Translate

martes, 29 de septiembre de 2015

Mormones y Plan de Salvación.


Quiero, en esta entrada, compartir el amor de un Padre Amoroso hacia todos sus hijos, todos, sin excepción, somos hijos de Dios y El nos ama de una forma que no podemos entender, aunque nos rebelemos contra El, aunque no lo comprendamos, aunque incluso le maldigamos por los males del mundo, El, en su infinito amor, preparó desde antes de la Fundación del mundo, un Plan de Felicidad o Plan de Salvación, para que todos sus hijos pudiéramos progresar y venir a este mundo para aprender y crecer y poder volver algún día a su Presencia.

Es evidente que no todos lo van a conseguir, pero El no se deleita en el sufrimiento de sus hijos, sino que, incluso para sus hijos mas rebeldes ha preparado un Reino de Gloria que no admite descripción, por lo que, evidentemente, los mormones no creemos en el Infierno, por lo menos no en la manera que cree el resto de la cristiandad, aunque ese es un tema que aún tengo pendiente de desarrollar en otro artículo.

Ya he hablado de algunos temas aquí expuestos, y aun me quedan otros por desarrollar, pero antes quiero que tengamos un bosquejo claro y sencillo del Plan de Salvación que Dios ha preparado para todos nosotros.

De esta manera, podemos tener una idea mas clara de cual es el propósito de la vida, de nuestra relación con Dios y de la importancia de nuestra vida terrenal en todo el periodo de nuestra existencia, que es eterna. Somos seres eternos, hijos de un Padre Eterno y con una naturaleza y destino divinos.

Espero que este pequeño esquema y resumen, les pueda ayudar a entender y comprender el propósito y la obra de Dios para con nosotros, sus hijos, tal como lo expresó al profeta Moisés.

39  Porque, he aquí, ésta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre.




El Plan de Salvación


Dios, El Padre de nuestros espíritus creó un plan para que todos llegáramos a nuestro mayor potencial, y obtuviéramos felicidad eterna. El Plan de Salvación es una enseñanza trascendental en el Mormonismo que se le reveló a José Smith. Los mormones usan este plan para explicar el propósito de la vida. Este plan revela tres preguntas esenciales que se han intentado contestar a través de lo siglos.
  • ¿Dónde vivíamos antes de nacer?
  • ¿Cuál es el propósito de nuestra vida?
  • ¿Hay vida después de la muerte?

La Vida Premortal

¿Fuimos creados de la nada y sin propósito? Es difícil considerar que somos un resultado de la evolución, con la habilidad de pensar, razonar, sentir, progresar, y amar. Los mormones creen que fuimos creados de otra forma, y que existíamos antes de esta vida mortal. Somos creados a la imagen de Nuestro Padre, por la autoridad de Dios, para ser seres especiales, y recibir cuerpos sagrados. Fuimos creados con el propósito de ser felices, aprender, y obtener sabiduría, y para vivir por las eternidades con Dios. 

la Creación

Parte del Plan de Salvación era obtener un cuerpo físico y vivir en un mundo de prueba. Se creó un hogar temporal para los hijos de Dios; este lugar es donde estamos actualmente, la tierra.
La Doctrina Mormona enseña que fue Jesucristo, quien bajo la dirección de Dios el Padre, formó y organizó la tierra, dividió la luz de las tinieblas para hacer el día y la noche. Formó el sol, la luna y las estrellas; separó las aguas de la tierra firme para formar mares, ríos y lagos. Hizo que la tierra fuera hermosa y productiva; y formó el césped, los árboles, las flores y otras plantas de todo tipo, que contenían semillas de las cuales podrían crecer nuevas plantas. 

Adán y Eva

Adán y Eva fueron las primeras personas en entrar al mundo que Jesucristo había creado. En la Iglesia Mormona se enseña que por medio de revelación moderna podemos saber que Adán y Eva eran hijos escogidos de nuestro Padre Celestial. Ellos fueron escogidos para la misión especial de traer el estado mortal al mundo, siendo los primeros padres de todo el género humano. 

La Caída de Adán y Eva

Los Santos de los Últimos Días (Los mormones) creen que debido a que Adán y Eva comieron del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, el Señor los sacó del Jardín de Edén al mundo como se conoce ahora. Sus cuerpos también cambiaron. En el Jardín eran inmortales y vivían sin dolor, y en inocencia completa. Pero al participar del fruto sus cuerpos cambiaron a un estado mortal. 

