Translate

martes, 14 de marzo de 2017

Libro de Mormón. Geografía y Cataclismos.

Volcán de Fuego, Guatemala.


Volviendo a uno de mis temas favoritos, las pruebas irrefutables que vengo presentando de que el Libro de Mormón es un registro antiguo y no un invento del siglo XIX, aquí quiero presentar otra prueba sólida, que junto con las tradiciones mayas, el recibimiento de Moctezuma a Hernán Cortes, las estelas mayas, las calzadas mayas, la construcción con cemento en Mesoamérica o las Fortificaciones de las ciudades Mayas, son solo unos pocos ejemplos incuestionables que los pueblos relatados en el Libro de Mormón, coinciden a la perfección en muchos puntos con las culturas precolombinas de Centroamérica.

En esta ocasión quiero presentar un relato de 3 Nefi, sobre una serie de cataclismos ocurridos al tiempo de la muerte de Jesucristo en Palestina, que se presentó en sus tierras como graves desastres climáticos y terrestres, que por su descripción, podemos identificar como relacionados con erupciones volcánicas, terremotos, tormentas  y huracanes.

Veamos la descripción y comprobemos lo anteriormente expuesto.




3 Nefi 8

Y sucedió que en el año treinta y cuatro, en el cuarto día del primer mes, se desató una gran tormenta, como jamás se había conocido en toda la tierra.
 Y hubo también una grande y horrenda tempestad; y hubo terribles truenos de tal modo que sacudían toda la tierra como si estuviera a punto de dividirse.
 Y hubo relámpagos extremadamente resplandecientes, como nunca se habían visto en toda la tierra.
 Y se incendió la ciudad de Zarahemla.
 Y se hundió la ciudad de Moroni en las profundidades del mar, y sus habitantes se ahogaron.
 10 Y se amontonó la tierra sobre la ciudad de Moroníah, de modo que en lugar de la ciudad, apareció una enorme montaña.
 11 Y hubo una destrucción grande y terrible en la tierra del sur.
 12 Pero he aquí, hubo una destrucción mucho más grande y terrible en la tierra del norte; pues he aquí, toda la faz de la tierra fue alterada por causa de la tempestad, y los torbellinos, y los truenos, y los relámpagos, y los sumamente violentos temblores de toda la tierra;
 13 y se rompieron las calzadas, y se desnivelaron los caminos, y muchos terrenos llanos se hicieron escabrosos.
 14 Y se hundieron muchas grandes y notables ciudades, y muchas se incendiaron, y muchas fueron sacudidas hasta que sus edificios cayeron a tierra, y sus habitantes murieron, y los sitios quedaron desolados.
 15 Y hubo algunas ciudades que permanecieron; pero el daño que sufrieron fue sumamente grande, y muchos de sus habitantes murieron.
 16 Y hubo algunos que fueron arrebatados por el torbellino; y nadie sabe a dónde fueron a parar, solo saben que fueron arrebatados.
 17 Y así quedó desfigurada la superficie de toda la tierra por motivo de las tempestades, y los truenos, y los relámpagos, y los temblores de tierra.
 18 Y he aquí, las rocas se partieron; fueron despedazadas sobre la superficie de toda la tierra, de tal modo que se hallaron hechas pedazos, y partidas y hendidas, sobre toda la faz de la tierra.


Evidentemente, podemos comprender que hubo una suma de cataclismos relacionados con erupciones volcánicas, con fuego, lava y polvo en suspensión, así como temblores de tierra enormes, que pueden ser provocados por las mismas erupciones o terremotos, así como se unen tempestades terribles de proporciones huracanadas.

Ahora, para comprobar que Mesoamérica es la tierra donde se desarrollaron las culturas narradas en el Libro de Mormón, debería pues, ser una tierra propicia a sufrir este tipo de fenómenos telúricos y climáticos, lo que queda claramente ilustrado en los artículos y mapas que les acompaño, que además, hacen particularmente exacta dicha tierra para recibir ambos fenómenos naturales, ya que se encuentra en una de las dos zonas mundiales de huracanes y tempestades, a la vez que forman parte del círculo de fuego del Pacífico, con una enorme cantidad de volcanes y una terrible historia de erupciones y terremotos asociados.

Esto, a mi entender, no hace más que reforzar la veracidad e historicidad del Libro de Mormón, puesto que Mesoamérica se convierte en una de las pocas zonas que puede combinar el azote de estos dos fenómenos naturales, tal como hemos leído en 3 Nefi.




Aquí vemos el mapa de huracanes y tifones de la Tierra, siendo el Caribe y Mesoamérica una de las zonas más castigadas del Planeta.





Aquí una pequeña relación del estado mejicano de Veracruz sobre los fenómenos climáticos a través de la Historia en Mesoamérica.


Scripta Nova
REVISTA ELECTRÓNICA DE GEOGRAFÍA Y CIENCIAS SOCIALES
Universidad de Barcelona.
ISSN: 1138-9788.
Depósito Legal: B. 21.741-98
Vol. X, núm. 218 (15), 1 de agosto de 2006 
TRAYECTORIAS HISTÓRICAS DE LOS CICLONES TROPICALES QUE IMPACTARON EL ESTADO DE VERACRUZ DE 1930 AL 2005

Mario Gómez Ramírez
Académico de la Licenciatura en Geografía
 Universidad Veracruzana

Los ciclones tropicales son fenómenos de carácter oceánico que interaccionan con la capa atmosférica y la magnitud de la fuerza que llegan a generar sus vientos, los hace sumamente de alto riesgo. La población asentada a lo largo de las costas y el espacio insular del territorio nacional, han tenido conocimiento de los embates que causan los ciclones tropicales.

