LA RESTAURACION DE LA IGLESIA PRIMITIVA DE CRISTO, 1ª parte



   Lo primero que tenemos que considerar es que Dios no cambia (Hebreos 13:8), y por lo tanto utiliza el mismo modelo para comunicarse y guiar a los seres humanos, entre otras cosas, para que no seamos engañados, y para que podamos confiar en Su palabra. De tal forma, siempre ha hablado al hombre, desde la antigüedad, por medio de sus siervos los profetas y siempre El ha llamado a personas fieles para revelarles Su Voluntad. De ello se deduce que, si siempre ha hablado a los profetas, luego habló por medio del Hijo y éste nombró y autorizó a apóstoles que cuidaran de su pueblo, en estos últimos días, más que nunca, necesitamos la guía y el consejo de Dios.
 Puesto que Cristo organizó una Iglesia y nombró oficiales en ella, tuvo que haber una pérdida de autoridad y revelación, a la cual llamamos la Gran apostasía, que ya profetizaron los propios Apóstoles (Hechos 20: 28-30; 2 Timoteo 3: 1-5, Amós 8: 8-12), así como también era necesaria una Restauración de todas las cosas en los postreros tiempos (Hechos 3: 19-21).

1.- LA COMUNICACIÓN DE DIOS CON EL HOMBRE EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

   Tenemos docenas de pasajes en los que leemos como Dios habló en la antigüedad con los profetas, ejemplos como Noé, Abraham, Jacob, José, Moisés, Josué, Isaías, Daniel…. Nos cuentan como recibían revelación divina y se comunicaban con Dios. Año tras año, generación tras generación, desde Adán hasta Malaquías, podemos ver como tenían una relación personal con Dios y se comunicaban con Él. El modelo está claro y bien definido y las Escrituras destacan la fiabilidad del método, para poder ejercer la fe en Dios y distinguir la verdad del error. La pregunta es ¿Si Dios no cambia, por qué ha de cambiar su método? Aparte de lo dicho, examinemos algunas escrituras que lo corroboran

Amós 3

 4 ¿Rugirá el león en el bosque sin haber presa? ¿Dará el leoncillo su rugido desde su guarida sin haber apresado algo?
 5 ¿Caerá el ave en la trampa, en la tierra, sin haber cebo? ¿Se levanta la trampa de la tierra si no se ha atrapado algo?
 6 ¿Se tocará la trompeta en la ciudad, y no se alborotará el pueblo? ¿Habrá algún   mal en la ciudad que Jehová no haya  hecho?
 7 Porque no hará nada Jehová el Señor  sin que  revele su secreto a sus siervos los  profetas.
8 Si ruge el león, quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, quién no profetizará?

   Nótese la hermosa alegoría que lleva al versículo 7, cuya promesa es que Dios no hace nada, sin revelarlo a los profetas, y si Él no cambia, siempre hacen falta profetas.

¿ Por qué son tan necesarios?

Proverbios 29

18  Sin profecía, el pueblo se desenfrena,
pero el que guarda la ley es bienaventurado.

   Como vemos, necesitamos profetas para conocer la voluntad de Dios y sus leyes para que podamos obedecerlas y ser felices y prepararnos para la eternidad.

   La siguiente pregunta seria la más importante ¿ hoy en día, no son necesarios?. Eso voy a intentar responder ampliamente, pero en el antiguo testamento hay unos versículos que son sumamente significativos al respecto.

Joel 

2:28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 
2:29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. 
2:30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. 
2:31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. 
2:32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.


   Aquí claramente está hablando de los últimos días, y se dice con mucha claridad que iba a derramarse el espíritu sobre nosotros y se iban a abrir  los cielos con diferentes manifestaciones celestiales, revelaciones, visiones, sueños, etc. Todo ello  resalta el orden y continuidad del método de Dios, en el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y en estos últimos días.


2.- NECESIDAD DE PROFECIA, REVELACION E INSPIRACION DIVINAS.

   Además de lo anteriormente expuesto, hay algunos versículos que pueden recalcar la necesidad imperiosa de tener revelación de Dios, tanto antes como ahora

Juan 

17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. 

   Está aquí claro que nuestra salvación depende de que conozcamos a Dios,  ¿cómo podemos hacerlo?

Apocalipsis 

19:10 Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

   Aquí vemos claramente como para obtener un testimonio (conocimiento espiritual) de Jesús, necesitamos tener el espíritu de profecía, osea, el espíritu de revelación, por lo que deduzco que a menos que tengamos un conocimiento personal de Cristo por medio de revelación personal, difícilmente podemos conocerlo bien y por tanto, hacer su Voluntad y obtener la vida eterna.
 Ahora veamos un ejemplo que corrobora lo anterior y ejemplifica la necesidad de la revelación personal.

