo ha ordenado. Él ha constituido en agentes morales a todos los seres humanos y les ha dado el poder de escoger entre el bien o el mal, de procurar lo bueno siguiendo el sendero de la rectitud en esta vida, lo que trae paz de conciencia y gozo en el Espíritu Santo aquí, y una plenitud de gozo y felicidad a Su derecha en el más allá; o de seguir un curso malo, pecando y rebelándose contra Dios, y trayendo así sobre su alma la condenación en este mundo y una pérdida eterna en el mundo por venir. Puesto que el Dios del cielo ha dejado que estas posibilidades sean optativas para todo ser humano, no deseamos privarlos de ese derecho; sólo queremos tener el papel de atalayas fieles, de acuerdo con la palabra del Señor al profeta Ezequiel (Ezequiel, capítulo 33, versículos 2–5), y dejar que los demás hagan lo que les parezca bien” 17 .

Y por supuesto, de la libertad de conciencia y de religión.


“No hay que altercar con ningún hombre a causa de su religión; y todos los gobiernos deberían permitir que toda persona practicara su religión sin ser molestada. Ningún hombre está autorizado para quitarle la vida a otro por motivo de diferencias en cuanto a la religión, la cual todas las leyes y todos los gobiernos deberían tolerar y proteger, ya fuere verdadera o falsa” 19 .
“Cultivaremos la paz y la amistad con todos, nos ocuparemos de nuestros propios asuntos y tendremos éxito y seremos respetados, porque al respetar a los demás, nos respetamos a nosotros mismos” 20 .

Resultado de imagen de cerebro abierto



Y más próximo en el tiempo, a mediados del siglo XX, el profeta David O. Mckay también enseñó al respecto, reitero, no solo como un derecho, sino como una herramienta en nuestro progreso eterno.


Lo que hagan de ustedes mismos depende de su propia persona. Están en este mundo para elegir lo bueno o lo malo, para aceptar lo bueno o ceder a la tentación, y de esa decisión dependerá el desarrollo de su ser espiritual. Eso es fundamental en el Evangelio de Jesucristo1.


***



Aunque el Señor ha creado el universo y todo lo que en él hay, “el hombre es la joya de Dios”. Ésta es sólo una manera de decir que la tierra fue creada para el hombre y no el hombre para la tierra. Dios dio al ser humano parte de Su divinidad; le dio la potestad de escoger y no hay otra criatura en el mundo que la tenga. Y así puso sobre los hombros del individuo la obligación de conducirse como un ser eterno. No es posible pensar en un don más grandioso para el hombre o la mujer que la libertad de escoger. Ustedes son los únicos responsables y, al poseer y ejercer esa libre elección, su carácter progresa, mejora su inteligencia, se acercan a la divinidad y finalmente podrán alcanzar la exaltación. Ésa es una gran obligación y pocas personas la aprecian. Los caminos están claramente demarcados: uno ofrece una existencia animal; el otro una vida abundante. Y, sin embargo, el hombre, la creación más grande de Dios, muchas veces se contenta con degradarse en el plano animal6.




Resultado de imagen de greg olsen painter

Mormones y abuso espiritual



Como ya he comentado en otros artículos, la Iglesia tiene un clero laico, para mí es maravilloso que sea así, porque nos da valor a cada uno, nos hace crecer y nos evita la 'profesionalización', creo que ese es el método perfecto para dirigir la Iglesia.

De la misma manera, en cualquier otra relación familiar o social, tenemos que vivir junto con otros y tenemos que ejercer autoridad o someternos a ella, lo que puede producir, en todos los casos citados, la parte negativa de este tema, que es el abuso espiritual.

En la familia podemos cometer muchos errores en este campo, ya que el deseo de hacer lo bueno nos puede llevar a usar métodos que son radicalmente contrarios, lo que produce que, queriendo hacer lo bueno, hagamos lo malo, y peor aún, que no nos demos cuenta de ello y por lo tanto, no podamos remediarlo.

Ya lo indicó el profeta José Smith, tal como está registra en Doctrina y Convenios.


Doctrina y Convenios 121


39 Hemos aprendido, por tristes experiencias, que la naturaleza y disposición de casi todos los hombres, en cuanto reciben un poco de autoridad, como ellos suponen, es comenzar inmediatamente a ejercer injusto dominio.