La Vida Mortal (La Vida Terrenal)

La Vida Mortal o la Mortalidad es el tiempo que tenemos en la tierra, desde que nacemos hasta que partimos por medio de la muerte física. Los mormones enseñan que esta vida no solo es nacer y morir pero tiene un propósito eterno y es parte del Plan de Salvación. Este plan fue creado antes de la fundación del mundo y todos los hijos de Dios lo escucharon. 

La Muerte

La Muerte significa una separación. Hay dos clases de muerte: una es la muerte espiritual, y es la separación espiritual de la presencia de Dios a causa del pecado, y la segunda es la muerte física. Ésta última sucede cuando el espíritu se separa del cuerpo mortal, el cuerpo muere pero el espíritu sigue viviendo. Por medio de Jesucristo todos podremos vencer la muerte fisica, y vencer la muerte espiritual por medio de la obediencia a los mandamientos. 

EL Mundo de los Espiritus

Muchas personas se preguntan si hay vida después de la muerte. Quieren saber donde están sus familiares que han fallecido, lo que están haciendo, y lo que les espera a ellos mismos. Los mormones enseñan que el plan de salvación fue preparado antes de la fundación del mundo. Parte de este plan era de venir a la tierra, obtener un cuerpo de carne y huesos, el cual es mortal y puede morir en cualquier momento. Al morir el cuerpo y el espíritu se separan, el cuerpo es enterrado, y el espíritu va a un lugar llamado el Mundo de los Espíritus. 

La Resurrección

Tarde o temprano todos vamos a morir. Nuestro cuerpo y espíritu se separarán por un corto tiempo. La reunión de estos dos se llama la resurrección. En las escrituras se explica, “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho” (1 Corintios 15:20.) 

El Milenio

Entre las enseñanzas de la Doctrina Mormona se encuentra el reinado de Cristo sobre esta tierra, a lo que llaman El Milenio. Este tiempo será de mil años donde el Señor mismo gobernará y será un reinado de paz, amor y gozo, donde se revelará toda verdad; no habrá guerras ni enfermedades y el hombre vivirá en amistad con todo el reino animal. Este período de tiempo iniciará con la Segunda Venida del Salvador, éstos serán los últimos mil años de la existencia temporal de la tierra. 

El Juicio Final

A menudo en las escrituras se habla del juicio final, cuando compareceremos ante Dios y seremos juzgados por nuestros hechos durante nuestra vida mortal. Este juicio es parte del plan de salvación que nuestro Padre Celestial creó para la felicidad eterna de sus hijos. La Biblia enseña en el libro de Apocalipsis 20:12 lo siguiente:
Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. (otras referencias incluyen: Doctrina y Convenios 76:111, 1 Nefi 15:32, Abraham 3:25-28). 

Los Tres reinos de gloria

La enseñanza de la morada final del hombre es una de las enseñanzas que marca la diferencia entre los mormones y las demás iglesias. Hay dos cosas que la Expiación de Jesucristo hizo para el género humano. El privilegio de resucitar se les da a todos los hijos de Dios sin excepción alguna. La segunda es la oportunidad de vencer al mundo y su inmundicia, El Juicio Final decidirá a que grado obedecimos y nuestra recompensa. Hay 4 lugares que vamos a poder heredar para toda la eternidad según nuestras obras. 


Los Mormones


martes, 22 de septiembre de 2015

Mormones, Jehová es Jesucristo



Espero que les resulte interesante saber que, gracias a las revelaciones modernas, sabemos sin ninguna duda, que Jehová, en el Antiguo Testamento, es Jesucristo en el Nuevo.

Cabe aclarar que el nombre de Jehová se puede leer también como Yavhé.

Hasta donde yo conozco, la mayoría de las iglesias cristianas identifican a Jehová con el Padre, nunca con el Hijo, y si bien, la mayoría no le da demasiado importancia a este tema, otros sí se lo dan, y yo, particularmente, creo que es un tema importante porque tiene que ver con nuestra adoración y de saber a quien servimos, adoramos y seguimos, tal como lo explicó nuestro Señor Jesucristo

Juan 17

Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Teniendo esto en cuenta este versículo,  veamos en quien basamos nuestra fe y comprobemos, por la propia Biblia, que esto es realmente cierto, ya que nuestra vida eterna puede depender de ello.

Voy a hacer un análisis de las diferentes cualidades y atributos que se le atribuyen a Jehová, y demostraré que ellos son exclusivos del Hijo, es decir, corresponden a Jesucristo como Hijo de Dios y no al Padre Eterno, padre de Jesús y padre nuestro.