Mateo 

16:15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?
16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
16:17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 

   Sorprendente que Pedro, el Apóstol que caminaba al lado de Cristo y vio todos sus milagros necesitara una revelación del Padre....  ¡  Pero ésa es la clave ! , todos necesitamos revelación para conocer a Dios.
Ni aun habiéndolo conocido en vida era suficiente (aparte de todos los que lo vieron y lo negaron y aun crucificaron).
Por lo que nosotros ahora, a pesar de tener las Escrituras, necesitamos también un conocimiento espiritual, una revelación personal, por eso necesitamos revelación, tanto personal, como a través de profetas, para organizar y dirigir Su Iglesia en estos últimos días.
De hecho, Cristo mismo enseñó el QUÉ y el CÓMO, el qué ya sabemos que por revelación, y el cómo, lo explica Él mismo en Juan 14

14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 

   Por lo tanto, SOLO por medio del Espíritu Santo podemos aprender y retener el conocimiento Celestial y conocer a Cristo para nuestra Salvación.
Aprender, significa, sentir el Espíritu para conocer a Dios y recordar o retener, pienso que es eso es COMPRENDER LAS ESCRITURAS, no interpretándolas a nuestro antojo, sino siendo comprendidas por revelación del Espíritu, tal como se expresa en la 2ª Epístola de Pedro

1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 
1:20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 
1:21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.



Continuará....


3 comentarios:

  1. Quizá sería últil recalcar que a veces se habla de "profetas" como sinónimo de "misioneros" y no como la persona elegida por el Señor para recibir revelaciones para un grupo de personas. Por ejemplo, pienso que las escrituras de Joel que citas pueden referirse a eso (independientemente de que el Espíritu del Señor se derrame abundantemente). En cualquier caso, la necesidad de un profeta en estos últimos días así como la necesidad de recibir confirmaciones espirituales (testimonios) es muy grande, sobretodo en un mundo lleno de tanta confusión y maldad entre los hombres.

    Ahora bien, yo planteo la siguiente pregunta: ¿Por qué piensas que hay personas que no reciben respuesta a sus oraciones para llegar a saber algo a pesar de orar con insistencia? Por ejemplo, alguien que se sienta bien leyendo las escrituras, que sienta alivio e incluso algunas respuestas, pero que quiera llegar a tener un conocimiento más preciso sobre su veracidad. Conozco más de un caso así.

    Víctor C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victor por tu comentario, la verdad es que tienes razon, aunque ese será otro tema para un nuevo artículo, pero es que es sencillo, un profeta no es mas que una persona que recibe revelación y todos nosotros podemos recibirla igual, asi es que, el principio es el mismo, por eso la profecía es un don del Espiritu que no se restringe solo a un profeta, sino que es para todos los miembros de la iglesia verdadera de Cristo, tal como lo expresó Pablo en la 1ª epistola a los Corintios...

      14:1 Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.

      Eliminar
    2. Con respecto a la segunda parte de tu comentario, la pregunta es muy seria y muy real, y la respuesta no esta muy clara. Mi opinion es que el recibir revelación depende de nuestra 'sensibilidad espiritual' y que ésta se va adquiriendo con tiempo, fe, esperanza y perseverancia, y algunos no están dispuestos a 'trabajar' esos dones... sin embargo, otros parecen tenerlo de forma natural y les resulta muy sencillo, no recuerdo una escritura en la Biblia para explicarlo, pero sí recuerdo una en el Libro de Mormon que quizas lo explique muy claro y tiene que ver con nuestra vida preterrenal, está en Alma 13

      3 Y ésta es la manera conforme a la cual fueron ordenados, habiendo sido llamados y preparados desde la fundación del mundo de acuerdo con la presciencia de Dios, por causa de su fe excepcional y buenas obras, habiéndoseles concedido primeramente escoger el bien o el mal; por lo que, habiendo escogido el bien y ejercido una fe sumamente grande, son llamados con un santo llamamiento, sí, con ese santo llamamiento que, con una redención preparatoria y de conformidad con ella, se dispuso para tales seres.

      4 Y así, por motivo de su fe, han sido llamados a este santo llamamiento, mientras que otros rechazaban el Espíritu de Dios a causa de la dureza de sus corazones y la ceguedad de su mente, cuando de no haber sido por esto, hubieran podido tener tan grande privilegio como sus hermanos.

      5 O en una palabra, al principio se hallaban en la misma posición que sus hermanos; así se preparó este santo llamamiento desde la fundación del mundo para aquellos que no endurecieran sus corazones, haciéndose en la expiación y por medio de la expiación del Hijo Unigénito, que fue preparado;

      Espero haber podido responder correctamente. Gracias de nuevo y un abrazo fraternal.

      Eliminar

Cualquier comentario es bien recibido si se hace con respeto y educacion. Los comentarios que no cumplan estas sencillas normas seran borrados.