40 Por tanto, muchos son llamados, pero pocos son escogidos.
41 Ningún poder o influencia se puede ni se debe mantener en virtud del sacerdocio, sino por persuasión, por longanimidad, benignidad, mansedumbre y por amor sincero;
42 por bondad y por conocimiento puro, lo cual engrandecerá en gran manera el alma sin hipocresía y sin malicia;
43 reprendiendo en el momento oportuno con severidad, cuando lo induzca el Espíritu Santo; y entonces demostrando mayor amor hacia el que has reprendido, no sea que te considere su enemigo;
44 para que sepa que tu fidelidad es más fuerte que los lazos de la muerte.
45 Deja también que tus entrañas se llenen de caridad para con todos los hombres, y para con los de la familia de la fe, y deja que la virtud engalane tus pensamientos incesantemente; entonces tu confianza se fortalecerá en la presencia de Dios; y la doctrina del sacerdocio destilará sobre tu alma como rocío del cielo.
46 El Espíritu Santo será tu compañero constante, y tu cetro, un cetro inmutable de justicia y de verdad; y tu dominio será un dominio eterno, y sin ser compelido fluirá hacia ti para siempre jamás.


Todo esto son claves espirituales para el trato con nuestros semejantes, especialmente en la familia y en la Iglesia, que debemos considerar cuidadosamente para no caer en el abuso espiritual, que es algo serio y muy perjudicial.

Es por todo ello, que deseo compartir este magnífico y maravilloso artículo, que combina perfectamente la espiritualidad con la sicología, y nos puede enseñar muchas cosas que pueden evitarnos mucho dolor en nuestros hogares y en nuestras congregaciones.

Espero lo disfruten.





Abuso Espiritual: Cómo reconocer y detener una de las formas más comunes de abuso dentro de la Iglesia



¿Qué es el abuso espiritual y cuáles son algunas de las maneras sutiles en que podría estar entrando en la forma en que nos tratamos a nosotros mismos ya los demás?

El abuso físico rara vez es difícil de definir o reconocer. Cuando el abuso espiritual está presente, por otro lado, puede ser extremadamente difícil de averiguar lo que realmente está sucediendo, incluso cuando el dolor  es extremo. Así que vamos a definir el abuso espiritual, brillar una luz clara en él y sacarlo de la clandestinidad. Hace años, un reverenciado consejero (ahora retirado), Ed McCormack me ayudó a llegar a esta definición: Siempre que un verdadero principio se enseña sin el Espíritu, implementado con coerción, o utilizado para disminuir a otra persona y hacerles sentir que no son suficientemente buenos, eso es abuso espiritual.
He aquí un ejemplo. Una esposa que necesita seriamente reconocimiento dice: "Estoy sufriendo tanto. Necesito que me digas una cosa que te gusta de mí. "Él la mira con desdén, se acerca a su escritorio, abre el cajón superior y saca un par de hojas de papel donde había estado copiando escrituras y citas de la Liahona en una columna y en la otra evidencia de la columna para “probar” que su esposa no estaba viviendo a la altura del consejo de las Autoridades.
Cuando un niño o esposo es puesto en el nombre de la justicia, cuando el principio es verdadero, pero el espíritu es lo opuesto del amor y la caridad, la confusión y el desaliento generalmente resultan. El Hermano McCormack me señaló algunos pasajes importantes en D.y C.  50. Los estudiamos juntos, usándolos como pautas para entender el abuso espiritual. En el resto de este artículo voy a usar versos de esa sección para aclarar este principio.
De cierto os digo que el que es ordenado de mí y enviado a predicar la palabra de verdad por el Consolador, en el Espíritu de verdad, ¿lo predica por el Espíritu de verdad o de alguna otra manera? Y si es de alguna otra manera, no es de Dios " (D. y C. 50: 17-18).
El hermano McCormack señaló que la misma palabra de Dios enseñada sin el Espíritu con la intención de hacer que alguien se sienta mal o para golpear sobre ellos emocionalmente, no es de Dios; es abuso espiritual.

Por qué es vital entender este principio.
El bien y el mal son bastante fáciles de resolver, pero lo bueno que se enseña con las tácticas del adversario es difícil. La opinión del hermano McCormack es que muchos jóvenes abandonan la Iglesia porque no han encontrado el crecimiento, la libertad o la felicidad en la forma sesgada en que se presenta a veces el Evangelio.
Un ejemplo es el abuelo de mi esposo que huyó de su familia y abandonó la Iglesia cuando era un adolescente, en gran parte porque su padre le estaba golpeando consistentemente para "motivarlo" a ir a las reuniones de la iglesia. La fuerza nunca funciona para motivar a las personas a las acciones espirituales. Incluso si cumplen en el exterior, pueden estar resentidos y resistir en el interior. La coerción era el plan del diablo, y cada vez que lo usamos, nosotros votamos por su plan en vez del plan de Dios del albedrío.