SALVADOR Y REDENTOR.

Isaías 49

26 Y a los que te oprimen haré comer su propia carne, y con su propia sangre serán embriagados como con vino; y conocerá toda carne que yo, Jehová, soy tu Salvador y tu Redentor, el Fuerte de Jacob.

1 Timoteo 1

 Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, el Señor Jesucristo, nuestra esperanza,

Lucas 2

11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

Todos sabemos que el único Salvador que tenemos es Jesucristo, el Hijo de Dios, solamente Él pagó por nuestros pecados en Getsemaní y murió por nosotros en la cruz del Calvario. Esta sola escritura debería ser suficiente para identificar a Jesús con Jehová, pero aún hay mas.



CREADOR DE LA TIERRA.

Génesis 2

Éstos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día en que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos,

Juan 1


 En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.
 Éste estaba en el principio con Dios.
 Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho.

Hebreos 1


Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por medio de los profetas,
 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien, asimismo,hizo el universo,


Es evidente que Jehová es el Creador y tanto el apóstol Juan como el apóstol Pablo identifican a Cristo como Creador del cielo y la tierra, por lo que es irrefutable que Cristo era Jehová. Pero sigamos que aún hay más.




AGUA DE VIDA EN EL DESIERTO.

Exodo 17


Y Jehová dijo a Moisés: Pasa delante del pueblo y toma contigo algunos de los ancianos de Israel; y toma también en tu mano tu vara con que golpeaste el río, y ve.
 He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrá de ella agua, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel.

1 Corintios 10 


 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron por el mar;
 y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar;
 y todos comieron el mismo alimento espiritual;
 y todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

Esta comparación no es casual, Pablo, sabiendo quien era Jehová, utiliza el símil de la roca que tocó Moisés para dar de beber al pueblo de Israel, para identificarla con Cristo, pues eran la misma cosa.


Después de analizar los atributos, voy a analizar las circunstancias o hechos que relacionan directamente a Jehová con el Hijo, Jesucristo.


EL SIGNIFICADO DE JEHOVÁ, YO SOY.

Éxodo 3

 14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros.

Juan 8


 56 Abraham, vuestro padre, se regocijó de que vería mi día; y lo vio y se regocijó.
 57 Le dijeron entonces los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?
 58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY.
 59 Tomaron entonces piedras para arrojárselas, pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue.

Es muy significativo porque Jesús, ante los incrédulos y pérfidos fariseos, les dijera claramente quien era El y no tuviera temor de decirlo con toda franqueza.  Recordemos que Jehová significa Yo Soy y que Cristo dijo que El, era Yo soy, por lo que se identificó con Jehová.

Si alguien piensa que es una interpretación personal, solo tienen que ver la reacción de los fariseos en el versículo 59, que al pronunciar esa palabra, quisieron apedrearlo, castigo que entonces se reservaba a quienes pronunciaban dicho nombre.



LAMENTO POR JERUSALÉN

Mateo 23

37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

Isaías 31

 Como las aves que vuelan, así defenderá Jehová de los ejércitos a Jerusalén, defendiendo, librando, protegiendo y rescatando.

Jeremías 8


Les dirás asimismo: Así ha dicho Jehová: El que cae, ¿no se levanta? El que se desvía, ¿no vuelve?
 ¿Por qué es este pueblo de Jerusalén rebelde con rebeldía perpetua? Abrazaron el engaño; no han querido volver a mí.

Todos sabemos que Jehová enviaba profetas a Jerusalén en el periodo del Antiguo Testamento y muchas veces Jehová se lamentó de que no le escucharan a El ni a sus profetas, por ello Cristo en Mateo 23, se lamenta de las veces que, como Jehová, quiso salvar y proteger a los habitantes de la santa ciudad.



Para finalizar, analizaré la CAPACIDAD que tiene Jesucristo para haber sido el Dios del Antiguo Testamento, conocido entonces como Jehová, ya que muchos podrán pensar que, a pesar de las evidencias anteriormente expuestas, Cristo no tuvo la capacidad de ser Dios antes de su existencia terrenal, así es que veamos sus capacidades divinas y corroboremos que Cristo era  Jehová.



LA TRANSFIGURACION

Mateo 17


 Y después de seis días, Jesús tomó consigo a Pedro, y a Jacobo y a Juan, su hermano, y los llevó aparte a un monte alto;
 y se transfiguró delante de ellos; y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.
Y mientras él aún hablaba, he aquí una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; a él oíd.



