Translate

martes, 2 de mayo de 2017

Mormones y abuso infantil 2




La semana pasada surgió la noticia en los medios de comunicación argentinos sobre la denuncia de un Obispo mormón de un pedófilo, el cual le había confesado en caso en una entrevista confidencial.

Esto une dos temas bastante delicados, como es el abuso sexual de menores y su denuncia a las autoridades policiales, así como el denominado 'secreto  de confesión', que resulta de guardar la confidencialidad de las confesiones que un miembro de la Iglesia puede realizar a su Obispo.

En este caso, el dilema moral que tuvo que valorar el Obispo fue la repercusión de dicha confesión en la victima, una niña de 13 años y la valentía que demostró dicho Obispo en declarárselo a su madre y juntos denunciarlo a la policía.

Las normas de la Iglesia de Jesucristo son claras al respecto y es que primero hay que proteger a la victima sobre cualquier otra consideración, incluso la confidencialidad de una confesión privada, lo que realizó este Obispo con valor y determinación.

Hay varias consideraciones al respecto, pero en los dos artículos que les acompaño se expresan con mucha claridad, a fin de que puedan valorarlo y opinar al respecto.

Como he oído que algunos dudaban de la veracidad de la noticia, les adjunto uno de los artículos de TN noticiero de Argentina, que da una versión interesante de la noticia.

Además les paso otro artículo sobre este tema de un blog de un miembro de la Iglesia, que analiza el secreto de confesión y el abuso sexual de menores con unos matices muy interesantes.




El motivo por el que el obispo mormón rompió el secreto de confesión y denunció a un abusador sexual


Un representante de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días adelantó que emitirán un comunicado oficial con la posición de ese credo.
El caso de un obispo mormón que violó el secreto de confesión, luego de que un fiel le confesara que había abusado de su hijastra, reabrió el debate acerca de los límites de la creencia religiosa y los alcances de la ley. En TN, un representante de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días explicó en qué se basó el religioso para hablar con la mamá de la víctima, pese al dilema ético que enfrentaba.
"Se les enseña a los obispos que la primera responsabilidad que tienen es la de proteger a la víctima, la segunda es de responsabilizar al agresor y después viene la protección del secreto de confesión. El problema central no es qué hacemos con el obispo sino con la víctima", dijo Alfredo Salas, responsable de Relaciones Institucionales del credo mormónico. Más allá de este caso puntual, el representante de la iglesia aclaró que la guarda del secreto de confesión es similar al de la Iglesia Católica y que su violación encierra una complejidad moral y jurídica.
Salas explicó que si la ley del país o Estado obliga a denunciar el delito, la congregación se apegará a la ley. "El obispo, una persona experimentada intentará persuadir que el atacante deponga su actitud. No es algo automático que se va a denunciar. El obispo tratará, como forma de enmienda, que el atacante se arrepienta y vaya por sus propios medios a la Justicia". El representante adelantó que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días emitirá un comunicado oficial sobre los hechos de público conocimiento.

El caso

Tras escuchar en confesión que uno de los miembros de la iglesia del barrio de Vélez Sarsfield abusaba de su hijastra de 13 años, el obispo le contó lo que estaba sucediendo a la mamá de la víctima. Juntas, madre e hija, radicaron la denuncia ante la oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
En primera instancia, la defensa del acusado sostuvo que esa denuncia no podía tomarse como prueba porque se trataba de un secreto de confesión. Pero en las últimas horas los camaristas avalaron la prueba ya que consideraron que la nena seguía en riesgo y lo tomaron como una justa causa.
tn.com.ar/.../el-motivo-por-el-que-el-obispo-mormon-rompio-el-secreto-de-confesion...









Aquí el otro artículo con opiniones muy interesantes.








En la última semana, mucho se ha hablado de este caso, en el cual se ha descrito por televisión y prensa escrita que un obispo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no guardó un secreto de confesión y delató a un hombre que había cometido el pecado de abuso sexual a una menor de 13 años. Al Obispo le preocupaba que el crimen pudiera seguir repitiéndose por lo que decidió que era el momento de acudir a comunicarlo a la madre de la menor. Esto fue lo que hizo y luego, madre e hija llevaron la denuncia a las autoridades civiles. El agresor huyó del país hacia Paraguay.

Élder Alfredo Salas, líder de Área de la Iglesia en Argentina dijo a TN: "Se les enseña a los obispos que la primera responsabilidad que tienen es la de proteger a la víctima, la segunda es de responsabilizar al agresor y después viene la protección del secreto de confesión. El problema central no es qué hacemos con el obispo sino con la víctima...
El obispo, una persona experimentada, intentará persuadir que el atacante deponga su actitud. No es algo automático que se va a denunciar. El obispo tratará, como forma de enmienda, que el atacante se arrepienta y vaya por sus propios medios a la Justicia".

Y en este caso, no se trataba de un crimen pasado y eventual que podría descartarse en el presente como un "borrón y cuenta nueva", sino de un crimen que podría estar en ejecución continua aún o que podría haber reincidencia próxima. Esta es quizás la causa algo subjetiva, al no existir reglas fijas, que llevó al Obispo a tomar la decisión.

Cabe señalar que en la iglesia católica se habla de secreto de confesión, y violar este sacramento supone la excomunión del sacerdote. En la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se habla del concepto de "confidencialidad", y no es un sacramento. Este deber de mantener información resguarda incluye a obispos, sumo sacerdotes, y cualquier otro líder la Iglesia que se vea involucrado en entrevistas, consejos disciplinarios u otros eventos en que exista confesión o declaraciones íntimas o privadas. Todos los líderes se esfuerzan por guardar este compromiso. En este caso, podríamos concluir que el Obispo consideró oportuno traspasar el voto de confidencialidad, a favor de proteger a la menor de 13 años de ataques que podrían venir, y considerando prudente que su madre tenía que saberlo.

http://enlacemormon.blogspot.cl/2017/04/por-que-obispo-mormon-violo-secreto-de.html









2 comentarios:

  1. Hizo lo que debía. No es un simple pecado. Y transgrecion..es una delito!! Y allí ya entra la ley ..es una pena que estas cosas pasen en la iglesia. Pero no puede ni debe ocultarse. Es mi sentimiento. ������un abrazo para todos!!

    ResponderEliminar
  2. Oí la noticia, fue en Argentina, estoy de acuerdo con la decisión del obispo, eso ya no es solo un pecado, es un delito a toda regla.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario es bien recibido si se hace con respeto y educacion. Los comentarios que no cumplan estas sencillas normas seran borrados.