La desconexión del amor del Padre Celestial es el mayor peligro.
La consejera de LDS Peggy McFarland dijo,
Con mis clientes me parece que el abuso espiritual siempre está presente cuando hay cualquier otro tipo de abuso, como abuso sexual o físico. En última instancia, el daño más grande causado por el abuso es el daño espiritual donde la víctima de abuso se empapa en una visión vergonzosa de sí mismo. Por su propia naturaleza, el abuso hace que las víctimas se sientan desconectadas del amor incondicional de su Padre Celestial por ellas, se pierdan de esta "más preciosa" de todas las cosas.
El abuso espiritual ocurre en un continuo de leve a severo dependiendo de si hay otras formas de abuso presentes. Reconocer formas sutiles de abuso espiritual ayudará a nuestros seres queridos a resistir la vergüenza que es una parte inherente de la Caída. Nos enseñan tan claramente en el templo y las escrituras que Satanás siempre quiere que nos escondamos vergonzosamente de la presencia de nuestro Padre Celestial. Es Satanás quien obliga con temor y vergüenza, más que con amor. 

Una historia verdadera que ilustra abuso involuntario y sutil de los padres
Un amigo que vive en un estado lejos del "eje" del mormonismo, es un padre totalmente concienzudo, y miembro dedicado de la Iglesia. Ella compartió la siguiente experiencia pero pidió permanecer anónimo:
Cuando nuestro hijo de 15 años comenzó a quejarse de ir a la iglesia, nos sorprendió desprevenidos. Siempre había sido un hijo muy obediente y amaba a su papá como un héroe. En lugar de tratar de entender sus preocupaciones, estábamos enojados con él y teníamos una actitud punitiva. Le dijimos que si no quería ir a la iglesia, podía quedarse en casa y hacer las tareas.
En retrospectiva, en el corazón de nuestra posición era nuestra necesidad de que todos nuestros hijos parezcan obedientes para que nos parezcamos padres exitosos. En otras palabras, nuestra motivación era el orgullo, no las cualidades amorosas que Dios describe en DyC 121, tales como "el conocimiento puro, la longanimidad y el amor no fingido". Nosotros lo reprendimos, pero no porque fuimos "movidos por el Espíritu Santo "  y no le apoyamos posteriormente con un" aumento de amor ", para asegurarnos de que él no nos estimara como su enemigo.
Un domingo me tocó  pasar a  la clase de la escuela dominical de mi hijo que se celebraba en el pasillo. Nuestro hijo estaba sentado en la parte de atrás de la clase con la silla inclinada hacia atrás y la cabeza apoyada contra la pared. Sus ojos estaban cerrados y sus escrituras estaban en el suelo. Era obvio que estaba completamente ajeno de todo lo que ocurría en la clase. Mirando hacia atrás, puedo ver que mi primera emoción fue vergüenza, que Satanás fácilmente alimentó  la ira. Más tarde, le dimos consejos por no tener sus escrituras abiertas y no prestar atención. De ninguna manera creamos un ambiente donde era seguro para él decirnos por qué él no estaba participando en su clase. El mensaje de abuso espiritual que enviamos fue que él era "malo" si no cumplía con nuestras expectativas. Inconscientemente, le enseñamos que a Dios no le importaba lo que pensaba o sentía, que su valor provenía sólo de sus representaciones religiosas.
Nuestros corazones se suavizaron sin embargo, cuando llegamos a entender las circunstancias detrás del comportamiento de nuestro hijo. Este entendimiento vino de otro padre en la sala, no de nuestro hijo. En nuestra sala había un gran grupo de chicos que habían crecido juntos desde la edad de la Primaria. Siempre habían sido buenos amigos. Sin embargo, cuando entraron a la escuela secundaria, uno de los muchachos se convirtió en el "líder de la manada" y decidió que no le gustaba a nuestro hijo. Este chico animó a todos los otros chicos a aislar a nuestro hijo del grupo, y tristemente, los otros chicos eran demasiado débiles para resistirse a esta presión de los compañeros. Uno por uno, los amigos de nuestro hijo dejaron de ser sus amigos y la iglesia se convirtió en un lugar donde se sentía rechazado y solo. Nuestro hijo no estaba cuestionando las verdades que le habíamos enseñado, sólo estaba desesperado por un amigo. 
Afortunadamente, en los últimos 20 años desde esta experiencia, nos hemos arrepentido y hemos arreglado a nuestro hijo por nuestro estilo de crianza punitiva y espiritualmente abusiva. Ambos fuimos criados en hogares donde estaba presente el maltrato físico y, en consecuencia, el abuso espiritual. Ambos necesitábamos entender cómo las "tradiciones de nuestros padres" impactaron negativamente en nuestro estilo de crianza. Como padres, sin saberlo, transmitimos la vergüenza del abuso físico y espiritual que sufrimos a nuestros hijos. Afortunadamente, a través de la consejería familiar, la retroalimentación de nuestros hijos y el sincero arrepentimiento, hemos aprendido a ser padres de una manera que refleja más el estilo de crianza de nuestro Padre Celestial.