Jesucristo siempre ha sido Dios y en este episodio, podemos ver su divinidad al transfigurarse ante sus Apóstoles, mostrar toda su gloria y poder,  y recibir a profetas de la antigüedad y entregar ellos las llaves del Sacerdocio para sus Apóstoles.



LA TRINIDAD

Esta doctrina ya la he explicado en dos ocasiones, pero es importante.

Aunque no creemos en la trinidad clásica, sí que sabemos que hay tres personajes que son Dios, aunque separados físicamente, unidos en voluntad y propósito, y Cristo, como Hijo, SIEMPRE, ha sido Dios, y por lo tanto, fue Jehová en el tiempo del Antiguo Testamento.

Cristo tiene el mismo poder que el Padre

Juan 1

14 Y el Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Cristo es un ser separado del Padre

Hechos 7


55 Pero Esteban, estando lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios,
 56 y dijo: ¡He aquí, veo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios!

Cristo es Dios como el Padre en gloria

Juan 17

Ahora pues, Padre, glorifícame tú en tu presencia con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.

Cristo es Dios como el Padre en autoridad

Mateo 28

18 Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.


Como vemos, no hay duda  CAPACIDAD de ser JEHOVÁ, la tuvo y la tenía para serlo, y el último punto, que es muy importante, es el tratamiento del HIJO HACIA EL PADRE.

Hay que resaltar también que, en el Antiguo Testamento, la palabra JEHOVÁ,  aparece, según versiones, mas de CINCO MIL veces, mientras que en el Nuevo Testamento, no aparece NINGUNA, absolutamente ninguna, esto es muy significativo.... y lógico, puesto que en este momento, Jehová es Jesucristo y no se le va a mencionar como Padre, cuando no lo es....  y ni siquiera Cristo se dirige al padre nunca como Jehová, sino, simplemente como Padre.


JESÚS LLAMO PADRE A DIOS

Para finalizar  HECHOS QUE HACEN IMPOSIBLE QUE EL PADRE SEA JEHOVA

Cuando enseñaba...

Juan 

 28 Salí del Padre y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo y voy al Padre.

Juan 20 

17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; pero ve a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

Cuando oraba....

Mateo 6

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada tu puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público.
 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

Cuando hacía milagros...

Juan 11

41 Entonces quitaron la piedra de donde el muerto había sido puesto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy porque me has oído.

Cuando estaba clavado en la cruz....

Mateo 27

46 Y cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: ¡Elí, Elí!, ¿lama sabactani? Esto es: ¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has desamparado?

Esta, para mi, es la mas clara, puesto que al nombrar al Padre con su nombre propio, le llama Elí, no Jehová, porque Jehová era El, Jesucristo

Elí es una abreviatura de Elohim, pero ese es otro tema.....
אלחימ    esto pueden verlo https://es.wikipedia.org/wiki/Elohim

Queda pues claramente demostrado, sin ninguna duda, que Jehová es Jesucristo y ambos son el HIJO del Padre Eterno, nuestro Padre y nuestro Dios, como el Hijo, es nuestro Salvador y nuestro Dios.





martes, 15 de septiembre de 2015

Libro de Mormón, el tiempo da la razón.

  Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:

Cuanta razón tiene el Eclesiastés.. el tiempo todo lo pone en su sitio.

En este tiempo de prisas y certezas, queremos saber las cosas y queremos saberlas  ¡ YA !, pero a veces, es necesario el paso del tiempo para ver, con perspectiva, la realidad de las cosas, y esperar, esperar con fe, con fe genuina, no fe ciega, sino con fe viva, esperar en el Señor el tiempo necesario para que todas las cosas se puedan manifestar.  Por lo que el tiempo se vuelve el mejor tamiz de la verdad, ya que éste, dará la razón o la quitará a toda obra humana o Divina.

Esto pasa con el Libro de Mormón, cuando se publicó no se conocía ABSOLUTAMENTE NADA, de lo que se relataba en él, en cuanto a los pueblos, tradiciones, edificaciones, historia y características de sus personajes, pero el tiempo ha ido dando la razón y demostrando muchas de las cosas que en él se narra.

Por supuesto, aún queda mucho por comprobar, pero hay tanto comprobado y demostrado, que las pruebas son irrefutables y contundentes sobre su veracidad histórica.