En República Mexicana los grupos prehispánicos de Mesoamérica como totonacas, olmecas y los mayas, entre otros, que habitaron la cuenca oriental del Golfo de México y Mar Caribe tuvieron conocimiento de los fenómenos de imponente fuerza como son los ciclones tropicales. “Es fácil comprender cuán intensas han de ser las emociones que en los seres humanos despierta el huracán. Y cuán atentos han estado siempre a los presagios que lo anuncian, a sus insólitas expresiones, a sus tremebundas furias y a los medios capaces de propiciar las fuerzas sobrenaturales que lo movían”. (Ortiz, 1984, p. 46).

..//..

El espacio costero tropical, está expuesto a la vulnerabilidad de los fenómenos naturales, algunos aún son impredecibles, mientras que otros, es posible atender su predicción, además de contar con cierto tiempo para alertar a la población y tomar las previsiones necesarias en situaciones de riesgo, como ocurre con los ciclones tropicales.

El impacto de un ciclón tropical causa cambios en el paisaje, entre estos se encuentran los correspondientes a los asentamientos humanos, a las distintas actividades económicas que se desarrollan en cada sitio y lo severo del daño, se acentúa en la transformación que sufre la estructura conformada por la sociedad.

Los ciclones tropicales son fenómenos cíclicos y su intensidad con la que impacta, depende de la fuerza de sus vientos. Asimismo, las repercusiones que genera, se traducen en daños como son las inundaciones por las precipitaciones intensas, vientos violentos, mareas de tormenta de altura considerable, damnificados, entre otras, y que sirven a las personas de parámetro, para catalogar la magnitud del fenómeno. El desastre, es el término más elocuente para designar las tragedias y relevancia que causan los fenómenos naturales como son los que generan los ciclones tropicales.

http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-218-15.htm








Aquí  tenemos el mapa de las cadenas volcánicas, siendo Mesoamérica una de las zonas de mayor concentración volcánica.

También una relación, impresionante, por cierto, de los enormes y temibles volcanes de Guatemala, cuna de la civilización Maya.






VOLCANES DE GUATEMALA

En Guatemala existen aproximadamente 288 volcanes o estructuras idenficadas como de origen volcánico, de éstos solamente 8 tienen reportes de actividad en tiempos históricos, y 4 son los más activos actualmente. Por su estructura todos son del tipo estratovolcán, con excepción del Santiaguito que es una secuencia de cuatro domos de lava dacítica, pero sólo unos 37 de ellos son reconocidos oficialmente como "volcanes"por la Federación Nacional de Andinismo reconoce y el Instituto Geográfico Nacional reconoce 32.

Los 32 volcanes de Guatemala, unidos a las cuatro fallas tectónicas, convierten al país en una zona sísmica. A través de la historia, los volcánes han estado unidos a acontecimientos importantes, como lo han sido los traslados de la ciudad capital de Guatemala. Los volcanes están colocados en el territorio a escasos 50 Km del Océano Pacífico, sobre la Sierra Madre. Los cuales a su vez consitituyen un atractivo turistico y aquí hacemos mención a los más importantes de estos.

También hay que decir que de los 32 volcanes reconocidos hay de los cuales 3 están activos, Fuego, Pacaya y Santiaguito la mayor parte del tiempo.

Guatemalan volcanoes in altitude order (1 is the tallest). Size in meters.

1. Tajumulco 4,220 10. Cerro Quemado 3,197 19. Alzatate 2,050 28. Ipala 1,650
2. Tacana 4,092 11. Tolimán 3,150 20. Suchitán 2,042 29. Ixtepeque 1,292
3. Acatenango 3,976 12. San Pedro 3,020 21. Quetzaltepeque 1,904 30. Monterrico 1,285
4. Santa María 3,772 13. Cuxliquel 3,050 22. Tecuamburro 1,840 31. Cerro Redondo 1,267
5. Agua 3,766 14. Chicabal 2,900 23. Jumaytepeque 1,815 32. Las Víboras 1,070
6. Fuego 3,763 15. Pacaya 2,522 24. Chingo 1,775 33. Amayo 1,044
7. Zunil 3,542 16. Santiaguito 2,500 25. Tahual 1,716 34. Culma 1,027
8. Atitlán 3,537 17. Jumay 2,176 26. Cruz Quemada 1,690
9. Siete Orejas 3,370 18. Tobón 2,087 27. Moyuta 1,622

Fuente: Maps of Guatemala José Monzón Sierra

http://guatemalavolcanes.blogspot.com.es/



Volcán de Pacaya, Guatemala


1 comentario:

  1. Muy acertado la cronología que has supuesto. ..Es realmente.muy Probable. Qué pueda ser ..Una especie de testimonio. Porque la similitud de los fenómenos. .Tengan relación. Ya eruditos de religión a dado y estudiado regiones y muchas coinciden con estos lugares. Qué artículo valioso!! Me lo quedo!!����
    Marina

    ResponderEliminar

Cualquier comentario es bien recibido si se hace con respeto y educacion. Los comentarios que no cumplan estas sencillas normas seran borrados.