Cómo reconocer el autoabuso espiritual.
Y otra vez, el que recibe la palabra de verdad, ¿la recibe por el Espíritu de verdad o de alguna otra manera? Si de alguna otra manera no es de Dios "( D. y C. 50: 19-20).
Incluso cuando la verdad es enseñada por el Espíritu, si la recibimos "de alguna otra manera" -a la manera del adversario- nos desanimará y nos hará sentir abatidos y miserables e inadecuados e incapaces de vivirla. De esta manera el adversario nos está tentando a abusar espiritualmente de nosotros mismos y a ser desalentados por la verdad. He hecho mucho de esto en mi vida, pero sólo recientemente reconocí el patrón como auto-abuso espiritual.
El perfeccionismo en sí mismo puede ser auto-abuso espiritual. Si tomamos la Escritura "Sed, pues, vosotros perfectos" y añadimos la palabra "ahora", la cambiamos a "las filosofías de los hombres mezclados con las Escrituras". Podemos cambiar los principios puros del Evangelio en normas miserables, imposibles de alcanzar, irreales por pensar que deberíamos actuar perfectamente en todos los sentidos en este mismo momento. Y podemos llegar a ser expertos en la autoflagelación y en la denigración, lo cual debe deleitar a Satanás, porque a través de un pensamiento tan erróneo nos estamos volviendo como él: miserable, en lugar de volvernos como Cristo: lleno de luz y esperanza. 


La fuente de la luz y la alegría.
Si la verdad es enseñada y recibida con el Espíritu, es edificante y nos regocija. Por lo tanto, ¿por qué no entendéis y no entendéis que el que recibe la palabra por el Espíritu de verdad la recibe tal como es predicado por el Espíritu de verdad? Por lo tanto, el que predica y el que recibe, se entienden unos a otros, y ambos son edificados y se regocijan juntos " (D. y C. 50: 21-22).
Si no somos edificados por lo que oímos, tampoco es la verdad o está siendo enseñado o recibido sin el Espíritu. " Y lo que no edifica no es de Dios, y es tinieblas" (D. y C. 50: 21-22).
No hay regocijo juntos en escenarios de abuso espiritual. De hecho, la oscuridad abunda. El abusador se siente justificado en su juicio negativo, injusto y tratamiento negativo, porque, después de todo, ¿no tiene "la verdad" de su lado? No importa que él está usando esa verdad como un palo para golpear en lugar de convertirlo en una antorcha o una vela para iluminar el camino. Los maltratados se sienten completamente desanimados, confundidos, trillados, incapaces de ver el camino a seguir y empiezan a ver al abusador como su enemigo. En realidad, el abusador no es el enemigo, sino que ha sido engañado y utilizado por "el" enemigo de todos nosotros para ser un instrumento de desánimo.
El llamado del Salvador al arrepentimiento, por otra parte, nunca es una acusación desalentadora; es un voto de confianza que usted puede hacer mejor, una afirmación de su valor. Él te asegura que eres amado y querido, que Él desea estar contigo. En gran amor dice: "Venid a mí".
Sólo hay una similitud entre Jesús y Satanás: El Salvador quiere que seamos como Él y que estén con Él. Así lo hace Satanás. El abuso espiritual es una de las herramientas favoritas de Satanás porque, si logra desalentar y derribar, puede atraer tanto al maltratado como al abusador en su web. Podemos evitar que la red se adhiera a la luz.
Lo que es de Dios es luz; y el que recibe luz, y permanece en Dios, recibe más luz; y esa luz crece más brillante y más brillante hasta el día perfecto. Y otra vez, de cierto os digo, y lo digo para que sepáis la verdad, para que podáis dispersar de entre vosotros tinieblas " (D. y C. 50: 24-25).
Estoy tan agradecido por la luz y la verdad y el poder del Espíritu para ayudarnos a discernir la verdad. Ruego que todos recibamos más luz y verdad en nuestras vidas, para que podamos ser edificados por la verdad y arrepentirnos cuando nos involucremos en cualquier medida de abuso espiritual para nosotros mismos o para cualquier otra persona. Este es un área de nuestras vidas que realmente es negro o blanco. Si estamos siendo edificados y edificando a otros y encontrando razón para regocijarnos juntos estamos en la luz. Si hay palabras o sentimientos desalentadores, acusatorios, críticos, no lo estamos. si el abuso espiritual está dirigido a nosotros , necesitamos pedir una bendición, ir al templo, y aumentar nuestra lectura de las Escrituras y la oración para que podamos discernir entre la verdad y el error. Si el abuso espiritual viene de nosotros, sabemos que tenemos que arrepentirnos, buscar el Espíritu y volver a estar en sintonía con la Fuente de luz y amor, paz y alegría.
Vivir por el Espíritu y evitar o arrepentirse del abuso espiritual no significa que escaparemos de la tribulación y el dolor en este reino mortal. Significa que podemos escapar de la miseria innecesaria, la esclavitud, y las artimañas de Satanás a menudo evidenciadas en el abuso espiritual. ¿No es eso motivo para regocijarse?