He publicado en este mismo blog, muchos artículos de Historia y Arqueología que demuestran que el El Libro de Mormón es un relato verdadero, aunque lo más importante, es que millones de Santos de los Últimos Días testificamos que es un Texto Sagrado, es decir, es la PALABRA DE DIOS.

Hace poco leí el artículo que les acompaño y me encantó lo claro y sencillo que resulta creer en el Libro de Mormón, sobre todo, por el paso del tiempo, y recuerden, amigos/as, que aún vamos a ver muchas mas pruebas en el futuro.....



Written by John Hilton III, BYU


"Te agarramos", o por lo menos eso creían.

La gente ha criticado el Libro de Mormón por décadas. De hecho, los primeros artículos criticando el Libro de Mormón salieron antes de que fuese publicado. Es interesante ver las críticas que la gente ha hecho sobre el Libro de Mormón en el pasado y como las investigaciones modernas han demostrado que esas críticas no son validas.

Por ejemplo, en 1929 Heber J. Grant, en ese entonces el presidente de iglesia, dijo:
Cuando era soltero, un hombre que acababa de graduarse de médico me ridiculizó por creer en el Libro de Mormón. Él dijo que una de las mentiras del Libro de Mormón era que la gente construía sus casas con cemento y que eran muy hábiles en el uso de cemento. Él dijo que nunca habían encontrado, ni encontrarían una casa construida de cemento por un habitante antiguo de este país, porque la gente de esa época no sabía nada sobre el cemento. A su parecer eso era suficiente para que cualquier persona dudara del libro. Yo le dije: 'Eso no afecta mi testimonio en lo más mínimo. Leí el Libro de Mormón en oración y le supliqué a Dios por un testimonio en mi alma y corazón, y lo he aceptado y creído en el con todo mi corazón'. Y también le dije: 'Si mis hijos no encuentran casas de cemento, espero que mis nietos sí las encuentren'. (en Conference Report, April 1929, 129 - traducción no oficial)

¡Imagínese! En 1929, cuando el presidente Grant dio ese discurso, no existía ninguna evidencia de que la gente en la antigua América utilizaban cemento, sin embargo se hace mención en el Libro de Mormón (véase Helamán 3:7). Como usted puede ver, ciertas personas justificaban sus críticas con ese dato.

Sin embargo, los eruditos han descubierto recientemente que el cemento sí se utilizaba en América antiguamente. Cimientos de edificios, incluyendo templos, hechos de cemento han sido descubiertos en varios lugares; así que el presidente Grant tenía razón. ¿Recuerda lo que él dijo? "'Si mis hijos no encuentran casas de cemento, espero que mis nietos sí las encuentren". Ese argumento que la gente usaba antes para decir que el Libro de Mormón era mentira, ahora es una evidencia de su veracidad.  . . Porque ¿cómo podía saber José Smith que existía el cemento en América en la antigüedad? Esa es una evidencia sólida del Libro de Mormón.  (¿Entendió?  "Sólido", como el cemento. Bueno, ese fue un chiste malo. . . continuemos).

En muchas ocasiones los escritores anti-mormones han dicho: "El Libro de Mormón no puede ser verdad porque. . ." solo por ciertas evidencias que más adelantes se comprobaron falsas. Echemos un vistazo a varias de esas acusaciones.

Alma

Dos personas en el Libro de Mormón se llamaban "Alma". Cuando estaba en la escuela secundaria la única vez que escuché el nombre Alma fue hablando del Libro de Mormón. Pero cuando fui a la misión conocí a una mujer que se llamaba Alma. Pensé que era gracioso que una mujer se llamara Alma, pero después me enteré de que el nombre "Alma" es un nombre de mujer común en español. De hecho, algunas de las personas que enseñé en la misión pensaron que era gracioso que en el Libro de Mormón "Alma" era un nombre masculino.

Críticos del Libro de Mormón acusaron a José Smith de usar el nombre "Alma" en el Libro de Mormón sin darse cuenta de que era un hombre de mujer; tratando de desmentir el Libro de Mormón. Sin embargo, en la década de los sesenta un erudito judío (no SUD) consiguió un documento fechado en los tiempos de Lehí. Uno de los nombres en el documento era (ya lo adivinó), Alma, el hijo de Judah. ¡Así que el nombre Alma sí era masculino en hebreo! ¡No es posible que José Smith hubiese sabido esto!