Nota: Peggy McFarland se mudó recientemente de Oregón a Nampa, Idaho y abrió una clínica privada allí. Se especializa en temas de niñas y mujeres, depresión, ansiedad y trauma. Ella ha tenido una amplia experiencia en el asesoramiento de personas que tienen problemas de abuso espiritual.  



Mormones y amigos otras iglesias



Hace poco, la revista digital de la Iglesia publicó una hermosa carta escrita para nosotros por una madre de otra fe, en la cual nos pedía encarecidamente que fueramos más abiertos y cercanos de lo que ella entiende que somos.

Por mi parte, le doy la razón en buena parte de su carta, ya que, por miedo, por ignorancia, por pereza, o por la razón que puedan pensar, tendemos a la endogamia emocional, es decir, nos cerramos dentro de nuestro círculo y no salimos demasiado del mismo, lo que nos puede hacer parecer lejanos o soberbios, cuando no antipáticos y orgullosos.

Esto no es así en todos los casos, yo he visto en mis cuarenta años de miembro muchas personas y familias completamente abiertas y sociables, que han tratado a todos sus semejantes como iguales, sin marcar ninguna diferencia con ellos, tratándolos como si fueran de su propia familia.

No obstante, también he visto el lado contrario y éste es el propósito del mensaje, que reflexionemos y hagamos autocrítica de nuestra forma de ser y que seamos más amables, abiertos y cariñosos con todo el mundo, buscando aquellas cosas que nos unen, no las que nos separan, que al fin y al cabo, es la enseñanza de la Iglesia y del Evangelio de Cristo.

De hecho, les cito a continuación un extracto de un manual para los jóvenes, en el que se les da consejos para vivir su juventud, y el apartado amistades, podemos leer estos consejos, sin que en ellos se mencione religión alguna, es decir, deben buscar los mejores amigos, independientemente de la religión que profesen.


Las amistades

Para la Fortaleza de la Juventud, (2011), 16–17


En cuanto lo hicisteis a uno de éstos, mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
un grupo de mujeres jóvenes

Todos necesitan buenos y verdaderos amigos, quienes serán una gran fortaleza y bendición para ti. Influirán en tu modo de pensar y actuar, e incluso ayudarán a determinar la persona que llegarás a ser. Te ayudarán a ser una persona mejor y harán que vivir el evangelio de Jesucristo sea más fácil para ti. Elige amistades que tengan los mismos valores que tú, a fin de que puedan fortalecerse y animarse mutuamente a vivir normas elevadas.