La tierra de Abundancia


Nefí dice que cuando su familia viajaba en el desierto llegaron a un lugar con muchas frutas, que quedaba cerca de las montañas, y tenía suficiente madera y metales para construir un barco y también era un buen punto de partida para llevar el barco al mar (vease 1 Nephi 17:6, 7, 16; 1 Nephi 18:8).  "Sí cómo no", varios críticos dijeron. "¿Dónde vas a conseguir todo eso en el desierto arabesco?  ¡Ese lugar no existe!"

No obstante, sí existe un lugar en la Península Arabesca que cumple con esas características. Nefí dice que su familia salió de Jerusalén y se dirigió a las orillas del Mar Rojo. Asombrosamente, siguiendo esa misma ruta hoy en día uno llega a un lugar llamado W#257;d#299; Sayq. Este lugar, al igual que otros lugares, va de acuerdo con la descripción de la tierra de Abundancia que dio Nefi. Piense en lo maravilloso que es esto. Hace veinte años la gente no creía que un lugar como este existía y criticaron el Libro de Mormón. Pero ahora sabemos que si existía, y aún existe. ¡Una vara más!

La cebada

La cebada es un grano similar al trigo que ha existido en el Medio Oriente desde hace siglos. También existe en América; sin embargo, el en siglo XIX los eruditos creían que los europeos habían traído la cebada a América y que no había existido antes de Colón.

Como se puede imaginar, varias personas se burlaron del Libro de Mormón por mencionar la cebada. "No puede ser verdadero" decían. Pero en 1983 una revista de ciencia reportó el descubrimiento de la cebada en el continente americano -- una cebada con fecha previa a la época de Cristóbal Colón -- así que la cebada sí existía en América antes de la llegada de los europeos. Está es otra situación en la que los críticos del Libro de Mormón tuvieron que comerse sus palabras. (¿Entendió?  "Comer" cuando estamos hablando de la cebada. Bueno, no es tan gracioso. Hay algo en este capítulo que me da por hacer chistes malos. El próximo ejemplo será el último).

Los elefantes

En las escritura solo se le hace mención a los elefantes en un versículo, Éter 9:19. Dice con respecto a los jareditas: "Y también tenían caballos. . . y había elefantes y curelomes y cumomes".
Como ya usted sabrá, hay elefantes en África y Asia, pero no en América. Una vez más, los críticos dijeron: "el Libro de Mormón no puede ser cierto". Pero (una vez más), las investigaciones de los eruditos muestran evidencias acerca de los elefantes, o una especie cercana que sí habitaba en América aproximadamente en los tiempos de los jareditas.

Y vemos de nuevo que, algo que anteriormente demostraba que el Libro de Mormón era falso, ahora provee más evidencia de la veracidad del Libro de Mormón.

El cemento, Alma, la tierra de Abundancia, la cebada y los elefantes, cinco ejemplos de cosas que la gente decía para ridiculizar el Libro de Mormón y que ahora han sido validadas por los eruditos contemporáneos. Este es un punto clave porque en el futuro alguien le dirá que: "El Libro de Mormón no es verdadero por tal y tal cosa".

Para mí, el principio más importante en este capítulo es: "solo porque el Libro de Mormón menciona algo que parece no ser real (como los elefantes), no quiere decir que el Libro de Mormón sea falso".

Al igual que Heber J. Grant, si nos encontramos con preguntas para las cuales no tenemos respuestas, digamos: "¡Si mis hijos no encuentran casas de cemento, espero que mis nietos sí las encuentren!"


Fuentes adicionales
Para obtener mayor información sobre el cemento: Cement in the Book of Mormon por Robert R. Bennett. Disponible en:
http://farms.byu.edu
Para mayor informacion acerca de Alma: Evidences of the Book of Mormon por Daniel C. Peterson.  Disponible en:
http://farms.byu.edu
Para mayor información sobre la cebada: Barley and Wheat in the Book of Mormon por Robert R. Bennett
http://farms.byu.edu
Para mayor información sobre elefantes
http://en.fairmormon.org/Book_of_Mormon/Anachronisms/Animals/Elephants
(Foto tomada por Mormonism and Freemansonry, por Anthony W Ivins, p 227).
Otras fuentes importantes sobre evidencias del Libro de Mormón que una vez fueron usadas para criticar el Libro de Mormón:
http://www.fairwiki.org/index.php/FAIRwiki:Table_of_contents#Anachronisms.3F



John Hilton III es un profesor de religión con títulos de pedagogía de las universidades de Brigham Young y Harvard.
- See more at: http://soymormon.org/index.php/edureligiosa/item/134-te-agarramos-o-por-lo-menos-eso-creian#sthash.CNrwliP6.dpuf