Para tener buenos amigos, sé un buen(a) amigo(a); demuestra interés genuino en los demás; sonríe y hazles saber que te preocupas por ellos. Trata a todos con bondad y respeto, y evita juzgar y criticar a quienes te rodeen. No participes en ninguna forma de intimidación o agresión. Haz un esfuerzo especial por ser amigo(a) de aquellos que sean tímidos, que se encuentren solos, que tengan necesidades especiales o que sientan que no son parte del grupo.


Por encima de todo, vuelvo a repetir, lo importante es reflexionar y mejorar, que pare eso hemos venido a esta Tierra, a progresar y para evitar dejar mal sabor de boca, fíjense en el final de la carta, en la Posdata (PS), dónde la reflexión se extiende a todo el mundo, no solo a nosotros.

Espero que lo disfruten.




Una carta a los mormones: La mamá de otra fe comparte un poderoso mensaje a los miembros


De  | 10 de agosto de 2017

Te hace pensar en la vida mormona



Lo siguiente ha sido reeditado en su totalidad con el permiso de  laughslikethunder.blog
Queridos vecinos mormones,
Habiendo vivido en Gilbert durante la mayor parte de mi vida, hemos sido visitados por muchos jóvenes, apasionados, misioneros mormones a lo largo de los años. Recientemente han estado ofreciendo su ayuda con cualquier cosa que necesitemos ayuda. Estos intercambios siempre incluyen las bromas típicas donde les agradezco su generosa oferta, y agrego que "no, no necesitamos ayuda con nada en este momento". Después de su última visita, sin embargo, cuando los jóvenes pedalearon, Me di cuenta de que tengo una solicitud. Una petición que ha estado borboteando bajo la superficie, no hablada desde hace bastante tiempo. Un deseo que comenzó a formular en mis años de escuela primaria y ha sido refinado desde que tuve hijos míos. La próxima vez que un misionero mormón pregunte si hay algo que puedan hacer por mí, voy a contestar humilde y vulnerablemente de la siguiente manera:

Por favor enseñe a sus hijos a ser inclusivos con mis niños no mormones y por favor guíelos para llevar esa inclusión a la escuela primaria, a la escuela intermedia y durante la secundaria.
Por favor anime a sus hijos a sentarse con los míos en el comedor.
Permita que sus hijos inviten a mis hijos a sus fiestas de pijamas, fiestas de cumpleaños y reuniones de fin de semana incluso después de que mi hijo haya dejado claro que él o ella no está interesada en asistir a la actividad, seminario o iglesia con su familia.
Por favor, permítale a su hijo adolescente que vaya con la mía a bailes escolares, eventos atléticos y cenas de grupo confiando en que al igual que usted, mi esposo y yo hemos hecho lo mejor que sabemos como educar a un adolescente que sabe lo correcto y lo incorrecto.

Por favor, den la bienvenida a mis hijos a sus hogares y permitan que sus hijos visiten los nuestros.

Por favor, reflexione sobre el hecho de que los adolescentes pasan la mayor parte de sus horas de vigilia comparándose con sus compañeros, por lo que cuando reconocen que nunca sería "aceptable" salir con su hijo o hija o ser el mejor amigo de su hijo o hija, En el mejor de los casos, dañan su delicada autoestima.
Por favor, recuerde sus años más jóvenes cuando su objetivo principal era ser amado y aceptado como quien era sin tener que fingir que era alguien diferente.
Por favor, entiendan que la fe de mis familias también enfatiza la importancia de amar a los demás, darnos a nosotros mismos, perdonar a aquellos que nos han ofendido y buscar el perdón cuando hacemos lo correcto y nos alejamos del mal, buscando una relación con Dios, pasando tiempo en Oración y vivir una vida inspirada por Jesús.

Por favor apoye a sus hijos en tener conversaciones abiertas, vulnerables, honestas, transparentes, amorosas, amables y aceptadas con mis hijos acerca de lo que creen y por qué. De hecho, mientras nuestros hijos están teniendo esa conversación "adulta", también espero entrar en esta profundidad de compartir con ustedes ... el padre Mormón.
Por favor sepa que yo sostengo a su niño en el mismo aspecto que cualquier otro niño que comparte la fe de mi familia o que no prescribe a ninguna religión en absoluto. Su hijo es especial, y hermoso, y digno de mi amor y cuidado sin importar doctrina o teología.
Por favor, crean que veo nuestras diferencias como una oportunidad para crecer juntos en la aceptación amorosa. Dios no nos llamó a tolerar a nuestros vecinos. Yo los amo y les doy la bienvenida, su familia y su fe, porque todos somos hijos de Dios hechos a Su imagen. Su fe es un componente importante de lo que usted es, y usted es la creación de Dios con dones y belleza y un alma que tiene la capacidad de transformar positivamente mi vida con cada encuentro.


A medida que estas esperanzas para mis hijos se derraman, me doy cuenta de que estos son los mismos anhelos que tuve cuando era demasiado joven para expresarlos y siguen siendo anhelos para mí ahora. Me gustaría conocer a mis vecinos mormones. Me gustaría que compartiéramos nuestras celebraciones y lamentáramos nuestras pérdidas juntas. Me gustaría entablar relaciones profundas con ustedes que nos permitan celebrar nuestras diferencias y levantarnos unos a otros, en lugar de juzgarnos mutuamente en silencio de la calle o la valla del patio trasero. Quisiera que abrazamos y compartamos cenas, bromas de texto, y vayamos al cine, tengamos fiestas en la piscina, discutiéramos política, lloraríamos y reiríamos y viviríamos juntos. Estos deseos nunca se han expresado porque nunca me sentí lo suficientemente importante para expresarlos,
Durante décadas he sentido una división invisible pero palpable entre mi familia y nuestros vecinos mormones ... un criterio silencioso que ha dicho, "no podemos estar tan cerca ... no podemos caminar esta vida juntos con demasiada frecuencia, no podemos Ser amigos íntimos a menos que compartamos la misma fe. "Quiero derribar esta barricada y abolir este destructor silencioso de compañerismo. Me temo que estamos perdiendo amistades valiosas y la comunión de cambio de vida entre nosotros, ya que permitimos que la religión segregara nuestras vidas.

No somos tan diferentes. Nuestros hijos no son tan diferentes. Todos vivimos en un mundo hermoso y roto haciendo lo mejor que podemos con lo que tenemos. Con la inclusión y la aceptación podemos aligerar la carga mutua y amarnos unos a otros a través del arrepentimiento. Todos somos seres humanos dañados, así que seamos dañados juntos. A medida que nuestras piezas fracturadas se ensamblan, nos transformaremos en un magnífico y vasto tapiz de tonos y unidad vibrantes ... podemos tejer nuestros corazones en una comunidad de "nosotros" ... hilos dinámicos de almas sobrevivientes que se extienden para alcanzar a cada uno, amar a cada uno Otros, se entienden ... permanecen fieles a nosotros mismos mientras se apoyan unos a otros. Amado y cariñoso! ¡Totalmente perteneciente!
Sinceramente,
Renee '(su vecino esperanzado)

PS.-  No estoy proponiendo que los mormones sean el único grupo religioso que pueda recibir una petición comparable a ésta, o que esto se aplica a cada mormón. Tampoco estoy asumiendo que yo misma no me beneficiaría leyendo las mismas palabras y aplicándolas a mi vida con respecto a otro grupo o un "otro", un "extraño". Creo que cada religión y cada denominación podría Beneficio de ser más inclusivo, pero escribo esta carta en relación con mis propias experiencias y recuerdos y las preocupaciones que tengo para mis hijos. Mi esposo judío / agnóstico podría escribir una carta idéntica, basada en su historia, y simplemente cambiar el saludo a Queridos cristianos o Queridos católicos italianos. Todos podemos admitir que se siente bien pertenecer a un grupo, pero con demasiada frecuencia es a expensas de vivir una vida libre de aquellos que son diferentes de nosotros, Y creo que esto es una tragedia. Es agotador localizar correctamente y permanecer constantemente en las buenas gracias del "club" derecho en estos días. Raza, origen étnico, religión, orientación sexual, género, afiliación política, estado socioeconómico, vecindario, estado, costa, país, profesión, y la lista de maneras que grabamos la línea invisible sigue y sigue. Encuentro que cuando trato demasiado de pertenecer a un grupo en particular, pierdo de vista la visión de Dios para mi vida, la cual comienza con amar a "otros" como El me ama. Somos creados para la comunidad, y creo que nuestras vidas siempre serán más ricas si realmente seguimos el mandamiento de Dios de amar a nuestros vecinos como a nosotros mismos. Oro para que Dios nos dé el coraje de derribar muros, la fuerza para construir puentes, y la gracia de amar sin clasificadores. ¡Ruego que mis hijos crezcan amados y cariñosos!


Comentarios y comentarios pueden enviarse a comments@ldsliving.com